Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Consumo energético 14 jun 2017

Reformas en el hogar ante la llegada (anticipada) del calor o del frío

Las previsiones meteorológicas apuntan –un año más– a que el verano será más caluroso de lo habitual en España. Ante las altas temperaturas, que ya se están notando, invertir en algunas sencillas reformas para el hogar permitirá aislarlo del calor, evitando sucumbir al aire acondicionado tan a menudo. Pero no hay que perder de vista que esas reformas suelen servir también para combatir el frío.

¿Y si amplias la hipoteca para reformar tu casa?

Cuando en ocasiones se viven unos días de intenso calor, superando sobradamente los 30 grados en muchos puntos de su geografía, hay que pensar más allá de los ventiladores y el aire acondicionado. También con la llegada de olas de frío, no deberíamos apostar todo a la utilización de la calefacción. Y es que existen otras alternativas para mantener nuestra casa un poco más fresca o caliente. La reforma de ventanas, suelo o paredes es muy recomendable, ya que supondrá una inversión a medio y largo plazo al reducir la factura eléctrica o del gas ante esas vicisitudes:

Mejorar la eficiencia de las ventanas

Las ventanas son elementos en los que se produce una gran pérdida energética en los edificios. Por eso, una buena opción para favorecer el bienestar térmico es instalar el doble acristalamiento. También ayuda la colocación de vidrios especiales, que dejan pasar la luz del día y reducen la cantidad de calor solar.

Aislar el suelo

Existen materiales que ayudan a mejorar el aislamiento térmico en los suelos, como los llamados “suelos secos”, que evitan considerablemente las pérdidas energéticas. Otra posibilidad son los suelos sobreelevados, un sistema que se emplea en muchas oficinas y que funcionan creando una cámara de aire que actúa como aislante.

Acondicionar paredes y techos

Aislando paredes y techo se pueden disminuir los gastos en refrigeración. Por ejemplo, algunos edificios cuentan con un sistema de doble muro y con una cámara de aire en medio a la que se le puede inyectar material aislante que protege el interior de las altas temperaturas. Otras opciones son las pinturas especiales o las láminas de materiales como el PVC.

Instalar persianas y toldos

Aunque parezca una opción rudimentaria y bastante obvia, poner un toldo en la terraza o jardín puede minorar la temperatura varios grados. Las persianas de aluminio térmicas son también una opción interesante y fácil de instalar.

Este tipo de reformas suponen un desembolso que conviene considerar como una inversión. Calcular un presupuesto previo es fundamental, así como saber que existen soluciones de financiación para conseguir la liquidez necesaria para llevarlas a cabo:

  • Ampliar la hipoteca: el préstamo hipotecario puede modificarse, es decir, pueden negociarse las condiciones con el banco. De esta forma, se puede incrementar el importe y disponer así de más fondos.

Otras historias interesantes