Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cuenta de resultados 30 jul 2020

Resultados de BBVA: siete claves para entender las cuentas del primer semestre de 2020

El Grupo BBVA ganó 636 millones de euros en el segundo trimestre, más del doble que el resultado registrado entre enero y marzo sin incluir el impacto del fondo de comercio de EE. UU., gracias al esfuerzo de anticipación de saneamientos como consecuencia de la crisis del COVID-19 en el primer trimestre del año. En un contexto muy complejo por la pandemia, el Grupo BBVA ha demostrado la fortaleza de su beneficio antes de provisiones durante el segundo trimestre de 2020, con un crecimiento del margen neto del 17,6% interanual en euros constantes. “Enfrentamos esta crisis desde una posición de fortaleza, gracias a la resistencia de nuestros ingresos, nuestra sólida posición de capital y liquidez, nuestro modelo de negocio diversificado y nuestras capacidades digitales. Asimismo, destaca la fuerte generación de capital en el trimestre”, señaló Onur Genç, consejero delegado de BBVA.

El beneficio sin extraordinarios de BBVA alcanzó 928 millones de euros en el primer semestre, en un entorno sin precedentes marcado por la profunda crisis económica generada por el impacto del COVID-19. Este resultado es un 57,8% inferior al registrado un año antes en euros constantes (-62% en corrientes), debido a las dotaciones para saneamientos y provisiones derivadas de la pandemia. Incluyendo el deterioro del fondo de comercio de Estados Unidos que tuvo lugar en el primer trimestre de 2020, el banco registró un resultado atribuido negativo de 1.157 millones de euros entre enero y junio.

Ingresos típicos del negocio bancario. El margen de intereses de BBVA experimentó un crecimiento robusto en el primer semestre, con un alza interanual del 4,5% a tipos de cambio constantes (-3,2% a tipos corrientes) hasta 8.653 millones de euros. Las comisiones netas se vieron impactadas por una menor actividad minorista, especialmente en tarjetas, derivada del confinamiento por la pandemia. En total, alcanzaron 2.301 millones en el primer semestre (-1,7% en constantes, -6,8% en corrientes). Destaca la buena evolución del resultado de operaciones financieras (ROF), que avanzó un 419,7% en el segundo trimestre en tipos constantes (+341,5%, en corrientes), gracias fundamentalmente a las ganancias por coberturas de tipo de cambio y al incremento en los resultados generados en casi todas las áreas de negocio.

Margen neto y eficiencia. Durante el segundo trimestre se produjo una fuerte contención de los gastos de explotación, hasta 2.594 millones de euros (-4,9% a tipos constantes, -12,1% en corrientes). En el conjunto del semestre descendieron un 1,5% en constantes (-6,2% en corrientes). Esta contención de los gastos y la fortaleza de los ingresos de carácter recurrente impulsaron el margen neto un 19,2% a tipos de cambios constantes (+7,6% en corrientes) hasta 6.533 millones de euros entre enero y junio. En este contexto, el ratio de eficiencia descendió 389 puntos básicos desde diciembre de 2019, hasta el 45,8%, y las ‘mandíbulas’ operativas se mantuvieron en positivo.

Indicadores de riesgo. BBVA ha experimentado una mejora sustancial en el coste de riesgo, que se situó en el 1,51% entre abril y junio, frente al 2,57% en el primer trimestre. La tasa de mora y de cobertura se mantuvieron estables en el 3,7% y el 85%, respectivamente.

Solvencia. El ratio de capital CET1 ‘fully loaded’ del Grupo BBVA se situó en el 11,22% a 30 de junio de 2020, frente al 10,84% de cierre de marzo. Esta mejora de 38 puntos básicos, en uno de los mejores trimestres de la historia, se produjo gracias a una mayor contribución de los resultados en el trimestre junto con una mejora en la evolución de los mercados. BBVA se encuentra en la parte alta del rango que marca su objetivo  -mantener un colchón sobre su nuevo requerimiento de ratio CET1 ‘fully-loaded’ (actualmente en el 8,59%) de entre 225 y 275 puntos básicos-.

Financiación sostenible. Durante el primer semestre BBVA emitió el primer bono social COVID-19 de una entidad financiera privada en Europa y primer CoCo (bono contingente convertible en acciones) verde de una entidad financiera en el mundo.

Respuesta ante el COVID-19. Para ayudar a sus clientes a superar la crisis provocada por la pandemia, el banco realizó cuatro millones de moratorias de crédito, un 9% de la cartera total de préstamos, durante el primer semestre de 2020. Asimismo, facilitó 20.000 millones de euros en nuevas líneas de crédito con avales públicos.

Avances en Transformación. La digitalización de BBVA siguió acelerándose durante el segundo trimestre, debido a la situación de confinamiento en muchas de las geografías.  Los clientes digitales suponen ya un 60% del total, y los clientes móviles, un 56%. Las ventas digitales, medidas en unidades, representaron el 66% en el segundo trimestre.

Otras historias interesantes