Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Educación financiera 12 sep 2017

¿Qué hay que saber antes de invertir en fondos mutuos?

Un fondo mutuo es un vehículo de inversión que capta dinero de los inversionistas, lo coloca en una bolsa común y lo invierte de manera diversificada en una serie de instrumentos como acciones, bonos y otros activos. En el sistema financiero peruano la mayoría de los bancos ofrece este producto, cuya operativa es bastante sencilla.

Los ejemplos simples sirven para explicar muy bien cómo funcionan. El siguiente caso permite tener una idea de lo que se conoce como objetivo de inversión en fondos mutuos: si una persona acaba de tener un bebe, tiene buenos ingresos y piensa ahorrar para los gastos escolares que se avecinan en unos años, una buena opción es invertir en fondos mutuos de largo plazo.

En cambio, si esa persona planea comprar mucha ropa de bebe en los próximos meses, su alternativa es elegir un fondo de muy corto tiempo. En ambos casos, el padre o la madre tiene un objetivo claro de inversión: gastos escolares o mucha ropa de bebe. Esa información es vital para determinar el plazo del fondo mutuo que más le conviene e, incluso, algunos expertos consideran que el plazo es más importante que el monto que se tiene previsto invertir inicialmente. “A mayor plazo recomendado de la inversión, la rentabilidad potencial tenderá a ser más alta”, refiere Javier Swayne, gerente de BBVA Asset Management Continental SAF.

Tolerancia al riesgo

Una vez identificados el objetivo de inversión y el plazo, el siguiente paso es saber hasta dónde estamos dispuestos a exponer nuestro dinero. Eso se conoce como capacidad de afrontar riesgos. Usualmente los fondos mutuos invierten en tres clases de activos: depósitos de ahorro y a plazos; deuda de empresas y gobierno (papeles de corto plazo y bonos), y acciones de empresas.

En Perú la mayoría de inversionistas en fondos mutuos son bastante conservadores y su aversión al riesgo es alta. Es decir, eligen fondos con mayor porcentaje de instrumentos de corto plazo que no tienen volatilidad, una pequeña parte en bonos y nada en acciones. Rinden poco, pero los consideran más seguros. Un fondo de riesgo moderado se compondrá de un porcentaje menor en acciones y mayor en bonos.

Si uno quiere ser más agresivo para acceder a un mayor rendimiento colocará casi el 100% en acciones, pero en este caso debe tomar en cuenta que los fondos mutuos son una alternativa de inversión que depende de la volatilidad de los instrumentos en los que invierte, por lo que exige a sus partícipes tener paciencia y mantenerse firmes en la inversión hasta que reditúe ganancias.

No especular con la moneda

Como los fondos mutuos permiten invertir en soles o dólares, el consejo unánime es que si los gastos e ingresos de una persona se encuentran en soles, se debe ahorrar en soles. En cambio, si una persona tiene parte de sus gastos en dólares, sería prudente que parte de sus ahorros estén en dólares también. Lo que no se recomienda es especular con el tipo de cambio.

Por otra parte, es importante saber que los fondos mutuos permiten entrar y salir de la inversión sin mayores trabas, pero que tienen plazos de permanencia sugeridos y que incumplirlos puede generar penalidades. En tanto, las comisiones que cobran las gestoras de los fondos mutuos corresponden a una tasa porcentual anual del patrimonio del fondo, por lo que el valor o precio de cada fondo mutuo y, por ende, su rentabilidad ya incluye esta comisión.

Una vez definido el objetivo de inversión, el plazo y la tolerancia al riesgo, uno puede elegir entre los más de 100 productos de fondos mutuos que existen en el mercado peruano y que se catalogan según el perfil de riesgo del inversionista. Al contratarlos lo ideal es no tener miedo, respetar los plazos y ajustarlos con los objetivos para obtener los rendimientos esperados.

Otras historias interesantes