Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Planificación> Seguros 19 mar 2019

¿Es obligatorio tener un seguro para una mascota? Prevé posibles imprevistos

mascota-seguro-obligatorio-bbva-recurso

Para muchas personas una mascota es un miembro más de la familia que aporta cariño y estabilidad, pero que, lógicamente, no está exenta de necesidades, cuidados específicos y una atención adecuada. Aunque pueda parecer que solo necesitan comida y asistencia veterinaria, también están expuestos a sufrir enfermedades, accidentes u otros tipos de incidencias. Disponer de un seguro puede evitar desequilibrios en la salud financiera de las cuentas familiares.

En España existen más de 29 millones de mascotas, de los que la mitad son perros y gatos, según  la Asociación Nacional de Fabricantes de alimentos para animales de compañía.

Se calcula que aproximadamente el 40% de las familias tienen, al menos, una mascota, según los datos de la Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía (AMVAC). Sin embargo, apenas un 2% dispone de un seguro específico, más seguramente por el desconocimiento de los propietarios acerca de su existencia que por otro motivo. Algo paradójico si se tiene en cuenta que el Código Civil contempla de manera muy clara que “el poseedor de un animal es responsable civil de los daños que cause, aunque se le escape o extravíe”.

Asegurar a canes y felinos no es obligatorio en nuestro país salvo en el caso de razas peligrosas, donde es imperativo a nivel estatal contratar una póliza aseguradora de responsabilidad civil. Las razas que oficialmente son catalogadas de esta manera son ocho: Rottweiler, Dogo Argentino, Pit Bull Terrier, Staffordshire Bull Terrier, American Staffordshire Terrier, Fila Brasilero, Tosa Inu y Akita Inu.

Para cualquiera de ellas, se debe disponer de una licencia renovable cada cinco años que se otorga siempre que el dueño cumpla con una serie de parámetros:

  1. Ser mayor de edad
  2. Acreditar capacidad física y psicológica para su cuidado
  3. No tener antecedentes penales
  4. Disponer de un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros por valor de 120.000 euros

Qué oferta de seguros existe en la actualidad

Los animales son tan vulnerables como las personas, por lo que están expuestos a toda una gama de posibles enfermedades de distintos grados de gravedad, que nos darán más de un susto y nos obligarán a llevarlo al veterinario. Entre las más frecuentes están los vómitos y diarreas, la cojera,  las lesiones oculares, la otitis o las heridas abiertas.

Para todos estos problemas de salud, existen diferentes seguros para mascotas que tienen un coste anual que va desde los 20 euros en el caso de los más económicos a alrededor de 300 euros los más completos, y que pueden cubrir desde el reembolso de los gastos veterinarios a la cremación. A la larga puede suponer un ahorro contar con alguna de estas modalidades de seguros. Además de la atención sanitaria, la diferencia de precio estriba en la cobertura que se contrate, entre las que cabe destacar:

  1. Accidentes
  2. Robo
  3. Asistencia de viaje
  4. Pago de la estancia del animal en una residencia en caso de hospitalización del dueño
  5. Cobertura del animal en vacaciones

Cada vez se comercializan seguros más específicos y completos para mascotas, como, por ejemplo, el  seguro digital para mascotas de BBVA. Este producto cubre la muerte por accidente del animal, el robo, los gastos derivados de la búsqueda por extravío (gastos de inserción de anuncios), el sacrificio (dictaminado por un veterinario) y gastos derivados de la eliminación del cadáver, la estancia en residencia canina / felina (por hospitalización del propietario, cónyuge o hijos), su defensa jurídica, incorpora además un servicio telefónico de orientación y consultas durante 24 horas para resolver dudas sobre legislación, alimentación, vacunas, problemas de comportamiento o cuidados generales, y adicionalmente permite la contratación opcional de la cobertura de responsabilidad civil, independientemente de la raza del animal. El seguro cuenta además con dos modalidades de contratación: una completa, que proporciona asistencia veterinaria en caso de accidente o enfermedad; y otra esencial, que cubre los gastos por accidente.

Pero, no hay que perder de vista que no todos los seguros para animales ofrecen esta cobertura de gastos veterinarios, sino que la mayoría simplemente son pólizas de responsabilidad civil que cubren los daños que puedan causar a terceras personas. Por ello, antes de tomar ninguna decisión, lo más conveniente es consultar la información y, sobre todo, la letra pequeña de cada uno de ellos y, en caso de duda, consultar con los profesionales para asesorarse como es debido, ya que este tipo de decisiones contriburián a mejorar la salud financiera.

'Podcast': Salud financiera: crea tu propio colchón financiero para cubrir imprevistos

00:00 05:37