Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Momentum 28 feb 2017

Saraiva Senior: "Queremos darle la vuelta al concepto de residencia, romper en nuestro sector e innovar"

Nadie quiere ir a una residencia. Basándose en esta premisa, Saraiva Senior quiere poner en marcha una nueva forma de abordar el cuidado a los mayores. Esta compañía, que ha participado en el programa de apoyo de BBVA dirigido a empresas sociales, BBVA Momentum, quiere cambiar mentalidades,  promocionar una visión positiva de la vejez y renovar el  concepto tradicional de residencia. La directora de este emprendimiento social, Lucía Saborido, su directora adjunta,  Noelia López y su director técnico, Ricardo Fra Otero, explican cómo.

Pregunta: ¿Qué es Saraiva Senior?

Lucía: Todo empezó cuando Ricardo y yo montamos un centro de día en Pontevedra. Era el primer centro de día de la ciudad y los comienzos fueron muy difíciles, la gente no sabía lo que era. Poco a poco, nos fueron pidiendo atención para más necesidades que no tenían cubiertas. Así que por petición de los usuarios y de sus familias nos surge la necesidad de crear algo.

P.: Algo que no es una residencia al uso…

Lucía Saborido: El concepto de residencia no lo queremos, porque en las encuestas de satisfacción vemos que nadie quiere salir de su casa. Entonces, pensamos que había que hacer un servicio de ayuda a domicilio, pero vimos que mucha gente no tiene su casa preparada: no tienen duchas, no hay ascensores… Había que unir el rompecabezas. Empezamos a informarnos y surgió Saraiva Senior, un concepto en el que, en un mismo inmueble, ofrecemos todos los servicios de Sacendi, es decir: unidad de memoria, centro de día, un nuevo concepto de residencia y viviendas con servicios.

Queremos darle la vuelta al concepto de residencia, queremos romper en nuestro sector e innovar.  Por eso, estamos en contacto con Holanda, Suecia… buscamos información y conocimos el concepto de “housing”. Se trata de personalizar los servicios a través del método de atención central de la persona. Es decir, utilizamos como base su biografía y nosotros adaptamos la atención y las terapias a sus capacidades, a sus gustos y sus preferencias. Cuando viene una persona no le preguntamos qué enfermedades tiene, vemos qué es lo que mantiene, qué es lo que le gusta y lo reforzamos. Es una visión positiva de la vejez. Nosotros no queremos que nadie se compadezca de ellos, queremos que la persona se mantenga tal y como es, el máximo tiempo posible.

Noelia López: Estamos ante un cambio de paradigma en el sector. Hace poco nos centrábamos en ofrecer servicios a las personas mayores, ahora intentamos que mantengan su calidad de vida y que sean el máximo tiempo posible autónomos. Por eso Saraiva Senior tiene dos pilares: la concepción del espacio para que se sientan como en casa, y por otro lado, cómo debe ser la atención de esas personas. Cuanto más personalizamos la metodología, más podemos aprovechar esas capacidades y mejorar su autoestima. Saraiva Senior es ese sitio donde a mí me gustaría estar cuando sea mayor, que es mi casa. El espacio estará decorado como si fuera mi casa, estarán treinta personas a lo sumo.

LS:  Vamos a ofrecer al usuario todos los servicios sin sacarle de su entorno y rodeado de los mismos profesionales.

P.: Hacéis mucho hincapié en la formación de los terapeutas…

N.L.: El cuidador es clave en el proceso de atención a las personas. Todo el proceso de implantación de la metodología que está basado en el conocimiento de la biografía de la persona hace que se desarrolle, además, una relación muy estrecha entre cuidador y usuario.

Ricardo Fra Otero: Además, al trabajar con las biografías, se implica a la familia. Es un proceso largo, pero muy enriquecedor y constructivo. La familia te empieza a contar y se empieza a desahogar. Tenemos una unidad de apoyo a las familias.

P.: ¿Con cuántas plazas contará este proyecto?

L.S.: La atención durante el día va a ser para 40 personas, como el que tenemos ahora. No duermen allí y hacen actividades de lunes a viernes. La unidad de memoria va a ser cada hora, a demanda. Tenemos las unidades de convivencia que son para doce personas, con nivel de autonomía para darles un sitio donde puedan estar tranquilos y no vivir solos. Y luego, el hogar residencial para 24 personas.

R.F.O.: Son entornos integrados y abiertos, para que la gente entre y salga.

P.: Además, tenéis ya localizados inmuebles vacíos…

L.S.: ¿Cuántos locales están en estos momentos sin actividad? Nosotros queremos hacer en cada ciudad un Saraiva Senior, para tener un sitio donde ir a medida que vas creciendo.

P.: ¿Es ahí donde entra Momentum?

L.S.: Sí, para ver cómo hacerlo. Llevo dos años de mi vida luchando por Saraiva Senior porque la legislación pone obstáculos. Nosotros vamos al concepto de “5ª generación” como en Holanda y vemos que en España estamos a años luz de los países nórdicos.

P.: ¿Cómo abordáis el tema de los precios?

L.S.: Aquí, en Galicia, las residencia están en torno a los 2.000-3.000 euros. ¿Quién los puede pagar? Nosotros tenemos unos precios de unos 1000 -1400 euros, algo que el usuario pueda pagar y si acaso, con la ayuda de un hijo.

R.F.O.: Buscamos la financiación de las plazas.

N.L.: Al integrar todo en el mismo espacio, compartimos equipo profesional, con lo que conseguimos un negocio viable. Los profesionales trabajan en equipo y optimizamos los recursos que tenemos.

Otras historias interesantes