Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Actividades y cuentos sobre igualdad de género para los más pequeños

Actividades y cuentos sobre igualdad de género para los más pequeños

Docentes, centros educativos y familias se suman al creciente movimiento 'coeducador' generador y difusor de cuentos infantiles como el que da título a este artículo, así como de actividades formativas para hacer pensar a niños y niñas (y a su entorno) tanto en clase como en casa. ¿El objetivo? La igualdad de género.

En 2013, la profesora Marian Moreno recibió una mención honorífica de los Premios Irene que otorga el Ministerio de Educación del Gobierno de España por su proyecto de aula 'El reto quincenal'. Durante 15 días, los alumnos de su asignatura de Lengua española y Literatura en un instituto de Asturias se encargaban de dar de cenar a su familia con todo lo que ello implicaba. Conocer los gustos de padres y hermanos, decidir el menú, encontrar las recetas, comprar los ingredientes, cocinarlos, servir los platos, retirarlos, fregarlos, recoger la cocina. Después tenían que explicar todo el proceso en una presentación apoyada en diapositivas. "Se trataba de conjugar la competencia lingüística, tanto oral como escrita, con la coeducación a través del tema de la corresponsabilidad doméstica", explica.

La actividad iba originalmente dirigida a alumnos de Educación Secundaria, pero hay centros de Primaria en el País Vasco y Navarra que la han puesto en práctica, e incluso alguna iniciativa en educación infantil. "Fue hace casi 10 años, y aún hay chicos y chicas que me recuerdan la experiencia, diciendo que les ayudó a valorar el trabajo doméstico; algunos la siguen haciendo, una vez al mes", explica con una sonrisa en la voz. Moreno, actualmente técnica de coeducación del Instituto Asturiano de la Mujer, reconoce que cuando empezó a interesarse por la materia, hace 30 años, apenas había referentes, "y los materiales eran muy contados". Ahora "existe un movimiento coeducador muy grande en España", enfatiza.

Y muchas más herramientas al alcance de docentes y familias. En la web de CLAVICO (Claustro Virtual de Coeducación), la asociación que Moreno cofundó en 2018, después de organizar el I Congreso Internacional de Coeducación y Género en Madrid, se pueden encontrar referencias a proyectos, blogs (sobre mujeres en la ciencia o en la historia) y juegos, para poner en práctica en clase o en casa. Son de acceso libre y gratuito.

Actividades y cuentos sobre igualdad de género para los más pequeños

La web de la Associació per la Coeducació recoge, por su parte, 130 propuestas para la coeducación publicadas por la Federación de Trabajadores de la Enseñanza de UGT, con el título 'Señoras maestras y señores maestros', así como guías y cuadernos de actividades de igualdad de género para educación Primaria. También cuentan con un buen abanico de materiales para trabajar en la etapa de 0 a 3 años. Todo de libre acceso.

Esta asociación valenciana lleva 15 años y 13 ediciones de sus 'Cortos por la igualdad'. Su presidenta, Paqui Méndez, periodista y guionista de profesión, es consciente de que lo audiovisual 'engancha' a las nuevas generaciones. La iniciativa, en formato cine-forum (proyección más debate), empezó a coger fuerza. Ha llegado a la universidad así como a los ayuntamientos y centros educativos en fechas señaladas como el 25 de noviembre (Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer) o el 8 de marzo (Día Internacional de la Mujer). "Formar es hacer reflexionar, no aleccionar", defiende.

Méndez ha dirigido el documental 'Campeonas invisibles', que refleja la poca repercusión del deporte femenino en los medios de comunicación y las desigualdades de género en el deporte, con testimonios de mujeres deportistas profesionales. El corto se acompaña de una guía para trabajar en colegios e institutos. Méndez ha dado charlas en centros educativos, acompañada por alguna deportista. "Acudí con la portera del Valencia C. F. al que había sido su instituto; contó quién era, qué hacía; pude ver el orgullo de los alumnos al saber que una deportista de primer nivel había estudiado en su IES. Fue una experiencia preciosa", recuerda.

La igualdad de género, también en los libros

A la coeducación se le sigue haciendo poco caso dentro del sistema educativo, según lamenta Méndez, aunque "cada vez hay más gente consciente de su importancia", dentro y fuera del aula. "En los últimos cinco o seis años hemos detectado un incremento de cuentos que abordan la igualdad de género", revelan desde la Fnac, que enumera algunos cuentos de igualdad de género: 'Vivan las uñas de colores' y 'Daniela Pirata', de la editorial NubeOcho; 'La niña invisible', de la colección Barco de vapor naranja (editorial SM); 'La igualdad entre chicas y chicos no es ninguna broma', de Larousse; 'Las chicas y los chicos también… pueden', de Astronave.

La web de la Asociació per la Coeducació reseña títulos como '¿Hay algo más aburrido que ser una princesa Rosa?' (Thule Ediciones), de Raquel Díaz Reguera; 'El niño que no quería ser azul, la niña que no quería ser rosa', de Patricia Fitti, Premio Destino Infantil Apel·les Mestres; y dos de Gema Otero, editados por Edicions 96: 'Super Lola' y 'Lalo, el Príncipe Rosa'.

Para interesados en la materia, Moreno recomienda editoriales como Kalandraka u Hotel Papel, que solo selecciona cuentos infantiles y cómics juveniles por la igualdad. "La gran maestra de la igualdad en educación infantil es Adela Turín", resalta. Con historias como 'Rosa Caramelo', 'Arturo y Clementina', 'Bonobos con gafas' o 'La gran catástrofe', muchas de las cuales están liberadas en Internet, y convertidas en audio-cuentos en Youtube.

Más relevante aún que la cantidad de títulos es el "gran esfuerzo de algunas editoriales por aumentar la presencia de personajes femeninos protagonistas y huir de estereotipos en los contenidos", destacan desde la Fnac. Entre otras cosas porque, al otro lado, hay familias muy atentas a los mensajes que reciben sus hijos e hijas. "Eso de que vayas a una librería pidiendo un libro para cinco años y te pregunten, '¿para niño o para niña?'... ¡Pues no! Es un libro para cinco años. Punto", enfatiza Moreno.