Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Día de la Tierra: Un día, un mundo, una oportunidad de corregir el camino

Día de la Tierra

El 22 de abril de 2021 se cumplen 51 años de la conmemoración del primer Día Internacional de la Madre Tierra. Un evento que despertó una conciencia colectiva sobre los impactos ambientales provocados por el desarrollo industrial y sus implicaciones para el futuro de la humanidad. Hoy la preocupación mundial por enmendar el camino y tomar acciones que reviertan los efectos de la actividad humana en el ecosistema global es una realidad.

La restauración ambiental es la temática sobre la que se llevarán a cabo las actividades registradas en la Organización del Día de la Tierra. Aire, tierra, biodiversidad, agua y gente, son los tópicos sobre los que distribuyen las acciones que se llevarán a cabo en todo el mundo y que en el 2020 sumaron a cientos de millones de personas alrededor del planeta.

De acuerdo con la Real Academia Española, restaurar significa “reparar, renovar o volver a poner algo en el estado o estimación que antes tenía”.  Por ello, restaurar lleva implícita la ejecución de una acción. El combate al cambio climático necesita de la participación activa de personas, comunidades, organizaciones civiles, gobiernos y de las alianzas mundiales para recuperar los ecosistemas de la tierra, erradicar la pobreza y dar prosperidad a todo ser humano.

BBVA contra el calentamiento global

La excesiva emisión de gases de efecto invernadero (GEI), principalmente del dióxido de carbono (CO2) son una de las principales causas del calentamiento global. En atención a esta preocupación en 2016 se estableció el Acuerdo de París que busca mantener el calentamiento global debajo de los 2° C y preferentemente en 1.5° C.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en su Informe sobre la Brecha de Emisiones 2019, es urgente reducir las emisiones de GEI en 7.6% cada año entre 2020 y 2030 para limitar el calentamiento a 1.5° C. El informe detalla que de haber tomado medidas rotundas hace 10 años, la reducción anual requerida rondaría el 3.3%. La conclusión es evidente. Mientras más se demoren las acciones de mitigación y restauración, más enérgicas deberán ser. En este contexto y a 51 años del primer Día de la Tierra, surge el cuestionamiento de la urgencia y prioridad con la que se establecen y ejecutan las acciones a favor del medioambiente.

BBVA, en su Plan Global de Ecoeficiencia – que es un compromiso con la sociedad y el medioambiente-  y de acuerdo con los objetivos marcados en su Compromiso 2025 sobre cambio climático, cumplió en 2020 la meta de ser una entidad neutra en emisiones directas de carbono. El logro se ha conseguido al reducir 58% sus emisiones de CO2 y compensando la huella de carbono con inversiones en siete proyectos mitigadores en los países donde opera. De estos proyectos certificados bajo estándares internacionales, cuatro de ellos se localizan en México y son:

  • Proyecto de captación de metano en vertedero (Durango, México)
  • Proyecto de manejo y eliminación de gases de vertedero (El Verde, León, México)
  • Proyecto de reforestación Fresh Breeze (estados de Tabasco, Nayarit y Chiapas, México)
  • Proyecto eólico (Oaxaca, México)
Torre BBVA México

Iluminación de la Torre BBVA México en el Día Internacional de la Madre Tierra

Por su naturaleza, la entidad no es una empresa generadora de grandes cantidades de GEI, sin embargo, por la relevancia e importancia de su actividad, se encuentra comprometida con la sostenibilidad. Por ello a principios del 2020, el grupo la incorporó entre sus prioridades estratégicas, buscando ayudar a los clientes en la transición hacia un futuro sostenible, con foco en el cambio climático y en el desarrollo social inclusivo y sostenible.

Como una acción de concientización para la Ciudad de México, el próximo 22 de abril la Torre BBVA –que cuenta con la certificación LEED Platino- se iluminará por la noche de color verde en unión con las actividades del Día de la Tierra.

"La amenaza del cambio climático está latente, las acciones para restaurar el ambiente deben ser una realidad."

Otra nueva forma de observar los efectos del cambio climático en el mundo es el reciente lanzamiento de Google Earth Timelapse. La aplicación utiliza más de 24 millones de fotos satelitales, tomadas en un plazo de 37 años y permite observar el cambio que ha sufrido una zona de 1984 al 2020. En ella, por ejemplo, se puede buscar el Gran Lago del Esclavo (Great Slave Lake) en Canadá y observar como cada año aparece congelado. Lamentablemente a partir del 2013, ya no se congela de acuerdo con la funcionalidad de Google, lo cual es un efecto del incremento de la temperatura en la tierra. La amenaza del cambio climático está latente, las acciones para restaurar el ambiente deben ser una realidad.

Otras historias interesantes