Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Inspiración, capacitación y tecnología para acabar con la brecha de género en educación financiera

mujer_finanzas-tecnologia-liderazgo-trabajo-empleo
Mónica Coca (Colaborador externo)

La brecha de género tiene implicaciones en todos los aspectos de la vida de las niñas y mujeres, incluido el financiero. En el Día Internacional de la Mujer conviene recordar que contar con menores competencias financieras afecta a su autonomía económica y acceso a oportunidades a nivel personal, familiar y laboral. Afortunadamente, se están poniendo en marcha iniciativas muy necesarias que buscan paliar esta situación.

 

Aumentar la autoestima y la ambición profesional de las niñas en edad escolar es el principal objetivo de la Fundación Inspiring Girls. “Conectamos a mujeres inspiradoras con niñas”, explica su fundadora Miriam González en este podcast de BBVA. De esta forma, la entidad elimina barreras y visibiliza la amplia variedad de profesiones que existen para las mujeres.

Esta organización lleva más de dos años trabajando con BBVA en diferentes acciones para jóvenes en España. Recientemente, ambas entidades firmaron un acuerdo de colaboración a nivel global para impulsar la igualdad a través de referentes femeninos. “Estamos convencidos de que podemos atajar el impacto de los estereotipos de género de una manera simple y efectiva, enseñando a las niñas ejemplos de mujeres profesionales para mostrar todas las oportunidades que tienen a su alcance”, declaraba Carlos Casas, responsable global de Talento y Cultura de BBVA, en el anuncio de la colaboración.

¿Se puede reproducir este modelo inspirador para enseñar a las niñas a manejar el dinero? La respuesta es sí. Inspiring Girls ha trasladado su trabajo al campo de la educación financiera con la puesta en marcha del Club Financiero Inspiring Girls. El objetivo de esta iniciativa es que adolescentes y jóvenes, entre 16 y 19 años, aprendan de forma sencilla a gestionar sus propias finanzas y el funcionamiento del mercado financiero, incluyendo las nuevas tendencias (‘fintech’, ‘blockchain’, etc.).

Fiel a su misión, la fundación dará visibilidad a la experiencia de mujeres reales que trabajan en entidades financieras y que serán las encargadas de impartir las sesiones de formación. Entre ellas, están Beatriz Gamazo, directora del Gabinete del Country Manager de BBVA España y Mónica Gordillo, miembro del departamento de Due Diligence de BBVA Asset Management. El programa se dividirá en cinco bloques: finanzas personales, la empresa, banca comercial y mercados regulados, la nueva economía financiera y sostenibilidad.

mujer-finanzas-inspiradoras-8m

Brecha de género y educación financiera

Estas iniciativas son cada vez más necesarias en un mundo donde, según un estudio de la Organisation for Economic Co-operation and Development (OECD), “las mujeres suelen tener menos conocimientos financieros y un menor acceso a los productos financieros formales que los hombres”. Los datos hablan por sí solos. Un informe de Think Forward Initiative realizado en Alemania, país con buenos niveles de educación financiera, revela que “las mujeres muestran una probabilidad casi un 8% menor de responder correctamente, independientemente de su nivel educativo o social”. 

Las razones de esta brecha de género son variadas. Una de ellas apunta al estado civil. “Los hombres son normalmente los que toman las decisiones financieras dentro de las parejas y, por lo tanto, son los que tienen conocimientos financieros”, explica el informe.

Las brechas de género en educación financiera están relacionadas con un menor nivel de conocimientos financieros como con una menor confianza por parte de las mujeres

El estudio Diferencias de género en competencias financieras del Banco de España apunta también a este factor, como posible explicación a la brecha de género en educación financiera en España. Sin embargo, también añade otras hipótesis como el mayor interés que suelen mostrar los hombres por las finanzas, diferencias en las preferencias de riesgo (lo que hace que las mujeres acumulen menos activos que los hombres) o las normas sociales en entornos más tradicionales que limitan el acceso de la mujer a los recursos económicos.

A todo esto hay que añadir una cuestión de autoconfianza, según explica CAF en su artículo ¿Qué elementos deben contemplar los programas de educación financiera para reducir la brecha de género? donde explica que “las brechas de género en educación financiera están relacionadas, tanto con un menor nivel de conocimientos financieros, como con una menor confianza por parte de las mujeres” de manera que “las mujeres saben menos de temas financieros que los hombres, pero saben más de lo que creen que saben”.

Este tema adquiere especial relevancia cuando los efectos de las acciones de empoderamiento femenino conducen a reducir los hábitos financieros perjudiciales, disminuyendo el estrés financiero en la pareja y mejorando la relación en el hogar. Así se desprende del estudio de Fundación Capital y la Universidad del Pacífico, que se ha realizado en Colombia, a través de dos versiones de Lista, una aplicación de educación financiera diseñada para ‘tablets’ que ya cuenta con una evidencia rigurosa de impacto. Esta investigación recibió el apoyo de los Edufin Research Grants de BBVA en 2018.

Inclusión financiera y digitalización

La digitalización es una gran aliada de la inclusión financiera femenina. Así lo confirma el estudio ‘Women’s Financial Inclusion in a Digital World’ de Georgetown Institute for Women, Peace and Security. “A nivel mundial, solo alrededor de dos tercios de las mujeres poseen una cuenta financiera, en comparación con aproximadamente tres de cada cuatro hombres”, indica el informe.

253 millones de mujeres que residen en los 36 países más frágiles y afectados por conflictos tienen, en promedio, un 27% menos de probabilidades que los hombres de dichos países de tener una cuenta bancaria

Los dispositivos móviles resultan especialmente beneficiosos para la población femenina que vive en zonas de conflicto. “Los teléfonos pueden permitirles acceder a sus finanzas con solo tocar un botón, en lugar de tener que trasladarse a un banco”. Asimismo, el móvil les facilita una planificación financiera organizada y protegida, “lo que les permite rastrear su dinero y almacenarlo de manera segura y fuera del alcance de familiares abusivos”.

Para proveer a las mujeres más vulnerables de tecnología móvil y cerrar la brecha de género de educación financiera, las pautas a seguir serían: “diseñar servicios financieros especialmente para mujeres, eliminar la discriminación legal y establecer marcos regulatorios y de políticas que buscan asegurar la inclusión”.

En esa línea, trabaja la Fundación Microfinanzas BBVA, que atiende a 1,5 millones de mujeres en vulnerabilidad en cinco países de Latinoamérica, para impulsar la inclusión de la mujer en la vida económica y social de sus comunidades. El ejemplo más reciente está en Perú, a través de su entidad Financiera Confianza, que acaba de crear la Academia Palabra de Mujer. Este programa es gratuito y se imparte de forma virtual para formar a emprendedoras en finanzas, ventas, planeación estratégica y marketing digital, entre otros módulos. 

Llevar a la acción estas medidas podría significar una reducción paulatina de la brecha de género en educación e inclusión financieras. De esta forma, sería posible que cada vez más mujeres administren sus finanzas, ahorren y accedan a productos financieros beneficiosos para ellas y sus familias, lo que supondría un paso muy importante hacia un mundo más equitativo y justo.

Otras historias interesantes