Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Energía> Consumo energético Act. 20 dic 2021

¿Qué es el ‘stand-by’? Evita que se dispare la factura de la luz

Stand-by-ahorro-energia-luz-sostenibilidad-bbva

Hay un consumo de electricidad que no se ve. El ‘stand-by’ es el gasto de energía de los dispositivos cuando no están funcionando pero sí están conectados a la corriente. Según los expertos, cerca del 10 % del consumo total de los electrodomésticos es fantasma.

Antes de que las televisiones y las radios pasasen a ser parte fundamental de nuestras viviendas, las familias se reunían al anochecer para contar historias. Muchas de ellas, de fantasmas, seres sobrenaturales que ponían el mundo patas arriba y daban sentido a lo inexplicable.

Con la llegada de la televisión, los fantasmas cobraron otro aspecto y empezaron a protagonizar otras historias. Hoy siguen presentes en nuestras viviendas, aunque de un modo muy diferente: te contamos qué es el consumo fantasma o ‘stand-by’, por qué se produce y cómo conseguir que no suponga una carga extra en la factura de la luz.

El consumo que no se ve

Es ‘stand-by’ es el consumo de electricidad que hacen los aparatos cuando no están en funcionamiento, pero permanecen conectados a la red. Es decir, el que se da cuando creemos que están apagados (de ahí el nombre de consumo fantasma).

Este consumo se genera debido al funcionamiento de la fuente de alimentación de los aparatos. Tal y como explican desde el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico del Gobierno de España, prácticamente todos los dispositivos eléctricos y electrónicos llevan una fuente de alimentación o un adaptador que convierte la corriente alterna en continua. Después, la transforma a la intensidad y la tensión adecuadas para cada aparato.

Por lo general, cuando los aparatos se apagan esta fuente de alimentación sigue consumiendo electricidad si quedan enchufados a la corriente. ¿Y para qué se utiliza esta energía? Muchas veces, para alimentar los sistemas de encendido rápido o para mantener cargados los aparatos con baterías (como, por ejemplo, los cepillos de dientes eléctricos). Debe tenerse en cuenta además que muchos de estos dispositivos tienen un indicador, en forma de pequeñas luces o relojes, que también consume electricidad de forma constante.

Aunque no se ve, el ‘stand-by’ supone una parte importante del gasto energético de los hogares. En España, se calcula que supone cerca del 10% del consumo total de los electrodomésticos, de acuerdo con datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).

Cómo evitar el consumo fantasma

Reducir el gasto relacionado con el ‘stand-by’ de los aparatos no solo es posible, sino que además es muy sencillo. Basta con apagar totalmente y desenchufar los dispositivos que siguen consumiendo de forma innecesaria, como ordenadores, televisiones, radios, cafeteras o cargadores de aspiradoras inteligentes, entre otros.

Estos son algunos consejos para hacer frente de forma efectiva al consumo fantasma:

  1. Información previa

    Stand-by-consumo-ahorro-energia-bbva-sostenibilidad

    Antes de comprar un nuevo dispositivo electrónico, es recomendable consultar su consumo en reposo.

  2. Desconectar los aparatos

    Stand-by-consumo-ahorro-energia-sostenibilidad-bbva-regleta

    Hay opciones para hacer esto más sencillo, como utilizar regletas con interruptor (que permiten apagar varios dispositivos a la vez), regletas con eliminador de ‘stand-by’ (que cortan el paso de la corriente cuando detectan que el aparato no la necesita) o temporizadores.

  3. En largos periodos de tiempo

    Stand-by-consumo-ahorro-sostenibilidad-energia-bbva

    No olvidar nunca desconectar todos los dispositivos cuando no se van a usar durante un largo periodo de tiempo, como por ejemplo en periodos de vacaciones.

  4. Medidor de consumo

    Stand-by-consumo-ahorro-energia-sostenibilidad-bbva-medidor-consumo

    Instalar un medidor de consumo para conocer mejor qué dispositivos gastan más. También existen opciones para hacer consultas ‘online’, como el comparador de consumo de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Reducir el gasto de los aparatos eléctricos permite ahorrar de forma considerable en la factura de la luz. Además, consumir de forma más responsable tiene un impacto positivo en el planeta: al reducir la demanda de energía se evita la emisión de gases de efecto invernadero que, de otro modo, terminarían en la atmósfera. Acabar con el consumo fantasma es, así, una forma muy sencilla de colaborar para frenar la crisis climática y mantener un sistema más responsable con nuestro planeta.

Otras historias interesantes