Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Educación financiera 05 jul 2019

Tres claves para contratar productos financieros 'online'

Internet es la vía por la que se pueden contratar todo tipo de productos y servicios ‘online’, también los financieros. El abanico de posibilidades es muy amplio: préstamos, créditos, tarjetas, cuentas… De esta forma, el usuario gana en comodidad y rapidez, y cuenta con las garantías de seguridad, siempre que tenga en cuenta algunas claves muy sencillas para la contratación.

El gesto de coger el móvil y contratar productos financieros o realizar una operación, con tan solo unos pocos clics, se está generalizando a pasos agigantados. Solamente en Europa, según una nueva edición del estudio sobre banca digital de Mastercard, realizado en 11 países, seis de cada siete personas utilizan soluciones ‘online’ para manejar sus finanzas, al menos una vez al mes. La popularidad de estos servicios es tal que hasta los más reticentes están empezando a cambiar de opinión y ya más de la mitad de la población europea reconoce que está considerando pasarse a la banca digital en un futuro. Tal y como remarca este estudio: “Nunca antes la importancia de la tecnología había sido mayor en los servicios financieros”.

Sin embargo, aunque se haya generalizado el uso de la banca digital, a la hora de contratar productos financieros, las cifras varían según la región del mundo. El 80% de los clientes de banca en los países nórdicos están abiertos a contratar productos financieros ‘online’, mientras que el porcentaje baja del 50 al 60% en Norteamérica y el sur de Europa, según datos de la consultora internacional McKinsey & Company.

La razón principal de las reticencias, por parte de algunos sectores de la población, a entrar en la banca digital es, según indica el estudio Mastercard, la demanda de seguridad. Aunque las entidades bancarias han reforzado considerablemente este aspecto, si se quieren contratar productos financieros ‘online’ con confianza conviene tomar algunas precauciones que resultan de gran ayuda para hacerlo con tranquilidad.

Informarse previamente

La llegada del mundo digital no ha cambiado esta norma que siempre debe tenerse en cuenta. Antes de contratar ningún producto hay que buscar información, comparar condiciones, mirar bien toda la documentación que ofrece la entidad y, en caso de dudas, preguntar o buscar asesoramiento. Puede parecer una tarea ardua, pero los comparadores han aligerado considerablemente este paso ya que ayudan a segmentar la información y suponen un ahorro de tiempo considerable. Así mismo, si existen dudas, es aconsejable preguntar a la entidad que vende el producto, y consultar todas tus dudas. 

Cumplir los requisitos necesarios

Los procesos de contratación ‘online’ suelen ser guiados, por lo que no revisten de mayor dificultad, aunque hay que cumplir los requisitos que solicite la entidad financiera para adquirir productos financieros. En el caso de BBVA, para hacerse cliente ‘online’ y abrir, por ejemplo, una cuenta corriente, el usuario necesita: ser mayor de edad, facilitar el número de DNI o la tarjeta de identidad de extranjero en España, tener a mano el móvil para recibir la clave de 6 dígitos que envía BBVA y que sirve para validar el proceso y contar con una buena conexión 4G o Wifi que evite problemas durante el alta o la contratación del producto.

Respetar las normas de seguridad

Las entidades financieras han reforzado la seguridad en todas sus operaciones para que los usuarios puedan operar con total confianza. Normalmente, el banco establece medidas como la doble comprobación (envío de un código al móvil del usuario que se debe insertar después de haber tecleado la clave de acceso) o la contratación a través de páginas webs seguras, pero conviene que el cliente también tome también algunas precauciones.

  • Acudir siempre a las webs y ‘apps’ oficiales del banco para realizar la contratación del producto: para ello, hay que asegurarse de que la URL sea la correcta y de que se trata de un servidor seguro. Una forma de comprobarlo es fijarse en el link y observar si empieza por HTTPS con un icono de un candado al lado.

  • Entrar siempre directamente en la web o en la ‘app’ para iniciar el proceso de contratación del producto y no a través de correos electrónicos u otras vías.
  • No dar nunca las claves bancarias por teléfono, WhatsApp, SMS o redes sociales.
  • Nunca se deben archivar, en el ordenador o móvil, las claves, números de cuenta, contraseñas, números de tarjetas u otros datos bancarios, ni escribirlas en libretas o pósits.
  • Cambiar la clave bancaria con frecuencia e intentar que sea una combinación de letras y números, en mayúsculas y minúsculas, que no estén relacionadas con información personal.
  • Cerrar la sesión con el banco después de cada operación.
  • No utilizar redes ni ordenadores de uso público para contratar un producto financiero. Este tipo de gestiones se deben realizar siempre desde equipos personales.
  • Comprobar periódicamente los movimientos, que se realicen en el producto contratado, a través de los extractos y justificantes ‘online’ de los que provee la entidad financiera.
  • Cuidar que los dispositivos personales que se usen para contratar productos financieros estén actualizados y con las medidas de seguridad, como antivirus, funcionando.
  • Solicitar un comprobante por escrito, por ejemplo un documento descargable que permanezca en el tiempo, con el contrato del producto o servicio contratado.

La digitalización del sector financiero será uno de los temas que se abordarán en el próximo Edufin Summit 2019, la gran cumbre de educación financiera organizada por el Centro para la Educación y Capacidades Financieras de BBVA que se celebrará en Madrid, los días 11 y 12 de julio. Este evento internacional, que contará con los principales expertos mundiales del sector, abordará a fondo cómo la tecnología está marcando el camino hacia el bienestar financiero a través de herramientas que hacen más fácil la vida del usuario.

Las personas que deseen inscribirse pueden hacerlo en este enlace.

Otras historias interesantes