Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

La urbanización modera su crecimiento en América Latina

Los niveles de urbanización en América Latina han aumentado desde mediados del siglo XX hasta llegar a situarse cerca del 80% en la actualidad. A pesar del gran crecimiento en las últimas décadas, las previsiones de BBVA Research apuntan a cierta moderación hasta el 86%.

Tras haber superado una fase de expansión acentuada (un 93% desde 1950), ahora continúan los buenos niveles manteniendo un cierto equilibrio. Por países, los que más han crecido en niveles de urbanización son Colombia y Brasil, que entre 1950 y 2015 alcanzaron niveles de crecimiento cercanos al 1,3% de media al año.

Según BBVA Research, la urbanización en América Latina comenzó antes que en otras regiones y ha conseguido desarrollarse a un ritmo mucho más intenso. Además, teniendo en cuenta las características de América Latina, esta intensificación de sus niveles de urbanización son más meritorias si se tiene en cuenta los bajos niveles de renta, capital, trabajo y productividad.

A pesar de los buenos datos de evolución y crecimiento, la urbanización sigue concentrándose en un número bastante reducido de ciudades. Tan sólo México y Brasil superan la decena de ciudades con más de un millón de habitantes, mientras que países como Uruguay o Paraguay no poseen más de dos ciudades con más de un millón de residentes.

La urbanización crece con más fuerza que la renta

Existe una determinada relación entre la urbanización y la renta per cápita, así como con los indicadores de capital, trabajo y productividad. A pesar de mostrar altas tasas de urbanización, los países de América Latina registran niveles relativamente bajos de renta, capital, trabajo y productividad. Por ello, las perspectivas, que indican una expansión mucho más suave que la vista en las últimas décadas, representan un reto en el crecimiento de la región.

La región, además de poseer una urbanización elevada con respecto a su nivel de renta, posee un mayor nivel en los países donde existen más infraestructuras y más capital.

A pesar de ello, los datos obtenidos del estudio indican que la calidad de las infraestructuras no se encuentra a un gran nivel en los países estudiados, siendo Chile, México o Uruguay los menos perjudicados en este aspecto.

La productividad aumenta a medida que crece la urbanización. El informe apunta que, en países donde existe un mayor nivel de urbanización como Chile o Argentina (que rondan el 90% de urbanización, la productividad es mucho mayor que en otros que se encuentran en fase de evolución como Paraguay, que apenas alcanza el 60%.

La digitalización, un factor fundamental en el crecimiento

La urbanización también tiende a estar relacionada de manera positiva con la digitalización. Como tanto la demanda como la oferta de productos y servicios digitales tiende a beneficiarse de las aglomeraciones urbanas, los países de América Latina deben tratar de aprovechar esta ventaja comparativa con otras regiones para impulsar la inserción en la nueva economía digital.

Un crecimiento en la urbanización de la región implica tener más oportunidades en cuanto a digitalización. Además, América Latina posee un entorno muy favorable en este aspecto debido en gran parte a su alta aglomeración urbana.

Otras historias interesantes