Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Actualidad Act. 05 ago 2016

Voto a voto: Sueña con ser la primera presidenta del Perú

Keiko Fujimori

La primera vez que los peruanos vieron a Keiko Fujimori fue la mañana del domingo 8 de abril de 1990. Fue durante una transmisión en directo en televisión nacional durante el desayuno del candidato sorpresa en las elecciones presidenciales de aquel año. En Perú es una tradición de los procesos electorales que el periodismo en masa acuda a la casa o a los comandos de campaña de los candidatos presidenciales con el propósito de acompañarlos y seguirlos en cada uno de los actos que componen su jornada, siendo el desayuno el primero de todos ellos.

El ingeniero Alberto Fujimori, un ex catedrático de la Universidad Nacional Agraria, profesor de matemáticas con un fugaz paso por la televisión del estado como conductor del programa “Concertando”, se había convertido en la sorpresa de aquel proceso. Partiendo de un ínfimo porcentaje de las preferencias y formando parte de las excentricidades que ofrecía aquella campaña, había logrado remontar las cifras y asomarse como un potencial competidor del aspirante al que se daba por descontado como ganador absoluto de las elecciones, el escritor Mario Vargas Llosa.

Lo que ese día la televisión y los diarios mostraron fue a una familia convencional de la clase media peruana en el comedor de una casa sin más aspiraciones que las que se pudieran encontrar en cualquier vecindario de la Lima de los 90. Keiko, en ese entonces de 14 años, era una adolescente que, al ser asediada por los periodistas, no pudo sino exhibir la proverbial timidez que asalta a todos los jóvenes en el momento más inseguro de sus vidas.

Tras la separación de sus padres regresó a Lima a ocupar el cargo honorífico de Primera Dama.

Así fue que la mayor de los hermanos Fujimori Higushi ingresó a protagonizar los momentos más trascendentales como dramáticos de la historia del Perú. Tanto ella como sus hermanos Hiro, Sachi y Kenji se convirtieron en figuras públicas tras la elección de su padre como presidente. Tras finalizar sus estudios escolares en el colegio de los Sagrados Corazones de La Recoleta, Keiko viajó a los Estados Unidos a estudiar Administración de empresas en la Universidad Estatal de Nueva York. Carrera que hubo de dejar inconclusa cuando en 1994, tras la separación de sus padres, debió regresar a Lima a ocupar el cargo honorífico de Primera Dama, que hasta entonces había desempeñado su madre, Susana Higushi.

Desde que asumió esas funciones, con apenas 19 años, Keiko heredó las labores como presidenta de la Fundación por los Niños del Perú, entidad instituida por Pilar Nores en 1985 durante el primer gobierno de Alan García. Sin embargo, ella misma promovió su propia institución, la Fundación Peruana Cardioinfantil.

Entre los años 1995 y 1997, Keiko retomó sus estudios de Administración de Empresas, esta vez en la Universidad de Boston, donde finalmente se graduó. Además cuenta con una maestría también en Administración de empresas de la Universidad de Columbia del año 2008 y un diplomado de Democracia, parlamento y gobernabilidad otorgado por la Universidad George Washington en el año 2007. Fue en esas estancias en los Estados Unidos cuando conoció a Mark Villanella, con quien contrajo matrimonio en el 2005. La pareja tiene dos hijas: Kyara Sofía (2007) y Kaori Marcela (2009).

En política, Keiko Fujimori fue la encargada de recomponer las fuerzas legadas por su padre. En el 2006 fue electa congresista de la república y en el año 2011 postuló a la presidencia del país. Una vez que fuera derrotada por el comandante Ollanta Humala en segunda vuelta, Keiko se dedicó a hacer campaña proselitista por todo el país. Esta vez, a diferencia de los demás candidatos, ella partió con la ventaja de haber trabajado en el campo político con esmerada antelación durante casi cinco años con la finalidad de convertirse en la primera presidenta del país en 195 años de vida republicana.

Los primeros datos la ubican casi un 1% por debajo de Pedro Pablo Kuczynski.

Sin embargo, los primeros datos oficiales del recuento de votos de la segunda vuelta electoral la ubican 1% por debajo del candidato Pedro Pablo Kuczynski, aunque –dada la mínima diferencia y el virtual empate técnico – todavía se espera el anuncio final de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).

Otras historias interesantes