Enero ha sido un buen mes para la venta de viviendas tras varios meses de estabilidad. La buena marcha de la economía y el buen comportamiento del mercado hipotecario siguen siendo favorables para la demanda residencial. En la actividad constructora destaca el aumento de la superficie de suelo.

La venta de viviendas comenzó el año con un mayor crecimiento, según el Consejo General del Notariado: en enero se vendieron casi 39.000 viviendas, lo que supuso, una vez corregida la estacionalidad de la serie y los efectos calendario (CVEC), un incremento del 3,9% respecto al mes anterior. En términos interanuales, el aumento de las transacciones fue del 11,2% respecto a las poco más de 35.000 operaciones de enero de 2017.

Igual te interesa…

CIUDAD vivienda casa inmobiliario recurso bbva

El entorno macroeconómico favorable es unos de los principales responsables del buen comportamiento del segmento residencial. La economía sigue creando empleo a buen ritmo, lo que favorece el crecimiento de la renta bruta de los hogares. De hecho, los datos de afiliación correspondientes al mes de marzo ponen fin a un trimestre en el que los afiliados aumentaron el 0,8% t/t. También la confianza de los consumidores, pese a la corrección experimentada en marzo, continúa en cotas relativamente elevadas y se mantiene el optimismo la evolución de la economía en los próximos 12 meses.

La superficie de suelo urbano vendido creció en enero

La actividad constructora inició 2018 con niveles similares a los de finales del año anterior. Así, en el mes del enero se firmaron cerca de 7.000 visados, lo que supuso una variación del 0,1% (CVEC, Corregido de Variaciones Estacionales y Calendario) respecto al pasado mes de diciembre. En términos interanuales la evolución fue positiva y en el primer mes del año los visados superaron en un 7,4% a los del mismo mes del año anterior.

Pese a todo, se aprecia una moderación de la tendencia de crecimiento de la firma de visados en los últimos meses. El mercado de suelo comenzó el año con un mayor dinamismo, según las los datos de CIEN (Centro de información estadística del Notariado). Aunque el número de operaciones de terrenos o solares en fincas urbanas registró un retroceso intermensual del 3,6% (CVEC) en el mes de enero, la superficie transada, es decir, la que supone la antesala a nuevos proyectos en el futuro, experimentó un incremento del 37,2% m/m (CVEC); en términos interanuales el crecimiento fue del 31,2%.

Respecto al resto de variables, la creación de empleo en la construcción se estancó en marzo tras 21 meses consecutivos creciendo a tasas superiores a la media, tal y como indican los datos de afiliados a la Seguridad Social. Ello no ha impedido liquidar el 1T18 en positivo, con un incremento de los afiliados del 1,4% t/t (CVEC), 0,6pp más que el crecimiento total. Sin embargo, no hay que olvidar que esto se produce también en un contexto de crecimiento de la obra pública y de la construcción no residencial. Por otro lado, el indicador de clima de la construcción elaborado por el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital correspondiente a enero refleja una recuperación en el segmento residencial debido, sobre todo, a una mejora de la tendencia del empleo y, en menor medida, de la cartera de pedidos. Con todo, algunas variables asociadas a la actividad constructora muestran tendencias que habrá que seguir con atención.

Igual te interesa…

casa vivienda hipoteca recurso

Las condiciones financieras siguen siendo propicias para el mercado hipotecario

Unos tipos de interés relativamente reducidos junto con una mayor disposición de fondos de las entidades, continúan propiciando el incremento del nuevo crédito hipotecario destinado a compra de vivienda.

Los tipos de interés se mantienen por su parte en mínimos: el Euribor 12 meses, principal índice de referencia hipotecario, mantuvo el mínimo registrado el pasado febrero y concluyó el mes de marzo en el -0,19%, favorecido por el tono expansivo de la política monetaria. Por su parte, el tipo de interés hipotecario aplicado a la hora de adquirir una vivienda se mantuvo prácticamente invariable respecto al mes anterior y cerró el mes de febrero en el 2,2%.

Por otra parte en febrero la partida del crédito creció a una tasa interanual del 18,5% (20,3% incluyendo las refinanciaciones, que crecieron algo más del 60% en el segundo mes del año). Con esto, en los dos primeros meses de 2018 el nuevo crédito para compra de vivienda avanzó el 16,3% respecto al mismo periodo del año anterior. En febrero la proporción de préstamos a tipo fijo siguió siendo relevante y casi el 33% de los nuevos préstamos se firmaron a tipo fijo, 2pp más que el promedio mensual de 2017.

Los préstamos hipotecarios también han experimentado crecimiento. Así, en el mes de enero, según los datos de CIEN, se firmaron casi 17.750 hipotecas destinadas a la compra de viviendas, casi 21.000 tras corregir la serie de variaciones estacionales y efectos de calendario, lo que supuso un incremento del 9,6% respecto al mes precedente y del 14,1% respecto a ene-17.

Comunicación corporativa