Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Sectores económicos 25 oct 2016

5 claves para entender qué pasa con el sector inmobiliario

La evolución del sector inmobiliario está siendo más que favorable en el transcurso del año 2016, tal y como revelan los datos y análisis de la reciente publicación de la revista ‘Situación Inmobiliaria España’, elaborada por las unidades de Research y Real Estate de BBVA, correspondiente al segundo semestre de 2016. El hecho más revelador, el aumento de ventas de viviendas: un 13,2% más que en 2015 en los ocho primeros meses del año. Pero, ¿qué circunstancias concurren para vivir en un horizonte tan favorable?

1.- El empleo mejora paulatinamente y, en consecuencia, aumenta la renta de las familias. “Pero no sólo eso, la creación de empleo también es el mejor antídoto para reducir el temor al perder el empleo entre aquellos que lo tienen, lo que se traduce en un incremento del optimismo en las familias”, explica Félix Lores, de BBVA Research.

2.- La evolución del mercado de la vivienda no depende sólo de hechos objetivos como el stock, la riqueza de las familias o la demografía. Existe un factor mucho más subjetivo que son las expectativas, que afectan al balance de la oferta y la demanda. En las circunstancias actuales las expectativas son positivas,  y no hay que olvidar que la previsión de revalorización de las viviendas es un claro aliciente para la inversión. El análisis de esta variable no es sencillo porque no hay mucha información al respecto. Para analizarlas, se utilizan los resultados de diversas encuestas e indicadores económicos. “Las expectativas en el sector inmobiliario son un factor clave, deducimos cómo se comportan, en esta ocasión, a partir de otros indicadores y encuestas del Banco de España, Ministerio de Fomento y la literatura económica. Hemos hecho cálculos con distintos periodos de tiempo y en todos los resultados se ve que las expectativas de la evolución del precio de la vivienda desde 2014 mejoran y ya están en positivo”, explica David Cortés, del servicio de estudios de Real Estate de BBVA.

3- Los precios aumentan: la mejora de las ventas en un contexto de descenso del inventario está favoreciendo la revalorización progresiva de los precios de la vivienda. El precio medio de la vivienda en el segundo semestre del año es de 1.506,4euros/m2, nivel muy similar al del primer semestre de 2004.

4.- La actividad constructora mejora. Esto no sólo está constatado por el crecimiento observado en los visados de viviendas (37% interanual en los siete primeros meses del año), sino que también lo avalan los datos de empleo en el sector. En la construcción, los ajustes que se viven para trabajar en obra civil se compensan con la creciente demanda de perfiles en la construcción residencial.Sin embargo, el número de viviendas terminadas sigue reduciéndose. Y es que no hay que olvidar que ahora se están finalizando las obras iniciadas hace 24 meses, lo que coincide con el momento en que menos viviendas se iniciaron en la historia reciente de España (en torno a 34.000).

5.- Los extranjeros: la presencia de otras nacionalidades en territorio español también ha contribuido a los buenos resultados. De hecho, la compra por parte de extranjeros en el primer semestre de 2016 creció el 20,8% interanual. Así, casi el 18% del total de las viviendas vendidas en España las adquirieron extranjeros. Ingleses, franceses y alemanes son los principales compradores hasta la fecha, si bien aún se esperan los posibles efectos del Brexit en la presencia de compradores ingleses. El Brexit y el modo en que se negocie la salida de Reino Unido de la UE supone un riesgo para el mercado inmobiliario en España, sobre todo para las comunidades autónomas más expuestas a este colectivo de demanda, como son la Murcia, la Comunidad Valenciana, Baleares y Canarias. Pese a todo, los ingleses seguirán siendo demandantes de vivienda en España de primer orden.

Y en 2017, ¿qué?: en los próximos trimestres, las previsiones de BBVA Research apuntan hacia una moderación del crecimiento económico. Pese a ello 2016 concluirá con un crecimiento promedio anual fuerte, en torno al 3,1%. Sin embargo, la moderación se dejará notar en el crecimiento de 2017 y se espera que el próximo año concluya con un avance anual del PIB del 2,3%. Aunque, previsiblemente, esta moderación afectará a buena parte de los sectores productivos del país, se espera que el mercado inmobiliario la afronte bien, de hecho las previsiones apuntan a que la inversión en vivienda será la única partida de la demanda que intensifique su crecimiento en 2017.

Otras historias interesantes