En la última década, los países situados en las zonas tropicales se han convertido en uno de los destinos turísticos preferidos por los españoles cuando viajan al extranjero, especialmente en verano. Un tiempo que se corresponde en estos países con la estación de las lluvias, aunque la temperatura en las áreas tropicales es constante durante todo el año, así como las horas de luz durante el día.

A pesar de sus indudables atractivos turísticos para los viajeros, estos países requieren de una atención especial a la hora de planear el viaje, sobre todo en el terreno sanitario. Por eso es importante tener en cuenta estos 8 consejos clave antes de iniciar el viaje:

Igual te interesa…

Cambio de divisa BBVA

1.- La información, el elemento clave

Planear el viaje con antelación e informarse de las zonas a visitar es lo principal. Existen numerosas guías de viaje que abarcan prácticamente todos los países del mundo, además del gran volumen de información que se puede encontrar en internet sobre nuestro destino. También se puede solicitar información en las agencias de viaje, sobre las principales necesidades que hay que preparar antes de hacer la maleta. Estar bien informado de la realidad sanitaria del país, de sus medios de transporte, de la calidad de sus alojamientos, puede ser el principal consejo antes de partir.

2.- Consultar al centro de vacunación internacional antes de viajar

Entre las recomendaciones básicas para emprender un viaje al trópico está la consulta, al menos con un mes de antelación, a uno de los centros de vacunación internacional. Lugares esenciales para conocer la situación sanitaria del país al que se va a viajar y las medidas de prevención que deben adoptarse.

3. Vacunas y posibles tratamientos preventivos

Es importante informarse de las vacunas y de los tratamientos preventivos necesarios específicos para el país que se visita. Muchos de ellos necesitan de varios días, e incluso semanas, para ser efectivos, por lo que es necesario administrarlos con suficiente tiempo. Las vacunas no son iguales para todos los países de los trópicos, por lo que su administración deberá ceñirse a las enfermedades endémicas del país que se visita.

Incluso dependiendo también de la zona a la que se viaje. Si se va a estar en zonas urbanas o rurales, o en playas. Hay que tener en cuenta que algunas vacunas son obligatorias para ir a determinados países, donde las Autoridades Locales del país pueden solicitar el Certificado Internacional de Vacunación.

4. Incluir medicación en nuestro equipaje

Al margen de las enfermedades endémicas de los países tropicales, no hay que perder de vista que muchos de ellos tienen un bajo nivel de desarrollo y puede ser difícil encontrar medicaciones específicas. Sobre todo si se padece alguna enfermedad, como alergias. Por eso, es conveniente llevar un pequeño botiquín con las medicinas que se puedan necesitar durante la duración del viaje, así como la documentación sanitaria personal.

Igual te interesa…

Fotografia de vacunas malaria fiebre amarilla america viajes turismo bbva

5. Atención a las bebidas y comidas

Muchas enfermedades infecciosas importantes (como cólera, criptosporidiosis, cyclosporidiasis, dengue, giardiasis, hepatitis A y E, listeriosis, campylobacteriosis, salmonelosis, fiebre tifoidea, o shigellosis) se transmiten a través del agua y alimentos contaminados. Esto hace que uno de los consejos principales es tener especial precaución con los alimentos y bebidas que se consuman.

Resulta importante lavarse las manos con frecuencia, beber agua siempre embotellada, evitar el consumo de hielo que no haya sido preparado con agua segura, consumir sólo leche envasada y derivados lácteos higienizados. Además de tener precaución con la repostería y los helados, pelar la fruta, y, en general, optar por la comida cocinada antes que la cruda, como las ensaladas. También conviene evitar comer en los puestos callejeros o en restaurantes con pobre higiene.

6. Llevar repelente mosquitos

Los mosquitos son los causantes de muchas enfermedades tropicales, como la malaria, por lo que es vital llevar repelente de mosquitos y dormir con mosquiteras y con pijama. Evitar zonas con mucho calor y al mismo tiempo mucha humedad es algo a tener muy presente.

7. Cuidado a la hora de bañarse

Bañarse en los trópicos puede ser una actividad de riesgo, sobre todo en los cursos de agua dulce, como ríos, canales o lagunas, que pueden estar infectados por larvas que penetran en la piel y provocan enfermedades.

En el mar, estos riesgos desaparecen, pero está el peligro del ahogamiento, por lo que siempre hay que informarse si en la zona a la que vamos está permitido el baño y también sobre la posible existencia de medusas en la zona. En ambos casos, hay que utilizar una toalla propia para secarse tras el baño. Es importante secarse muy bien para evitar una infección por hongos.

8.- Prendas de vestir adecuadas

Los trópicos exigen una vestimenta especial para estar cómodo y protegido. Si se camina con chanclas o descalzo hay que tratar de evitar zonas húmedas, con fango o charcos. Es mejor utilizar un calzado adecuado pero protegido del exterior. En zonas montañosas o de selva, el calzado cerrado y transpirable te evitará de pequeñas heridas e incluso de mordeduras de animales.

Para adaptarse al calor tropical, conviene vestir ropa blanca y clara de fibra natural y evitar prendas ajustadas. Por último, el sombrero o la gorra, junto con la protección solar, jugarán un papel fundamental durante la visita a estas zonas.

Comunicación corporativa