Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Consumo 06 nov 2017

¿Cómo ahorrar en la cesta de la compra?

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en España ha publicado su estudio de supermercados de 2017. Este informe facilita una completa comparativa de precios entre supermercados para facilitar el ahorro en la cesta de la compra.

Bconomy: la app que te ayuda a ahorrar ¿La conoces?

El estudio analiza más de 164.000 precios de una cesta de 233 productos en 1.137 establecimientos, incluidos los de comercio ‘online’. Los productos estudiados, tanto de marcas líderes como marcas blancas, incluyen categorías como los de higiene y droguería, envasados y productos frescos. Con esta comparativa, la OCU ofrece una serie de parámetros a los consumidores que pueden servirles de guía para maximizar el ahorro cuando llenen la cesta de la compra y consumir de una forma más sostenible.

Menos diferencia que en 2016

Según la OCU, los españoles pueden ahorrarse de media unos 909€ dependiendo de si compran en un supermercado caro o en otro más barato en cada ciudad. Esta cantidad ha disminuido un 2,5% respecto a 2016, ya que las diferencias de precios entre supermercados se han reducido. La cifra de ahorro supondría un 19% del gasto anual en alimentación del hogar medio que alcanza los 4,783€ al año. 

Comparación entre ciudades 

El nivel de ahorro también depende de dónde se viva y de la oferta comercial con la que se cuente. En ese sentido, Madrid es la ciudad donde es posible un mayor ahorro, con 3.013€ al año, seguida de la zona de Alcobendas-San Sebastián de los Reyes con 2.850€. Como curiosidad, en el tercer puesto se encuentra internet, ya que en el estudio se trata como si fuera una ciudad más, con 1.518€.

Cuánto más grande, mejor 

Llenar la cesta en el hipermercado es más barato que en otro tipo de establecimientos. Este tipo de superficies comerciales, ha resultado, también, la más ventajosas a la hora de adquirir productos de marca blanca que cuentan con precios más bajos. 

Compensación en los precios 

El estudio de la OCU informa de que el precio de la cesta ha aumentado, tan solo, un 0,1%. La mala noticia es que los productos frescos han experimentado una mayor subida, pero se ha compensado con una bajada de precios de los productos de marca blanca. En general, las cadenas han vivido pocas variaciones en los precios.

Para aplicar las directrices que ofrece la OCU en su estudio y maximizar el ahorro en la cesta de la compra, es recomendable poner en prácticas algunos trucos que pueden ser de mucha utilidad. 

Hacer un estudio comparativo personalizado 

Para conseguir el mayor ahorro lo importante es comparar y escoger un establecimiento que tenga unos precios más bajos. No se trata de comprar menos o de mala calidad, sino de valorar lo que a cada uno le interesa y elegir el local más adecuado para adquirirlo al precio más ventajoso.

Perderle el miedo a las compras por internet

Comprar ‘online’ puede resultar muy económico, ya que facilita el acceso a todo tipo de promociones y ofertas. Los supermercados suelen atraer a nuevos clientes a través de este canal y los buenos precios son la llave para conseguirlo. Además, internet es la manera más rápida y eficaz de comparar precios ya que permite hacer un estudio comparativo de lo que se necesite en pocos minutos.

Planificar la cesta semanal

Si se tiene claro qué es lo que se va a comer durante la semana, es mucho más fácil comprar solo lo que haga falta. Hacer una planificación de los menús semanales y elaborar una lista de la compra que luego se cumpla, sin caer en compras innecesarias, es fundamental para conseguir el ahorro que se busca. Además, es una forma de controlar la dieta y asegurarse de que sea variada. A la hora de ir a la compra, las marcas blancas son una opción para obtener lo que se necesita a buen precio, sin perder calidad.

Y además, para mantenerse al día, en el Centro para la Educación y Capacidades Financieras se encuentra disponible toda la información relevante sobre educación financiera en el mundo.

Otras historias interesantes