Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Ahorro 28 jul 2015

Ahorro y entorno macroeconómico

No suele hablarse acerca de cómo el entorno macroeconómico influye en el ahorro. Por ejemplo, si alguien quería un coche, antes ahorraba hasta que se lo podía comprar y mientras tanto se conformaba con uno inferior o de segunda mano, ahora miramos cuánto podemos pagar al mes en un préstamo para asumir ese coche. El entorno macroeconómico actual es muy distinto del que tuvimos en el pasado y por ese motivo nos comportamos de una forma distinta.

El entorno macroeconómico influye en la decisión de ahorro vs. consumo, básicamente, a través de cuatro variables:

  • Tipos de interés
  • Tasa de inflación
  • Empleo
  • Perspectivas futuras

Centrémonos en las dos primeras, la tasa de inflación y los tipos de interés. La primera tiene una gran influencia en la segunda, especialmente tras la entrada en el euro, el Banco Central Europeo tiene como único interés la estabilidad de precios. Cuanto mayor sea la inflación, mayor será el tipo de interés con el objetivo de que esta no se dispare, en cambio si la inflación es baja, el BCE bajará los tipos para animar la economía.

Un entorno macroeconómico favorable para el ahorro tiene una inflación baja (de modo que los precios no vuelven insignificantes el ahorro) y tipos de interés altos (de modo que recibimos más por nuestros ahorros en el banco). Un entorno macroeconómico desfavorable tendrá una inflación alta y tipos de interés bajos. De hecho, en periodos de hiperinflación, no hay que guardar el dinero, puesto que este se deprecia muy fácilmente.

Si comparamos el entorno macroeconómico actual, veremos que hemos tenido, en los últimos quince años, unos tipos de interés bajos para lo que se había visto en España (no era rara una hipoteca la 12%), aunque la inflación ha sido más baja de lo que lo era en otras épocas (por ejemplo, en los años 70). Ante rentabilidades tan bajas, los ciudadanos han preferido endeudarse a ahorrar, unido a buenas perspectivas y buena tasa de empleo (antes de la crisis), ha causado que en muchos hogares se hayan olvidado ahorrar. No sabemos si esto cambiará con la actual crisis o la tendencia continuará (por ejemplo, ante un entorno de hiperinflación), pero no se puede negar que el entorno macro ha influido en nuestro comportamiento en gran medida.

Otras historias interesantes