Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

BBVA acelera su estrategia sostenible en el primer aniversario de los Principios de Banca Responsable

Hace un año, 130 bancos de todo el mundo firmaron el acuerdo global en materia de sostenibilidad más ambicioso hasta la fecha para la industria bancaria: los Principios de Banca Responsable. Unos principios que comprometen a las entidades firmantes a   alinear sus acciones con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) aprobados por la ONU y con el Acuerdo Climático de París. En este primer aniversario, BBVA -una de las 30 entidades fundadoras- ha acelerado su compromiso con la sostenibilidad hasta convertirla en 2020 en una de sus prioridades estratégicas.

“El 22 de septiembre de 2019, más de un tercio de los bancos de todo el mundo dimos un histórico paso al frente y firmamos en la sede de Naciones Unidas, los Principios de Banca Responsable”, explica Antoni Ballabriga, director global de Negocio Responsable de BBVA. “Un año después podemos afirmar que esta firma ha supuesto el movimiento global más poderoso de la industria bancaria por un cambio positivo real y por el desarrollo sostenible. Este año no ha sido nada fácil y todos lo recordaremos por el profundo impacto de la pandemia del COVID-19. Pero estos principios son más actuales que nunca”, considera.

Para Ricardo Laiseca, responsable de la Oficina Global de Sostenibilidad de BBVA, es mucho el camino recorrido desde la publicación de estos principios. “Ha sido un año muy intenso pero también lo son los nuevos retos que tenemos por delante. Queremos revisar al alza nuestro compromiso de movilización de fondos, los 100.000 millones de euros comprometidos hasta 2025 y establecer objetivos concretos de alineamiento de nuestras carteras más sensibles al cambio climático”, afirma.

En este primer año, BBVA ha dado importantes pasos en los seis principios, especialmente en tres de ellos. En relación al primer principio: Alineamiento, el banco ha llevado a cabo un proceso de revisión estratégica tras el cual ha convertido a la sostenibilidad en una de sus seis prioridades situándola en el centro de su negocio. El objetivo de BBVA es ayudar a sus clientes en su transición ecológica. Para ello, ofrece asesoramiento y soluciones sostenibles, inspirándose en los ODS, y garantiza además las inversiones necesarias para afrontar el desafío climático.

En cuanto al segundo principio: Impacto y fijación de objetivos, BBVA ha reafirmado su compromiso con la publicación del informe del `grupo de Katowice´. Dicho grupo compuesto además por ING, BNP Paribas, Société Générale y Standard Chartered ha decidido alinear sus carteras crediticias conforme al Acuerdo de París. Por otro lado, BBVA también identifica y evalúa el impacto, los riesgos y oportunidades en relación con el cambio climático.

Y finalmente respecto al quinto principio: Gobernanza y cultura, BBVA ha creado la Oficina Global de Sostenibilidad para liderar esta transformación en la entidad.

El 22 de septiembre de 2019 representantes de 130 bancos de todo el mundo firmaron los Principios de Banca Responsable en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York.

Compromiso 2025

El 28 de febrero de 2018, BBVA anunció el ‘Compromiso 2025’, su gran apuesta contra el cambio climático con la que contribuye a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas y que está alineada con el Acuerdo de París sobre el Clima. Este Compromiso 2025 está basado en tres líneas de actuación:

  1. Financiar: BBVA se compromete a movilizar 100.000 millones de euros en financiación verde, infraestructuras sostenibles y agribusiness, emprendimiento e inclusión financiera. Hasta junio de 2020, la entidad ha alcanzado la cifra de 40.000 millones de euros, un 40% de lo previsto. Esta cuantía se ha destinado a financiación verde (62%); inclusión financiera y espíritu empresarial (13%); infraestructuras sociales y agroindustria (11%); y otras finanzas sostenibles (14%).
  1. Gestionar los riesgos ambientales y sociales asociados a la actividad de la entidad, para minimizar sus potenciales impactos negativos directos e indirectos.
  1. Involucrar a todos los grupos de interés para impulsar de forma colectiva la contribución del sector financiero al desarrollo sostenible.

La labor de la financiación sostenible de la entidad continúa creciendo. La entidad fomenta la movilización de las inversiones necesarias para construir infraestructuras inclusivas e impulsar el desarrollo económico. Para ello, además de apoyar a emprendedores, brinda acceso a servicios financieros a la población no bancarizada (especialmente en América Latina)  principalmente a través de soluciones digitales básicas.

Otras historias interesantes