Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Capital humano 04 mar 2021

BBVA lidera la implantación de metodologías ‘Agile’ en la empresa española

BBVA-lider-agile-infografía-persona-hombre-dirección-poder-futuro

El 62,5% de las organizaciones con más de 50.000 empleados ya están trabajando de forma ‘Agile’, según el informe ‘Índice de Madurez Agile’. La consultora Opinno, en colaboración con Workday, ha presentado las conclusiones de este análisis de 600 empresas (260 españolas) en una veintena de países. BBVA, pionero en incorporar las formas de trabajo ágil en España, se posiciona como referente de éxito en su implantación.

La globalización, la revolución tecnológica, los cambios sociales y un mercado profesional liderado por nuevas generaciones de trabajadores que buscan ya otras inquietudes, han obligado a las empresas a hacer cambios profundos en su propia organización interna. “Todo ello se ha acelerado con la irrupción de la pandemia y los modelos de gestión más abiertos y flexibles se han vuelto imprescindibles”, ha explicado Imma Catalá, responsable global de estrategia y desarrollo de soluciones de Talento y Cultura en BBVA, en la presentación del estudio.

“Unos modelos que permitan al empleado tener una relación estrecha con sus responsables, participar e involucrarse en la compañía, desarrollar sus propias ideas y ser medidos por ello. Y si hay un modelo que ejemplifica todo esto, es la organización ‘Agile’ como la que hemos implementado en BBVA«, añade. Una transformación que la entidad bancaria comenzó en 2014 y que ha extendido hasta lograr su implantación en la forma de trabajar de más de 33.000 empleados.

La competitividad de las empresas se enfrenta a una serie de nuevos desafíos, que se han visto más pronunciados por la irrupción de la pandemia y la adaptación de los entornos laborales. La falta de velocidad a la hora de generar y mejorar los modelos de negocio, la distancia entre la estrategia y los equipos, el desencuentro entre el negocio y la tecnología, las arquitecturas técnicas envejecidas, frágiles y costosas, un talento desmotivado o unas capacidades obsoletas, son solo algunos de esos retos que ha identificado el informe.

Agilidad ante un mundo en constante cambio

“El modelo ‘Agile’ nace como respuesta a estos desafíos”, apunta Pedro Moneo, fundador y CEO de Opinno, “y su adopción permite a las empresas ser más rápidas y ágiles para adaptarse a las necesidades y prioridades de cada momento, reduciendo el ‘time to market’ de los productos y servicios, aumentando el valor que se entrega a los clientes y reduciendo el riesgo de los proyectos”.

Adolfo Pellicer, country manager de Workday para España y Portugal, ha explicado durante la presentación que «la agilidad es uno de los valores clave que definirán el futuro de las empresas”. Una agilidad que se consigue “teniendo una visión holística y dotando a los empleados de la tecnología, las habilidades, la mentalidad y las herramientas adecuadas para planificar y actuar con rapidez. En tiempos de cambio, las decisiones deben ser rápidas, efectivas y afectar a todos los niveles de la organización».

El estudio toma precisamente el pulso a la agilidad en las empresas analizando temas como la relación entre antigüedad de la organización y su nivel de agilidad, los sectores que llevan la delantera en términos de agilidad organizacional o cómo es percibida la cultura corporativa desde la perspectiva de la transformación.

Las empresas españolas todavía tienen mucho camino que recorrer en lo referente a agilidad corporativa. El índice apunta que, a nivel global, el 62,5% de las organizaciones con más de 50.000 empleados ya están trabajando con metodologías ágiles. Encabezan esta evolución las empresas de banca y seguros y de tecnología y telecomunicaciones. El informe señala la posición de ventaja de la industria financiera, fruto de la rápida y más efectiva adaptación por las contingencias del mercado. Ventaja que ha logrado alcanzar ajustando elementos centrales de la gestión empresarial, así como los ciclos y modelos de asignación de presupuestos y de priorización y toma de decisiones.

El papel de la tecnología y la cultura corporativa en la adaptación

La cultura corporativa es uno de los principales obstáculos con los que se encuentran las compañías a la hora de implementar su agilidad, según afirma el 40% de las organizaciones encuestadas en el estudio. De esta forma, cuanto más antigua es la organización, más representativos son los retos. El 25% de las organizaciones reconoce además que deben cambiar su diseño organizacional para adaptarse a los incesantes cambios del mercado, y mencionan cómo la escalabilidad se vuelve esencial en su estrategia junto a la desaparición de la jerarquía y la digitalización.

La tecnología supone un elemento clave para asegurar la implantación de este modelo. En este sentido, las compañías han experimentado la necesidad de apostar por modelos que permiten operar con mayor agilidad, escalabilidad y con acceso de forma sencilla desde cualquier lugar. Tecnología que permita una mejor gestión del dato y que facilite de forma eficiente llevar a cabo modelos de planificación, susceptibles de ser modificados de forma veloz para adaptarse a una realidad cambiante.

La agilidad en las organizaciones ha pasado en los últimos meses de ser una ventaja competitiva de las empresas líderes a convertirse en una necesidad para avanzar y mejorar en este contexto económico y empresarial cambiante. La capacidad de replanificación en espacios cortos de tiempo se convierte, ahora más que nunca, en una clave de éxito.

Otras historias interesantes