BBVA Research prevé que el PIB de Asturias crezca un 2,4% en 2017 y un 2,3% en 2018. Así lo indica  el servicio de estudios de BBVA en su último informe  ‘Situación Asturias’ presentado hoy por Miguel Cardoso, economista jefe para España de BBVA Research y Yolanda Martínez, directora de la Territorial Noroeste de BBVA. De cumplirse estas previsiones, se podrían crear unos 12.300 puestos de trabajo hasta el final de 2018 y la tasa de paro se reduciría hasta el 11,2%. En todo caso, siguen siendo necesarias reformas que continúen reduciendo los desequilibrios que todavía persisten.

Asturias aceleró su dinamismo en la primera mitad de 2017. En concreto, el primer semestre del año se estima que el PIB asturiano podría haber aumentado en el entorno del 0,7% trimestral, una décima menos que el ritmo de avance de la economía española y tres décimas más que el observado en el segundo semestre de 2016.

Esta mejora se apoya en el crecimiento del consumo, en particular del privado, la recuperación del sector inmobiliario y las exportaciones, tanto de bienes como de servicios turísticos. En particular, el impulso de la demanda interna se vio favorecido por la mejora de la confianza, la reducción de los tipos de interés y el aumento de las nuevas operaciones de crédito. Además, las reformas implementadas en años anteriores y la reducción de los desequilibrios acumulados por el sector privado antes de la crisis contribuyeron a dinamizar la inversión inmobiliaria y, en menor medida, la de bienes de equipo.

Los resultados de la encuesta BBVA de Actividad Económica en Asturias correspondientes al 3T17 son consistentes con una economía que continúa creciendo, aunque con expectativas menos positivas de cara al próximo trimestre. Según la encuesta, la economía asturiana mantiene un crecimiento positivo estable, con señales positivas en el sector servicios y el turismo, y más dudas respecto al sector industrial y las exportaciones de bienes.

Igual te interesa…

situacion-espana-2017-bbva

En el bienio 2017-2018 la economía asturiana seguirá creciendo casi un punto por encima de su media desde 1981, completando cuatro años con un crecimiento medio cercano al 2,4%. Sin embargo, algunos factores como los atentados terroristas de agosto en Cataluña, la situación política en esa misma comunidad y el previsible retraso en la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para 2018 introducen un sesgo negativo  adicional de incertidumbre que puede afectar al crecimiento regional.

12.300 nuevos empleos

Las previsiones de crecimiento del PIB van asociadas a una mejora del mercado laboral en la región para el bienio 2017- 2018, con la creación 12.300 empleos. Este ritmo de aumento de los ocupados permitiría la reducción de la tasa de paro hasta el 11,2% a finales de 2018. Sin embargo, la recuperación está lejos de los niveles de empleo de 2008 y no se está produciendo por igual en todas las comarcas de la región, ya que algunas se ven afectadas por la despoblación.

“El mercado laboral de Asturias se va recuperando, pero está aún lejos de los valores precrisis y muestra diferencias comarcales dentro de la región, con mayor dinamismo en las zonas más pobladas”

La región recuperará su nivel de PIB per cápita precrisis en 2018, apoyado por el crecimiento de la productividad media en diversos sectores, pero también por la reducción de la población. Con todo, no se alcanzará el nivel de PIB real absoluto ni el de empleo. La tasa de desempleo se situará a finales del año que viene 3,3 puntos por encima de su nivel a comienzos de 2008.

Así, la necesidad de continuar reduciendo los desequilibrios que aún conserva la economía asturiana obliga a la consideración de nuevas reformas que ayuden a elevar el crecimiento de la productividad, mientras se mantiene el crecimiento del empleo y se consolida el desapalancamiento frente al resto del mundo. Serán de especial interés medidas encaminadas a mejorar el mercado laboral y a continuar aumentando la productividad, donde la adaptación de la sociedad digital y la competitividad regional juegan un papel fundamental.

Además, en el contexto de la reforma de la financiación autonómica, el informe de BBVA Research ofrece también un análisis de la evolución de los gastos e ingresos públicos entre 2003 y 2016 de las CC.AA. Ello permite determinar el patrón seguido por Asturias y compararlo con el del conjunto de comunidades. Así, se observa que la comunidad asturiana presenta un perfil de ingresos y gastos muy similar al promedio, aunque ligeramente por encima de este durante buena parte del periodo.

Comunicación corporativa