Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tasas de interés 10 mar 2017

El BCE cambia ligeramente su discurso

El BCE ha mantenido su política monetaria sin cambios, tal como dio a conocer Mario Draghi el jueves en rueda de prensa. Sin embargo, la última reunión del Banco Central Europeo sí ha traído novedades. Por un lado, se muestra más optimista en cuanto al crecimiento económico. Por otro lado, eleva su previsión de la inflación para 2017 al 1,7% (desde el 1,3% que preveía en diciembre) debido al aumento del precio de la energía, aunque no cambia apenas su previsión de inflación a medio plazo. Y, por último, y  no menos importante, ha incluido algunos matices en su discurso, que pueden ser el preludio de cambios en su política, tal como destaca BBVA Research en su informe ECB Watch.

Como se esperaba, el BCE ha vuelto a dejar los tipos en su mínimo histórico, cuando se cumple un año desde que llegaron al 0%. Asimismo, ha mantenido el tipo de facilidad de depósito en negativo (-0,4%).  De hecho, “el Consejo de Gobierno sigue esperando que los tipos de interés oficiales del BCE se mantengan en los niveles actuales, o en niveles inferiores, durante un período prolongado que superará con creces el horizonte de sus compras netas de activos”, como afirmaba en un comunicado. Por su parte, Mario Draghi ha preferido no especular sobre una posible subida de tipos.

El Consejo de Gobierno sigue esperando que los tipos de interés oficiales del BCE se mantengan en los niveles actuales, o en niveles inferiores, durante un período prolongado

El BCE es más optimista que hace tres meses respecto a sus previsiones de crecimiento para la Eurozona y ha mejorado su previsión ligeramente al alza (en una décima) para 2017 al 1,8% y para 2018 al 1,7%. BBVA Research destaca que, mientras los riesgos continúan inclinándose a la baja y se relacionan predominantemente con factores globales, son menos pronunciados, tal como explicó Mario Draghi en rueda de prensa.

Respecto a la inflación, la visión general se mantiene inalterada, el BCE no ve todavía “signos convincentes de una tendencia al alza” de la inflación subyacente, señala BBVA Research. La inflación se ha revisado significativamente al alza este año (en 4 décimas hasta el 1,7% anual) por el aumento del coste de la energía y los alimentos en los últimos meses pero esto no ha cambiado la perspectiva más general, ya que este aumento de los precios es temporal y las previsiones en el horizonte  a medio plazo se mantienen en el 1,6% para 2018 y el 1,7% para 2019.

El BCE no ve todavía signos convincentes de una tendencia al alza de la inflación subyacente

El ritmo esperado de compra de deuda tampoco se modifica. Así, según lo anunciado el pasado mes de diciembre, a partir de abril y hasta al menos diciembre de este año, las compras se reducirán a un ritmo mensual de 60.000 millones de euros mensuales desde los 80.000 millones de euros actuales.

Mirando al futuro, BBVA Research señala que el BCE ha incluido un pequeño matiz en su discurso y Mario Draghi ha afirmado que la urgencia para tomar nuevas medidas ha descendido. En opinión de BBVA Research, “esto puede ser un pequeño paso o el preludio de cambios adicionales en la comunicación del BCE en los próximos meses”.

Otras historias interesantes