Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Historia 26 jul 2019

Bancos, protagonistas en la construcción de la historia de Colombia

En los últimos 200 años, Colombia se ha consolidado como una nación con estructuras políticas, sociales y culturales fuertes impulsadas por una economía sólida y respaldadas por entidades financieras, entre las que destaca BBVA desde su llegada al país.

La historia de la economía nacional ha estado marcada por la influencia de la banca comercial como pilar fundamental del sistema financiero que ha dado a personas, familias y empresas oportunidades de inversión, ahorro y financiación a lo largo de los dos últimos siglos.

Duro comienzo

Los primeros 50 años en los que nuestro país inició su recorrido como República, la economía vivió al margen del acontecer político caracterizado especialmente por luchas internas entre los bandos criollos que pugnaban entre Federalismo y Centralismo, llegando incluso a enfrentamientos bélicos en diferentes regiones del recién nacido país.

En aquellos años la población total se aproximaba a los dos millones de personas, de los cuales cerca del 90% vivía en áreas rurales y el 10% correspondía a funcionarios estatales, artesanos, comerciantes y personas que habitaban en las pequeñas ciudades y villas. (Colombia-200 años de identidad. Tomo 1)

Solo hasta 1863, cuando los principios de la Constitución de Ríonegro dieron posibilidades al surgimiento de la economía, las exportaciones pasaron de tres millones de dólares anuales en 1850, a 20 millones en 1870, especialmente de tabaco, quina, cueros y café que se cultivaban en Pamplona, Santander y salían por Cúcuta hacia el lago de Maracaibo.

El Banco Ganadero, fue uno de los impulsores del campo colombiano

La historia de BBVA en Colombia comienza con el Banco Ganadero, una entidad para fomentar la industria ganadera colombiana junto al Banco Cafetero.

Banca libre

Hasta 1870, no había un solo banco en Colombia, pero en el marco de la nueva constitución, surgieron las primeras entidades financieras (Bancos de Bogotá y Colombia). Se trataba de la llamada Banca Libre, instituciones financieras que trabajaban de manera independiente, emitían su propia moneda que cambiaban por oro sin los lineamientos de un banco central.

Aquella Colombia de mediados y finales del siglo XIX, era un país sin infraestructura. Carente de vías de comunicación, el transporte entre sus principales ciudades era lento. Hasta el año 1900, recién pasada la Guerra de los Mil Días, el presidente Rafael Reyes, decreta la construcción de la Carretera Central del Norte, que unida a la creciente importación de vehículos que, en esos primeros años del siglo XX, alcanzó la cifra de 13.200 vehículos, dio apertura a la construcción de carreteras y de la infraestructura vial regional.

Creación del Banco Central

“Solamente hasta 1923 el gobierno del presidente Pedro Nel Ospina invitó a una misión extranjera, presidida por el profesor Edwin Kemmerer de la Universidad de Princeton en Estados Unidos para que organizara la moneda y las finanzas públicas nacionales; se creó en ese año el Banco de la República”, explica Carlos Caballero, exministro y académico colombiano. Tras ese banco central, llegaría la Bolsa de Bogotá y la creación de la Caja Agraria, Industria y Minera; el Banco Central Hipotecario y el Instituto de Fomento Industrial.

Por aquel entonces la industria cafetera lideraba de lejos los incipientes esfuerzos por sacar adelante la economía. Ese cultivo que se expandió por varias regiones del país gracias a la Colonización Antioqueña”, era para los años 30, 40 y 50 el principal producto de exportación. Tras ese mercado llegaron los primeros bancos extranjeros que se ubicaron en Manizales y Medellín, que tuvieron vida efímera y tras las caídas del mercado, cerraron y se fueron.

Por aquel entonces la industria cafetera lideraba de lejos los incipientes esfuerzos por sacar adelante la economía.

BBVA en Colombia

La historia de BBVA en Colombia, comienza en 1956 cuando se funda el Banco Ganadero, una entidad financiera de economía mixta (Gobierno e inversionistas particulares) para fomentar la industria ganadera colombiana que junto al Banco Cafetero, irían hacer parte de los bancos de fomento, creados para fortalecer el sistema agropecuario del país.

Al Banco Ganadero, se unió la Federación de Ganaderos de Colombia, Fedegan una entidad gremial que iría a contribuir al resurgir de la industria ganadera en el país en la segunda mitad del siglo XX estimulando la consolidación de los Fondos Ganaderos Departamentales y ampliando el número de cabezas existentes en la década del 50.

Paralelo a esto y unos años después, se creó el sistema de Unidad de valor constante, Upac que sirvió para estimular el crédito hipotecario y dar protagonismo a las corporaciones de ahorro y vivienda que en los años 60 y 70 surgieron en Colombia, como Davivienda, Granahorrar, Concasa, Conavi, Corpavi, Colpatria, Colmena y Ahorramás.

Todo ese sistema sirvió para que el auge de la construcción entrara a formar parte de los indicadores económicos del país y diera pie para estimular la consolidación de grandes áreas urbanas, trayendo a millones de personas del campo a la ciudad.

Innovación social

En los años 90, BBVA llegó a Colombia adquiriendo el Banco Ganadero trayendo todas las ventajas y servicios de la banca global y reflejando un compromiso con el desarrollo social del país a través de sus políticas de responsabilidad corporativa, aportando a proyectos enfocados en educación, cultura y deporte.

Así, esta nueva visión de la banca llegó a Colombia y con ella el siglo XXI. En estos años, han sido múltiples los proyectos en los que BBVA en Colombia ha participado, incluso tras la adquisición del Banco Granahorrar que a su vez había comprado el Banco Central Hipotecario, se convirtió en uno de los líderes del sector hipotecario del país. Entre su portafolio, los créditos para comprar vivienda figuran entre los más solicitados, pero también ofrece servicios de financiación y de asistencia a los constructores y demás integrantes de la cadena.

Transformación digital

Hoy, BBVA ocupa los primeros puestos en la preferencia de los clientes. La entidad, abocada en un proceso de transformación innova desde las diferentes plataformas hasta llevar a las personas a que no tengan que pensar en una oficina y todo lo puedan hacer desde el celular, con lo que abren la ventana a un futuro cercano en donde la idea del banco como lo conocemos, desaparecerá.

El panorama financiero colombiano hoy en día cuenta con menos entidades, de 95 bancos que existían el siglo pasado, pasamos a tener 13 conglomerados financieros, como los denomina la nueva reglamentación, de los cuales cinco son nacionales y ocho, extranjeros. Por eso nada mejor que citar de nuevo a Caballero Argaez, “se transitó por un largo camino, lleno de dificultades y obstáculos, hasta llegar a la sólida y eficiente organización financiera de hoy en día”.

Otras historias interesantes