Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Ahorro 17 feb 2015

¿Qué consecuencias tiene una bajada de tipos de interés?

En tiempos de crisis, una medida que ya se ha tomado repetidas veces desde el Banco Central Europeo (BCE) ha sido la reducción de los tipos de interés con el objetivo, entre otros, de relanzar la economía. Pero, ¿qué consecuencias trae realmente una bajada del precio del dinero?

Evidentemente, cada movimiento de la máxima autoridad monetaria en la euro zona tiene consecuencias muy directas para los bolsillos de ciudadanos, empresas y países en materia de créditos, precios, hipotecas, ahorro, exportaciones, etc. ¿Estará preparando Mario Draghi una nueva rebaja de los tipos de interés?

Razones por las que suben o bajan los tipos de interés

Cinco veces ha bajado el precio del dinero el actual presidente del BCE, Mario Draghi. ¿Qué móviles le han llevado a esta decisión? Principalmente reactivar una dañada actividad económica y mejorar la capacidad de financiación de familias, empresas e, incluso, del Estado, el cual podría financiarse a precios más competitivos.

Otros factores por los que anteriormente se bajaron los tipos de interés fueron: la existencia de una débil recuperación económica, la baja inflación existente y la fortaleza del euro (fortaleza que castiga las exportaciones).

Cuando el BCE decide subir los tipos de intereses lo hace, principalmente, con el fin de contener la inflación, para conseguir la estabilidad de los precios. Es en épocas de expansión económica cuando más riesgos de inflación existe (al haber más demanda, los precios se incrementan). De este modo, al subir el precio del dinero, el BCE busca contener dicha inflación.

Consecuencias positivas

En principio, la bajada de los tipos de interés es a priori una buena noticia para los hipotecados. Aquellas hipotecas que estén referenciadas por el Euribor (más del 80% de las hipotecas en España) es probable que gocen de una reducción de sus cuotas hipotecarias dada la relación directa que existe entre la evolución de los tipos de interés y el Euribor.

No obstante, todo depende de las condiciones pactadas con la entidad a la hora de haber firmado la hipoteca, la fecha de revisión, etc. También debemos tener en cuenta también que muchas hipotecas antiguas tienen la cláusula suelo, por lo que podrían no ver una reducción de su cuota mensual a pagar.

Sea como fuere, si las hipotecas se abaratasen, las familias podrían contar un dinerillo extra todos los meses que podrían destinar al consumo u otros destinos. Según esto, si las familias cuentan con algo más de dinero y aumentan el consumo, las empresas venderían más. Es como una especie de “pescadilla que se muerde la cola”.

Aunque con esto último me muestro algo escéptica. Puede que las familias en vez de destinar ese montante al consumo, lo destinen al ahorro o a tapar agujeros económicos. Seguro que el pensamiento de muchas personas que llevan pasando apuros económicos durante bastante tiempo sea “ahorra, ahorrador, que ya vendrá el derrochador”.

Otro efecto de la bajada de los tipos de interés es que ciudadanos y empresas podrían financiarse más barato. Si bajan los tipos de interés implicaría una reducción automática del tipo al que presta dinero el BCE al sistema bancario. Por ende, los créditos en general deberían abaratarse y ofrecer unos menores tipos de interés a sus demandantes.

Aunque la rebaja del precio del dinero suponga la devaluación del euro, dicha devaluación sería muy positiva para aquellas empresas cuyo negocio es el exterior. Una moneda cuyo valor sea bajo, hará que te conviertas en más competitivo, y como consecuencia, mejorarían las exportaciones.

Consecuencias negativas

El principal efecto negativo es una menor rentabilidad en los productos de ahorro. La rentabilidad de los depósitos bancarios disminuiría, por lo que sería posible un flujo de capitales por parte de los ahorradores a la renta variable con el fin de obtener una mayor rentabilidad.

Otra consecuencia inmediata sería tener un euro más débil. Al bajar el precio del dinero, se devalúa el euro frente al dólar. ¿Qué consecuencias traería consigo? Por ejemplo, viajar al extranjero, a países extracomunitarios, saldría mucho más caro ya que en el momento de cambiar tus euros, al valer menos, saldrías perdiendo.

Otras historias interesantes