Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Análisis y opinión 01 sep 2017

Desafíos y oportunidades para la banca en la era digital

La Banca enfrenta hoy un desafío profundo, una situación interna que es la más exigente de su historia, con una presión reguladora enorme y una creciente sustitución de proveedores de servicios financieros para los clientes, en un marco de transformación digital y complejidad geopolítica.

“El mercado de servicios financieros está cambiando muy rápidamente y los bancos enfrentan posiblemente el entorno más exigente de su historia”, destacó Gloria Sorensen, economista jefe del BBVA Research Argentina, en el transcurso del Primer Congreso Argentino de Tecnología y Finanzas “Bank Tech 2017” que se realizó en Buenos Aires, donde se debatió y analizó entre otros temas, los nuevos medios de pagos, el dinero digital, las nuevas herramientas de marketing y comunicación con el cliente en una era de evolución tecnológica constante.

“El cambio tiene que ser profundo para la supervivencia de todos los prestadores de servicios financieros”, subrayó a manera de inicio Sorensen, quien fue contundente a la hora de puntualizar que la Banca no solo debe atender los cambios señalados, tras su salida de la crisis del 2008/9 sino además, con su relación hacia el cliente.

“También está cambiando el cliente. Porque es uno con menos lealtades, más exigente, puede cambiar de proveedor con mayor facilidad y le sumamos a esto la transformación digital… Esto se combina con un entorno geopolítico de crisis donde el terrorismo es un factor y el ciberterrorismo aparece como una nueva fuerza de crisis en el mercado. Ciertamente es un gran desafío, pero también una gran oportunidad poder actuar en éste sistema que es mucho mas dinámico y desafiante para todos”, señaló la economista.

Al preguntarse ¿Cómo afecta esto al sistema financiero? Gloria Sorensen señaló el enorme salto de productividad que ha significado para las economías la aplicación de las nuevas tecnologías de datos. “En 20 años los costos de procesamiento de las transacciones cayeron de 240 dólares por millón de transacciones a prácticamente 20. Estamos en una transformación muy profunda que lleva a que aparezcan nuevos actores en el sistema financiero: Uno, las fintech; otros, los grandes gigantes digitales que manejan muchos datos y muy rápidamente se pueden convertir en proveedores de datos, y los reguladores”.

En 20 años los costos de procesamiento de las transacciones cayeron de 240 dólares por millón de transacciones a prácticamente 20″

“Estos últimos son un tsunami regulatorio para evitar los riesgos adicionales o instrumentales que había tomado el sistema financiero previamente, y esto se junta con un entorno muy cambiante donde la clave para llegar a mejores servicios es innovar –puntualizó- pero cómo innovar sin incurrir en excesivos riesgos”. Es un interrogante complicado.

En cuanto al cliente, la profesional del BBVA hizo hincapié en el hecho de que “éste está demandando a la banca servicios que son globales en origen, que tienen que tener una fácil interacción y que sean preferiblemente gratis. Esto es lo que están pidiendo nuestros clientes y esta es la realidad que enfrentan los bancos”.

Gloria Sorensen, economista jefe BBVA Francés en Bank Tech 2017

Gloria Sorensen, economista jefe del BBVA Research Argentina, en el transcurso de Primer Congreso Argentino de Tecnología y Finanzas “Bank Tech 2017”, realizado en Buenos Aires.

Por otra parte, destacó la importancia de la “omnicanalidad” y en ese sentido sostuvo que el cliente no se relaciona con el banco a través de un solo canal sino de la red de sucursales, del teléfono móvil, a través del centro de consultas, de las pagina web, y el Banco, a su vez, se dirige a los clientes a través de estos canales. Esto -dijo- ha producido un aumento exponencial en el número de transacciones que realizan los clientes con los bancos.

El nuevo petróleo del siglo XXI son los datos”

Agregó Sorensen que la mayoría de los bancos tienen que atender estas consultas y gran parte de ellas no tienen ningún tipo de ingreso asociado. Añadió que la única forma de atender en forma eficiente esta nueva demanda de los clientes es utilizando los canales que tienen los menores costos, como el móvil.

“Sin duda, el ecosistema está cambiando y con él los bancos –dijo- y en este ecosistema hay tres partes: los incumbentes, los nuevos entrantes y los reguladores, y hay interacciones entre las partes”.

Comentó que hoy los bancos cuentan con el conocimiento del mercado que es una ventaja comparativa; además, están acostumbrados a seguir una regulación muy estricta y tienen la confianza de sus clientes, “algo que no es menor”, y dijo que “el nuevo petróleo del siglo XXI son los datos“.

Finalmente, se refirió al rol de los reguladores que calificó de “difícil, con un entorno muy cambiante. Por ejemplo, de nada sirve una regulación muy efectiva del BCRA si la UIF no tiene una regulación similar o consistente con esta”.

Sorensen finalizó su participación en el panel inicial al expresar: “Ciertamente es un gran desafío, pero una gran oportunidad poder actuar en éste sistema que es mucho mas dinámico y desafiante para todos”..

Estuvo acompañada por Guillermo Francos (Cofundador de Wanap); Ezequiel Glinsky (director de proyectos de Transformación Digital de Microsoft); Demian Gil Marino (Gerente de Negocios Corporativos); Marcos Lombardo (Fundador y CEO) y Maximiliano Coll (Subgerente General Comercial del Banco Ciudad). El congreso contó con la presencia de especialistas nacionales e internacionales en temas financieros y tecnológicos

Otras historias interesantes