Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca digital 10 dic 2018

El despliegue de productos globales de BBVA ya es una realidad

Gracias a las metodologías ‘agile’ y la reutilización de componentes tecnológicos, BBVA trabaja en el desarrollo de productos y servicios de banca digital globales que ofrecen una experiencia personalizada y unificada a clientes en todo el mundo.

Como parte de su objetivo de convertirse en una empresa digital, BBVA apuesta por la creación de productos 100% globales que ofrecen la misma experiencia personalizada a los usuarios independientemente del lugar donde consumen sus servicios.

El objetivo es ofrecer una experiencia idéntica y homogénea con el mismo diseño, la misma navegación y la misma usabilidad, específicas para cada cliente en cualquier parte del mundo. Es así como trabajan los grandes gigantes de internet –como Google, Facebook o Amazon– para quienes el lugar de conexión de un cliente no afecta al tipo de producto que reciben.

De hecho, BBVA es el primer banco en apostar por el desarrollo de productos globales para garantizar que su propósito de ‘poner al alcance de todos las oportunidades de esta nueva era’ se materializa en cualquier parte del mundo. Así, BBVA puede poner en manos de sus clientes en cualquier momento, y cualquier parte, las mejores soluciones bancarias y las mejores oportunidades a través del uso de datos.

Esta filosofía ya es realidad en BBVA gracias al trabajo conjunto de equipos multidisciplinares, la incorporación de nuevas metodologías de trabajo ‘agile’ –que aceleran la velocidad de desarrollo de productos–, y la agenda única de desarrollo o SDA (‘Single Development Agenda’). A estos pilares se suma la ejecución de una visión global que busca que todos los desarrollos que se realizan en cualquier geografía sean reutilizables por el Grupo para poder llevarlos fácilmente a otro mercado en poco tiempo.

¿Qué es un producto global?

BBVA ha establecido una serie de requisitos imprescindibles con los que todo producto o servicio digital debe contar para poder operar globalmente. Se trata de mejores prácticas ya definidas que determinan cómo el banco interactúa y se relaciona con los clientes a través de sus productos, sea donde sea.

Entre estos elementos básicos está la homogeneidad en los criterios de diseño y experiencia de usuario, así como la inclusión de los principios TCR. Estos principios, que aluden a ‘Transparencia, Claridad y Responsabilidad’, están presentes en BBVA desde 2014 y tienen el objetivo de que los clientes estén bien informados y entiendan claramente su relación con el banco, también en el ámbito digital.

Otra de las mejoras prácticas consiste en incorporar también los principios de la economía conductual o ‘behavioral economics’ en el desarrollo de cada producto global. Esta disciplina aúna principios de la psicología y la sociología para apoyar a las personas en la toma de mejores decisiones financieras.

Por otro lado, todos los productos globales cumplen con un estándar común en todos los países que define el uso de los datos en el banco y establece unas normas para su continua recolección y medición , incorporando aspectos como la ética y la construcción de confianza. Esto, impulsado por algoritmos de inteligencia artificial que ayudan a extraer valor adicional de los datos, permite entender el comportamiento de los usuarios para adaptar constantemente los productos a sus necesidades particulares.

Finalmente, todos los productos globales deben incluir los estándares definidos por BBVA para la creación de APIs que permiten que los productos puedan ser operarse de manera global y, al mismo tiempo, adaptarse a las necesidades locales cuando se requiera.

mejores-practicas-productos-globales-bbva

Contar con estos “elementos comunes básicos” facilita la consistencia de los productos a lo largo de las distintas geografías y permite acelerar los tiempos de entrega.

Productos con visión global

Estos son los hitos que BBVA ha ido logrando en los últimos meses dentro de su estrategia de productos globales:

  • Plataforma de banca móvil global

El primer ejemplo de producto global lanzado por BBVA fue la plataforma global móvil de desarrollo. El lanzamiento de esta herramienta marcó el inicio de una nueva etapa en la transformación del Grupo ya que permite unificar diseño, funcionalidades y experiencia de cliente en todas las soluciones de banca móvil en las distintas geografías.

Gracias a esta plataforma, es posible la reutilización de los diferentes componentes que componen cada ‘app’, lo que mejora considerablemente los tiempos de entrega de productos y servicios en las diferentes geografías. En muchos casos, el llamado ‘time-to-market’, es decir, el tiempo hasta que la solución está en manos de los clientes, se puede recortar en un 50%. Y el coste de desarrollo de estas soluciones puede ser un 40% inferior.

“La visión global permite a BBVA situarse en una posición de ventaja frente a sus competidores a la hora de maximizar el potencial de los datos”

La plataforma se lanzó primero en México y al poco tiempo en Uruguay, que se ha convertido en el primer país de América del Sur en contar con una plataforma de banca móvil global. El siguiente paso es Perú, donde también llegará la plataforma de banca móvil a principios de 2019.

Para el desarrollo de esta plataforma se combinó la experiencia y el conocimiento de los equipos de desarrollo globales (encargados del diseño de productos como BBVA Wallet), junto con el de los responsables de la galardonada aplicación de banca móvil de BBVA España. El resultado aúna lo mejor de cada diseño, funcionalidad y experiencia digital creada por BBVA con el objetivo de llevarla a los clientes en todos los países de forma homogénea.

La ‘app’ española, que también estará integrada próximamente en la plataforma de banca móvil global, ha sido nombrada dos años consecutivos como la mejor del mundo por la consultora Forrester gracias al “magnífico equilibrio” que logra entre una amplia “gama de funcionalidades de gran utilidad” y una “excelente experiencia de usuario”.

  • BBVA Invest

Otro ejemplo de producto global es BBVA Invest, la herramienta de asesoramiento que ofrece una experiencia personalizada y basada en datos para ayudar a los clientes a cumplir sus objetivos de ahorro.

Esta funcionalidad se ha construido también con visión global para, después de España, llegar a nuevos mercados con las mismas funcionalidades, diseño y facilidades basadas en datos para clientes en otras partes del mundo. Próximamente, estará disponible en México y más adelante en otros países.

  • Agregador financiero

BBVA ha sido la primera entidad bancaria en España en incluir en su ‘app’ el acceso a los productos que los clientes tienen contratados en otras entidades. Este ‘agregador’ permite a los clientes tener una visión más completa de su finanzas mediante la gestión a través de la ‘app’ de BBVA de cuentas y tarjetas de otros bancos así como fondos de inversión, planes de pensiones, depósitos, valores, productos hipotecarios y de consumo.

Este producto, que además seguirá evolucionando con nuevas funcionalidades, también ha sido concebido como un producto global y estará disponible en México y otros países.

  • Pagos invisibles

Como parte de su estrategia de pagos, BBVA explora nuevas formas de interacción entre usuarios y comercios como los ‘pagos invisibles’ que, gracias al uso de distintas tecnologías, facilitan el momento del pago entre el cliente y el establecimiento reduciendo tiempos de espera.

De hecho, BBVA ha puesto en marcha una solución de esta características en su sede en Madrid, donde los empleados pueden usar su cara para pagar gracias a un sistema de reconocimiento facial, entre otras experiencias. Este sistema está operativo desde verano de 2018 y ha facilitado con éxito miles de transacciones.

El desarrollo de estas nuevas experiencias de pago también tiene vocación global. Tras el despliegue en España, se trabaja en el desarrollo de distintas soluciones modulares que se adapten a las circunstancias y necesidades de los clientes en las distintas geografías para mejorar su experiencia de pago.

La apuesta de BBVA por la globalidad en el desarrollo de productos forma parte de su determinación de liderar los servicios financieros en un entorno de gran competitividad, marcado por la llegada de nuevos jugadores (como ‘fintech’ o grandes tecnológicas). En este contexto, la visión global permite a BBVA situarse en una posición de ventaja frente a sus competidores a la hora de maximizar el potencial de los datos y ofrecer a los clientes nuevas oportunidades y mejores formas de gestionar su vida financiera en cualquier parte del mundo.

Otras historias interesantes