Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Coronavirus Act. 18 jun 2020

El ecosistema de innovación, unido ante la crisis del coronavirus

En las últimas semanas, se han producido distintos llamamientos internacionales dirigidos al ecosistema innovador para luchar de manera conjunta contra la pandemia. Así, han surgido un gran cantidad de iniciativas que engloban desde propuestas que animan a las ‘startups’ y desarrolladores a plantear soluciones, hasta peticiones para que las instituciones compartan sus datos con la comunidad científica. El objetivo de todos estos proyectos es el mismo: aunar esfuerzos, creatividad y recursos para luchar contra los efectos del virus.

La innovación abierta, a través de la cual las organizaciones colaboran para aunar sus esfuerzos en busca de soluciones ante un problema, está ganando fuerza durante la crisis sanitaria del coronavirus. En las últimas semanas han surgido iniciativas para financiar ‘startups’ que busquen soluciones, así como aceleradoras para fomentar la búsqueda de nuevos tratamientos y llamamientos para compartir datos entre la comunidad científica.

Estos son algunos ejemplos de las iniciativas colaborativas que han surgido:

‘Hackatones’ virtuales para desarrollar soluciones

En las últimas semanas están surgiendo muchas de estas competiciones en las que equipos multidisciplinares tienen un tiempo limitado para proponer ideas ante un reto concreto. Uno de ellos es el ‘hackathon’ virtual #VenceAlVirus, organizado por la Comunidad de Madrid, cuyo objetivo es buscar soluciones tecnológicas relacionadas con la salud, la comunidad, el empleo y la empresa, durante la crisis del COVID-19.

A través de su programa ‘Ninja’, diseñado para fomentar y visibilizar el talento tecnológico dentro del Grupo, BBVA ha animado a sus empleados a participar en esta iniciativa y poner su conocimiento tecnológico al servicio de esta causa. Los participantes tendrán dos días (4 y 5 de abril) para proponer y desarrollar sus ideas durante un evento ‘online’. Después, la organización seleccionará 15 proyectos finalistas, en los que los participantes trabajarán durante una semana con mentores para preparar el prototipo y presentarlo con un ‘pitch’ ante los expertos, que evaluarán finalmente cómo ponerlos en marcha lo antes posible.

En el ámbito internacional también ha surgido HackCorona, en el que 300 personas trabajaron conjuntamente durante 48 horas para buscar soluciones ante esta crisis. El resultado del trabajo de estos ‘hackers’ se tradujo en 23 propuestas entre las que ha habido ideas como una moneda digital comunitaria para recompensar el tiempo de los voluntarios que ayuden a las personas mayores con sus necesidades, o una herramienta de inteligencia artificial para escalar la producción de vacunas de una forma mucho más rápida que la habitual.

Un llamamiento para impulsar que se compartan los datos

El análisis de datos agregados y anonimizados de fuentes como las redes de telecomunicación, las redes sociales o imágenes por satélite ha demostrado su utilidad en el pasado para mejorar la monitorización de la propagación de enfermedades como las causadas por los virus del Ébola y el Zika. Por esta razón, la organización The GovLab, un laboratorio de ideas basadas en datos asociado a la Universidad de Nueva York, ha realizado un llamamiento que insta a profesionales del ámbito del ‘big data’ en todo el mundo a compartir recursos y datos relacionados con el brote de coronavirus. A nivel nacional, la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial se ha sumado a un llamamiento similar, que impulsará el análisis de datos de geoposición para monitorizar la efectividad de las medidas de confinamiento sobre datos anónimos y agregados que facilitarán las operadoras de telecomunicaciones. A ambos llamamientos se han sumado distintos miembros de los equipos de Data Strategy y de Client Solutions de BBVA. El objetivo es fomentar las iniciativas en torno al uso de datos sobre la pandemia y fomentar que instituciones, tanto públicas como privadas, colaboren de forma organizada a la hora de compartir los datos que puedan ser útiles para luchar contra el virus.

“Los datos abiertos pueden ayudar a comprender mejor las dinámicas producidas por la crisis del COVID-19 para superarla con éxito”

Una institución que ya ha puesto su granito de arena en este sentido ha sido la Casa Blanca que, junto con varios grupos de investigación, ha compartido un ‘dataset’ de libre acceso a través de la plataforma Kaggle con más de 44.000 artículos académicos sobre el coronavirus. La idea es que sirva de ayuda a la comunidad global de expertos en inteligencia artificial (IA) para que puedan aplicar los últimos avances de técnicas como el procesamiento del lenguaje natural (PNL) en generar nuevas herramientas que ayuden a la comunidad médica a encontrar respuestas sobre esta enfermedad infecciosa.

En definitiva, tal y como analizaba recientemente un grupo de expertos convocado por la Comisión Europea, las empresas recaban datos de alta resolución que pueden ser de utilidad en la gestión pública si desde el ámbito privado se producen aperturas de información por el bien común, siempre en cumplimiento de la normativa sobre privacidad, y desde el ámbito público se plantean las preguntas adecuadas y se generan las condiciones para que esta información se active. Estas fuentes pueden ayudar a comprender mejor las dinámicas producidas por la crisis del COVID-19 para superarla con éxito.

Una aceleradora para buscar tratamientos

Mastercard, la Fundación Gates y Wellcome se han unido para lanzar la Aceleradora Terapéutica COVID-19 como respuesta a la falta de terapias existentes para luchar contra el nuevo virus y la lentitud que conlleva el desarrollo de una vacuna. Con esta iniciativa, que se han comprometido a financiar con 125 millones de dólares, su objetivo es agilizar la evaluación de medicamentos y soluciones que permitan tratar a los pacientes que sufren la enfermedad. Estas organizaciones también consideran fundamental aunar esfuerzos para poder acelerar la investigación y van a trabajar conjuntamente con la Organización Mundial de la Salud (OMS), organizaciones gubernamentales, reguladoras y el sector privado para coordinar recursos, investigaciones e inversiones.

“La aceleradora permite garantizar la accesibilidad de estos productos a aquellos con menos recursos”

La industria farmacéutica y biotecnológica también serán apoyos clave a la hora de aportar todo su conocimiento para identificar y desarrollar estos medicamentos. Gracias a que la aceleradora permite reunir todos estos recursos y experiencia, se puede reducir el riesgo financiero y técnico para los sectores involucrados, y garantizar la accesibilidad de estos productos a aquellos con menos recursos.

Financiación para ‘startups’ que ayuden a combatirlo

La Comisión Europea ha hecho un llamamiento a todas aquellas ‘startups y pymes’ con propuestas innovadoras que puedan resultar útiles a la hora de abordar diferentes aspectos del brote, para que apliquen a la próxima ronda de financiación del Consejo Europeo de Innovación (EIC). La CE ha dejado claro que en esta convocatoria, con un presupuesto de 164 millones de euros, “no existen prioridades temáticas y que los solicitantes con innovaciones en materia de coronavirus serán evaluados de la misma manera que el resto de solicitantes”. Sin embargo, en el caso de que les sea concedida, la Comisión intentará acelerar la entrega de subvenciones a aquellos proyectos relativos al Coronavirus. El EIC actualmente ya está apoyando algunas iniciativas, que recibieron financiación en rondas anteriores y que están contribuyendo a la lucha contra el virus, como el proyecto noruego EpiShuttle, para crear unidades de aislamiento especializadas unipersonales. BBVA ha colaborado en el pasado con iniciativas de apoyo a las ‘startups’ de la CE y se ha sumado a este llamamiento compartiendo la convocatoria con las compañías y emprendedores de su ecosistema.

Una web donde las ‘startups’ resuelven problemas de las empresas

Otro llamamiento dirigido a ‘startups’ lo ha protagonizado la empresa 27 Pilots que junto con algunas grandes firmas (Airbus, BMW, Bosch, Siemens o Bayer entre otras) han creado una web llamada ‘Startups contra el Covid-19’, donde las empresas pueden publicar los problemas a los que se están enfrentando durante esta crisis y las ‘startups’ ofrecer soluciones rápidas e innovadoras para resolverlos. La web, que es completamente gratuita y cualquiera puede participar en ella,  se encarga de estudiar las peticiones de las compañías y de ponerlas en contacto con aquellas ‘startups’ que dispongan de una solución pertinente. La plataforma pide que las soluciones sean lo suficientemente maduras como para que las compañías puedan comprarlas y adoptarlas de forma inmediata.

Gracias a esta iniciativa, cuestiones como la dificultad que están encontrando muchos negocios para prevenir la enfermedad ante la falta de mascarillas y geles desinfectantes, pueden encontrar soluciones en productos como la iluminación LED diseñada para desinfectar el interior de una habitación con sólo pulsar un interruptor, o purificadores de aire inteligentes para controlar y limpiar el aire del espacio personal.

Otras historias interesantes