Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Coronavirus 29 abr 2020

Enseñemos a nuestros mayores a manejar los medios digitales

Para aquellos que pasan estos días en soledad o que, afectados por la enfermedad, tienen que ser ingresados en centros hospitalarios, los dispositivos móviles se han convertido en el mejor medio para estar en contactos con los suyos. Dedicar un tiempo a enseñarles cómo utilizarlos es otra forma de ayudarles a sentir que están acompañados.

El uso de dispositivos digitales no está tan generalizado como a priori podría parecer. La crisis sanitaria del coronavirus ha dejado al descubierto la brecha digital que todavía existe en algunos ámbitos, uno de ellos tiene que ver con la edad. Aunque el uso del teléfono móvil entre las personas mayores ha empezado a ser habitual, no todos cuentan con las habilidades digitales necesarias para sacarle todo el partido o, sencillamente, carecen de uno.

En este último caso, lo primero será comprárselo vía ‘online’ y que llegue al domicilio de la persona que se va a encargar de enseñarles a usarlo. Una vez lo configuremos, solo tendremos que hacérselo llegar por alguno de los servicios de mensajería que siguen funcionando, o llevárselo el día que les acerquemos la compra a casa.

Existen modelos especialmente adaptados para ellos, pero carecen de algunas características propias de los ‘smartphones’, como la instalación de determinadas aplicaciones. Así que una opción, en las circunstancias actuales, puede ser elegir un dispositivo Android dentro de la gama baja o media. Tampoco hay que olvidarse de adquirir una tarjeta prepago o contratar una tarifa básica móvil. La primera opción suele ser la más habitual, pero hay que tener en cuenta que en las actuales circunstancias usarán un número elevado de datos para utilizar servicios de mensajería instantánea, realizar videollamadas o búsquedas en internet.

Configuración básica

Con el dispositivo en nuestras manos, llega el momento de configurarlo teniendo en cuenta quién va a ser el usuario, en este caso una persona mayor. Es fundamental adaptar el sonido y las características de visualización. Para ello hay que acudir a los ‘Ajustes’, buscar ‘Accesibilidad’ (o un epígrafe similar) y localizar la función que permite elegir el tamaño de la fuente. Dependiendo del modelo y la marca de teléfono, puede incluir más opciones como aplicar alto contraste a los textos.

En ‘Accesibilidad’ también figura un apartado dedicado al audio, aunque suele ser para configurar características muy específicas. En este caso, y para reducir los problemas de audición que aparecen con la edad, sería suficiente con acudir a la opción ‘Sonido’, del menú ‘Ajustes’, y subir al máximo todos los modos, además de activar la vibración.

También es recomendable instalar un ‘launcher’ como Grand Launcher o Big Launcher. Lo que hacen estas herramientas es reemplazar la interfaz de usuario habitual de los ‘smartphones’ por otra adaptada al uso que hacen las personas mayores, con funciones simples, un manejo más sencillo e incluso un botón SOS para emergencias. Estas interfaces adaptadas tienen un número limitado de pantallas donde colocar las ‘apps’ esenciales. No hay que olvidar que, como la idea inicial es que utilicen este teléfono para estar en contacto con familiares y amigos, lo primero es grabar esos contactos. Tampoco está de más guardar en la memoria el número de la farmacia más cercana y de sus comercios habituales, en caso de que sirvan comida a domicilio.

Cómo hacer una videollamada

En una de esas pantallas habilitadas por el ‘launcher’ se pueden colocar las aplicaciones imprescindibles, entre las que no debería faltar WhatsApp. Esta aplicación de mensajería instantánea es bastante intuitiva y tiene la ventaja de que la utiliza casi todo el que tiene un ‘smartphone’. Además, como incluye la función de videollamadas, no habría que instalar ninguna ‘app’ adicional y desde ahora permite hasta ocho participantes.

A partir de ahora empieza la parte más complicada: explicarles cómo hacer esas videollamadas. Lo mejor es llamarles al teléfono fijo y, cada uno con su dispositivo, indicarles los pasos que han de seguir empezando por algo tan aparentemente sencillo como es encender el dispositivo y lo que significa cada uno de los iconos que aparecen en su pantalla. Después, y utilizando nuestro móvil, llamarles al suyo para que aprendan a descolgar usando las funciones táctiles, una habilidad con la que muchos no están familiarizados.

Una vez abierto WhatsApp, lo siguiente es indicarles cuál es el icono al que tendrán que dirigirse. Mejor describírselo que decirles el nombre. Su agenda no será muy extensa, así que en lugar de usar el buscador es mejor que se dirijan al icono verde que aparece en la parte inferior derecha de la pantalla, para acceder desde ahí a su lista de contactos. Solo tienen que buscar el nombre de la persona con la que quieren hablar y no necesitan escribirlo.

Al tocar sobre el nombre, se abre una nueva pantalla. Aquí tienen que fijarse en los dos iconos que aparecen en la parte superior. Hay que insistir en que ignoren el que tiene forma de teléfono. Sirve para realizar llamadas vía WhatsApp y consume los datos móviles. Para hablar, es mejor utilizar la función que aparece en la pantalla principal de su teléfono y a la que tienen acceso fácilmente gracias al ‘launcher’ que hemos instalado.

El importante es el icono con forma de cámara de vídeo. Cuando pulsen sobre él, tendrán que confirmar sobre ‘Llamar’ cuando aparezca el mensaje ‘¿Hacer videollamada?’. Cuando la otra persona descuelgue, tienen que fijarse sobre todo en dos nuevos iconos que aparecen en la parte inferior: el del micrófono y el de la cámara. Si quieren que les vean y les oigan estos iconos tienen que aparecen sin la tachadura. Para cambiar el modo, solo hay que tocar sobre ellos.

Con esto, ya estaría todo listo para que empiecen una conversación cara a cara, ver por un rato a los suyos y sentirse más acompañados. Cuando finalice la videollamada, no hay que olvidarse de pulsar el botón rojo para colgar. Tampoco está de más explicarles qué tienen que hacer si los que reciben la videollamada son ellos: tocar sobre el botón verde para descolgar. De este modo la tecnología se convertirá en su vía de escape para estos días de aislamiento.

videollamada-movil-bbva

Explicar a los mayores cómo hacer videollamadas es una forma de estar más cerca de ellos en el confinamiento.

Otras utilidades

Junto a la aplicación de la videollamada, podemos aprovechar la ocasión para que usen su ‘smartphone’ de forma correcta con otras utilidades. Una de ellas es enseñarles a utilizar el buscador para localizar determinada información que está al alcance de un clic y que de otra forma es difícil de encontrar, como el número de teléfono de la farmacia más cercana o acceder al contenido de su periódico o revista favoritos.

De nuevo, gracias al ‘launcher’, uno de los botones que podemos colocar en la pantalla de inicio es la del buscador de Google. Para utilizarlo solo tendrán que pulsar sobre él y, a continuación, escribir lo que quieren encontrar. Si les resulta más fácil utilizar la voz, deben pinchar sobre el icono del micrófono y decir lo que quieren manteniéndolo pulsado hasta que acaben la frase. Si buscamos una farmacia, debajo del mapa que aparecerá en la pantalla figura la lista de las más cercanas. Al pulsar sobre ‘Llamar’ podrán contactar con la que quieran. Esto vale para cualquier tipo de establecimiento.

En el caso del periódico, tras decir o escribir su nombre en el buscador, solo necesitan pulsar sobre el primer enlace de los resultados (suele ser el correcto) y empezar a leer las noticias del día. También existe la opción de descargar la ‘app’ previamente. Los que prefieran informarse y entretenerse con la radio, agradecerán contar con una aplicación como TuneIn. Eso sí, previamente configurada para que no se pierdan entre toda la oferta disponible hasta que no se familiaricen con ella.

Otra opción de entretenimiento son los ‘podcasts’ de BBVA. Todos los capítulos de BBVA Podcast pueden descargarse en cualquier momento desde iVoox, Apple Podcasts, bbva.com. Además, destacar que el contenido de BBVA Aprendemos juntos también está en formato ‘podcast’. Perfecto en estos días para aprender a gestionar las emociones, por ejemplo.

Precauciones de seguridad

Las personas mayores con pocos conocimientos digitales pueden ser especialmente vulnerables a los fraudes realizados a través de internet, de los que también pueden ser víctimas a través del ‘smartphone’. Este tipo de ataques está incrementando notablemente durante la crisis del COVID-19, por lo que sería recomendable advertir a las personas mayores de estos peligros y enseñarles a navegar de forma segura en sus teléfonos.

Entre otras recomendaciones generales para navegar por internet, a la hora de usar sus dispositivos móviles es conveniente tener en cuenta estos consejos:

  1. No pinchar en enlaces o descargar archivos de remitentes desconocidos, o de cadenas de WhatsApp. Es preferible teclear la dirección en el navegador, antes que hacer clic en un enlace dudoso.
  2. Proteger los dispositivos con contraseñas robustas y distintas en cada servicio.
  3. Utilizar gestores de contraseñas: son una manera cómoda y fiable de tenerlas almacenadas, que pueden ser especialmente útiles para las personas mayores.

Otras historias interesantes