Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Entrevistas de trabajo por videoconferencia: qué tener en cuenta

La pandemia del COVID-19 ha cambiado la forma en la que nos relacionamos, también en el ámbito laboral y a la hora de buscar trabajo. Cómo preparar una entrevista de empleo por videoconferencia o las nuevas aptitudes que buscan los reclutadores también se han visto afectadas en estos meses.

En los instantes previos a una entrevista de trabajo muchas veces pesa la inquietud. El repaso mental de lo que se quiere decir, la carpeta con el CV apretada en una mano o la simple espera moviendo el pie de forma repetida son escenas típicas que se dan antes de entrar a una entrevista laboral. Ahora, ante la pandemia, esas escenas han cambiado porque la mayoría de las entrevistas de trabajo se llevan a cabo de forma remota, a través de videoconferencia.

Los procesos de selección se agilizan bastante gracias a las videoconferencias; no hace falta esperar la disponibilidad de una persona que trabaja. Puedes cerrar una entrevista de trabajo prácticamente de un día para otro”, explica María del Mar Cascón, responsable del departamento de Recursos Humanos de Agio Global Technology, consultora y empresa de trabajo temporal en el sector IT. En los últimos meses, detalla Cascón, unos 25 reclutadores se han dedicado a hacer entrevistas de manera virtual en su empresa. Aproximadamente el 80% de los procesos se realizan a través de herramientas de comunicación remota, una tendencia que ya venía creciendo en su sector antes de la pandemia.

¿Y cómo debe prepararse una persona para una entrevista por videoconferencia? Cascón hace hincapié en probar siempre antes que la conexión a internet y el dispositivo (mejor ordenador que móvil) funcionen de forma correcta. También hay que cuidar la posición de la cámara, evitar las sombras sobre el rostro y los contraluces. Pero sobre todo, es necesario prestar atención a la información que damos de nosotros mismos y a las distracciones que podemos provocar. “Recomiendo utilizar un fondo neutro, que no contenga imágenes, cuadros o fotografías. Vas a hablar con una persona y quieres que se centre en ti. Cualquier distracción puede hacer que la persona no escuche bien el discurso que estás teniendo”, explica.

Sonia Montes, gestora de banca en Experis, marca de la multinacional del reclutamiento y capital humano Manpower Group, cree que además de cuidar la imagen y la vestimenta, lo más importante es el lenguaje no verbal y la conversación que se produce entre candidato y reclutador. “Entra mucho más en valor el ‘feedback’ constante con el interlocutor, desde advertirle, si sabemos que puede haber cualquier tipo de interrupción durante la entrevista, hasta respetar tiempos, silencios, turnos de palabra o que se convierta en una conversación distendida entre dos partes”, recalca.

Montes señala que las conversaciones son ahora “más cercanas y humanas” que antes de la crisis sanitaria. Preguntas como ‘¿qué ha hecho o aprendido el candidato durante el confinamiento?’ empiezan a formar parte de la conversación y pueden servir para conocer mejor a las personas, saber si éstos han adquirido o reforzado conocimientos y habilidades durante estos meses. “Con la crisis sanitaria se han evidenciado de una manera mucho más sobresaliente competencias sociales para adaptarse a entornos hostiles, como son la adaptación y flexibilidad a los cambios, la resiliencia y la gestión del tiempo. También una mayor proactividad en la toma de decisiones de los candidatos”, describe Montes.

Un cambio que también se ha visto en los reclutadores, que han mostrado una capacidad empática de “ponerse en la piel del candidato y evaluar de la manera más objetiva los aspectos técnicos y emocionales por los que el candidato ha podido atravesar en estos meses”, detalla Montes.

Jóvenes que conocen el mundo laboral de la mano de BBVA

Los cambios son notables y las personas jóvenes que empiezan a sumergirse en el mundo laboral los notarán especialmente. Ante este nuevo contexto, 30 jóvenes universitarios participaron recientemente de forma remota en unas jornadas de formación sobre empleabilidad, que llevó a cabo BBVA en colaboración con la Fundación Princesa de Girona.

Entre las iniciativas que aprendieron los participantes, durante un encuentro celebrado en plena pandemia, se encuentra el hecho de enfrentarse a una realidad cambiante que requiere una capacidad de adaptación constante. “Esta capacidad de adaptación es clave en entornos cambiantes”, explicó María Abascal, directora global de Relaciones Institucionales en BBVA y una de las organizadoras del evento. Abascal puso de ejemplo su propia experiencia para reinventarse durante esta crisis, en la que participó de forma activa en la adquisición de material sanitario por parte del banco para donar a los hospitales.

Otro ejemplo en el que se trabajó en talleres prácticos durante esas jornadas fue la necesidad de aprender a trabajar en remoto de forma colaborativa, una práctica que es una realidad en BBVA y en muchas empresas españolas desde hace años. “En el sector IT se busca a gente que se pueda incorporar a dinámicas de cambios y que se adapten a equipos que son cada vez más horizontales y menos verticales. Se busca a personas que aporten ideas, que estén acostumbradas a trabajar en remoto. Miramos más la productividad, mientras la presencialidad se queda en un segundo plano”, explica Cascón, de Agio Global Technology.

En el curso organizado por BBVA, que en otras ediciones se ha realizado de forma presencial, los jóvenes destacaron la importancia de valorar el trabajo en equipo y confiar en los compañeros para lanzar sus proyectos. Una de las enseñanzas principales que nos han dejado estos meses de trabajo a distancia y que Sonia Montes, de Experis, recalca: “Hay un claro cambio y una necesidad de valorar aspectos como la comunicación eficaz y la relación 360º de las personas en la organización. La capacidad de afrontar y resolver situaciones controvertidas mediante la creatividad, la imaginación y la autodeterminación se ha puesto en evidencia en esta etapa y continuará en boga durante un largo periodo de tiempo pos-COVID-19”.

Otras historias interesantes