Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Coronavirus 01 abr 2020

BBVA permite a sus clientes en España firmar documentos desde casa

Los clientes de BBVA en España pueden firmar documentos desde casa a través del canal digital que elijan, web o ‘app’ (Android e iPhone). Esta funcionalidad cobra especial importancia tras el estado de alarma que limita los desplazamientos, ya que si los clientes tenían pendiente ir a una oficina para realizar esta operación, no es necesario que esperen a que esta crisis sanitaria remita.

Actualmente, todos los clientes digitales de BBVA en España pueden utilizar la firma digital. Esta opción no sólo es especialmente útil para la contratación a distancia de productos; es un elemento clave de la relación entre el cliente y su gestor.

Fruto de esta relación se generan diferentes documentos, como contratación de servicios o la firma de documentación como, por ejemplo, declaración de actividad económica, que pueden ser firmados a distancia. De esta forma, todos aquellos clientes que tengan pendiente cerrar algún tipo de documento, pueden firmarlo en casa y enviárselo a su gestor. Este también lo puede gestionar desde casa.

En el caso de la contratación de productos, es posible que el clientes necesite comentar algunos detalles con su gestor, aunque prácticamente todos se pueden firmar por ‘app’ y por web. En estos casos, el gestor remite al cliente la documentación contractual (o la informativa previa) y el cliente sólo tiene que entrar a su buzón y buscar la tarea pendiente de firma.

Al hacer clic sobre el documento podrá ver de forma rápida, sencilla y segura todos los detalles de la operación: intervinientes, condiciones y la información legal. Una vez aceptado, sólo resta introducir su clave de acceso para firmar el contrato y terminar así la operación. Además, en el caso de los contratos, es posible firmarlo por un solo titular o más.

Desde que comenzó la crisis del coronavirus, BBVA recomienda a sus clientes evitar todos los desplazamientos y operar desde casa. El banco permite realizar una amplia gama de operaciones a través de la web y la ‘app’, salvo aquellas que, por ejemplo, requiera el movimiento de efectivo o necesite la intervención de un fedatario público.

Los clientes pueden realizar por canales digitales otras operaciones tan habituales como transferencias o consultas de saldos y movimientos en sus cuentas bancarias, así como de sus tarjetas, tanto de débito, crédito y prepago. Además, si las tarjetas se pierden puede apagarlas para que no estén operativas.

Otras historias interesantes