Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cuatro formas de aprovechar la paga extra para mejorar tu salud financiera

BBVA-salud-financiera-formas-aprovechar-paga-extra-ahorro-invertir-pension-hipoteca

Las pagas extra de Navidad y verano sirven para equilibrar la economía familiar en épocas de mayor gasto. Aunque son momentos complicados para ahorrar, una parte de esta gratificación extraordinaria que contempla el Estatuto de los Trabajadores en España puede aprovecharse para mejorar la salud financiera. Ahorrar, amortizar cuota o plazo de la hipoteca, empezar a invertir o incluso aportar al plan de pensiones son algunas de las opciones. En este artículo lo detallamos.

El artículo 31 del Estatuto de los Trabajadores lo refleja con claridad: "El trabajador tiene derecho a dos gratificaciones extraordinarias al año, una de ellas con ocasión de las fiestas de Navidad y la otra en el mes que se fije por convenio colectivo o por acuerdo entre el empresario y los representantes legales de los trabajadores. Igualmente se fijará por convenio colectivo la cuantía de tales gratificaciones". Aunque la Ley permite, también por la vía del convenio colectivo, que las pagas extraordinarias se prorrateen en las 12 mensualidades, lo cierto es que las empresas españolas suelen optar por dar este extra salarial a los empleados de cara a las vacaciones de diciembre y julio.

Apuntamos cuatro maneras de aprovecharlo para mejorar nuestra salud financiera, un estado de las personas (y las empresas) que se caracteriza por poder cumplir sin problema con las obligaciones financieras y sentirse tranquilo con respecto a su futuro financiero y con libertad para hacer planes.

1. Ahorrar

Parece un consejo básico, pero lo cierto es que ahorrar cualquier ingreso extra se considera una norma generalizada en el mundo de las finanzas personales. Ver la paga extra como una posibilidad de ahorro es sencillo: solo hay que ser consciente de lo que se necesita, de la capacidad de gasto y de las posibilidades que ese ahorro puede ofrecer.

Un estudio publicado por Rastreator indica que el porcentaje de españoles que no llega a ahorrar más de 100 euros mensuales se ha incrementado un 33% con respecto a 2020, año en el que se registró un repunte en el ahorro de las familias debido a la pandemia.

“Cada persona tiene que ahorrar en función de su capacidad económica, pero, por poco que sea, tenemos que intentar destinar al ahorro parte del dinero que nos quede después de afrontar los gastos imprescindibles”, explica Manuel Morales, responsable de Producto Global Digital en BBVA.

Tener un colchón para hacer frente a imprevistos nos va a permitir vivir con mayor tranquilidad, y estar seguros de que, si en algún momento tenemos que hacer frente a un gasto extra, lo vamos a poder afrontar sin tener que endeudarnos. “Es importante tener una visión anual del ahorro, de forma que, si un mes por lo que sea no podemos ahorrar, no nos suponga un estrés, al poderlo compensar otro mes en el que los gastos sean menores o recibamos un ingreso extraordinario”, añade Morales.

Una de las mejores formas para que ahorrar cueste menos esfuerzo es precisamente hacer una transferencia de la paga extra a una cuenta destinada al ahorro. La ‘app’ de BBVA pone a disposición de sus clientes la herramienta ‘Programa tu cuenta’, que, entre otras cosas, permite definir de antemano qué parte de la extra se va a destinar al ahorro. “Podemos automatizar que una parte de las pagas extras o de la devolución de impuestos vaya al ‘cajón del ahorro’. Si esto lo decidimos de antemano y lo programamos a través de las herramientas de la ‘app’, no nos causará tanto dolor porque no nos estamos quitando algo hoy, lo haremos en el futuro”, explica Nuria Pesquera, responsable de Behavioral Economics en BBVA.

independencia-mudanza-casa-dinero-ahorrar-comprar-alquiler-vivienda-jovenes-bbva

2. Amortizar cuota o plazo de la hipoteca

Cuando el nivel de endeudamiento sea elevado, otro de los usos que se le puede dar al dinero extra es aprovecharlo para amortizar cuota o plazo de la hipoteca o cualquier otro préstamo. Dicho de otro modo, utilizar ese ingreso para cancelar parte de la deuda con el banco. Esta aportación extraordinaria ayudará a bajar los intereses totales a pagar, a disminuir el importe de la cuota mensual (si se decide amortizar cuota) o a devolver antes el crédito si se opta por reducir plazo.

A la hora de decidir si es el momento de amortizar total o parcialmente un préstamo conviene tener en cuenta que los expertos consideran que el límite de capacidad de endeudamiento de una persona se sitúa alrededor del 35% de los ingresos mensuales.

Como en el caso del ahorro, las herramientas digitales también pueden ser muy útiles para saber si el nivel de endeudamiento de una persona es saludable o para elegir qué préstamo interesa amortizar, teniendo en cuenta el tipo de interés que se paga o la cuantía de las cuotas, por ejemplo. La ‘app’ de BBVA permite a los clientes comprobar de un vistazo la deuda que tienen, ver el esfuerzo económico que les supone y conocer cuál es el límite que pueden asumir sin poner en riesgo su bienestar financiero.

3. Empezar a invertir

Aunque la idea de invertir puede parecer limitada a grandes patrimonios, lo cierto es que destinar parte de la paga extra a inversión puede hacer que nuestros ahorros crezcan a una velocidad mayor. Desde BBVA se recomienda ir poco a poco, "sin urgencias" y con el objetivo de ir ganando experiencia y formación. Para ello, lo mejor es hacerlo con pequeñas inversiones e intentar informarse lo máximo posible antes de entrar en bolsa. A partir de ahí se puede ir aprendiendo cómo funciona el mercado. Fijar de antemano posiciones de ‘stoploss’ o límite de pérdidas es una buena herramienta para controlar las inversiones.

Una buena opción para quienes no confían todavía en su propio conocimiento o experiencia es recurrir a fondos de inversión manejados por entidades especializadas en gestionar carteras de inversión.

4. Aportar al plan de pensiones

El 70% de los españoles de la llamada generación del 'baby boom' (nacidos entre 1957 y 1977) encuestados por el Instituto BBVA de Pensiones creen que la vida de jubilados de su generación será peor que la de los actuales. Así se desprende de la última encuesta sobre pensiones y hábitos de ahorro, publicada recientemente, que arroja que la mayoría piensa que tendrá que jubilarse más tarde y percibirá una menor pensión.

En este punto, conviene tener en cuenta que, desde enero de 2021, tanto la cantidad máxima anual que se puede aportar a planes de pensiones como la desgravación máxima anual a aplicar se encuentran limitadas. Desde esa fecha, podemos aportar al año únicamente hasta 2.000 euros a planes de pensiones (exceder este límite conlleva una sanción administrativa) mientras que el importe máximo que se podrá desgravar en el IRPF anualmente será la menor de las siguientes cantidades: 2000 euros o el 30% de los rendimientos netos del trabajo y/o actividades económicas.

'Podcast': Mejora tu salud financiera y reduce el estrés aprendiendo a gestionar tu economía

00:00 10:36