Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

BBVA, junto con los hermanos Roca, premia a los diez mejores productores sostenibles de España

productores-sostenibles-concurso-bbva-celler-gastronomia-sostenible

BBVA ha anunciado el nombre de los diez ganadores de la segunda edición de los Premios a los Mejores Productores Sostenibles. Los galardonados han sido seleccionados entre cerca de 200 candidatos de todo el territorio nacional. Con esta iniciativa, que el banco ha impulsado por segundo año consecutivo en colaboración con El Celler de Can Roca, busca dar visibilidad a agricultores, ganaderos y productores de alimentos cuya actividad aúna el compromiso con el medioambiente, la apuesta por las medidas de ahorro energético y la alimentación saludable.

El aceite de oliva de Aceites García de la Cruz (Toledo) y de Castillo De Canena Olive Juice (Jaén); la pasta de La Espelta y la Sal (Guadalajara); la algarroba de Pedro Pérez Martínez (Valencia); el arroz de Riet Vell (Tarragona); las frutas y verduras de Terracor (Islas Baleares) y de ‘Saifresc’ Hortaval Natur (Valencia); la almendra de Almendrehesa (Almería); la miel de Antonio Simón (Madrid) y el tomate Lobello de Caparrós Nature (Almería) se han convertido en los ganadores de la segunda edición de los Premios BBVA a los Mejores Productores Sostenibles. Los productores premiados han sido seleccionados de entre más de 200 inscritos en esta segunda edición. Por comunidades autónomas, destaca Andalucía, Cataluña y Castilla-La Mancha, que aglutinan el 50% de los candidatos. En cuanto a los sectores, carnes/huevos; hortalizas y frutas de especies herbáceas; y aceites y grasas lideran el ranking de inscritos.

Los ganadores verán sus productos de temporada incluidos en una de las recetas que mensualmente El Celler de Can Roca elabora para el proyecto ‘Gastronomía Sostenible’, proyecto de apoyo y visibilización del pequeño productor que promueve, también, la cocina saludable con ingredientes de calidad y temporada. De esta forma, los productos locales ecológicos y la cocina de los Roca entrarán a formar parte de los hogares españoles. Además, los hermanos Roca conocerán de primera mano los productos seleccionados para las recetas y los ganadores se incorporarán a un plan de difusión de la mano de BBVA y El Celler de Can Roca.

Los atributos de los mejores productores sostenibles

El jurado, formado por miembros de BBVA, El Celler de Can Roca y un representante de la consultora independiente ECODES, ha valorado el carácter innovador de los productos; los beneficios ambientales vinculados a la adopción de medidas de eficiencia energética -como la reducción de las emisiones de CO2-, el consumo de energía, la gestión eficiente del agua o la apuesta por energías renovables-; la repercusión social y económica de su producción, así como las acciones puestas en marcha para la preservación de la biodiversidad. Todos los productos seleccionados cuentan con el certificado ecológico otorgado por el Ministerio de Agricultura del Gobierno de España.

“Con la segunda edición de estos premios se reconoce la importancia de los productores que han apostado por un modelo de negocio sostenible como elemento clave en la recuperación económica de España. El compromiso adquirido por BBVA es el de visibilizar a estos productores para que sirvan de inspiración a otros y puedan mostrarles el camino hacia un crecimiento sostenible de sus negocios”, ha afirmado Alberto Cano, director de Pymes de BBVA en España.

Gastronomía y sostenibilidad, unidas

BBVA y El Celler de Can Roca llevan desde el año 2013 trabajando de manera conjunta con el objetivo de crear iniciativas que generen un impacto positivo en la sociedad. La unión de gastronomía y sostenibilidad que se inició a través del proyecto ‘Gastronomía sostenible’ -para apoyar a la producción de proximidad y contribuir en la transición hacia una vida sostenible-, dio un paso más en 2020 con la búsqueda de los mejores ganaderos, agricultores y productores de alimentos en general de España a través de los Premios BBVA a los Mejores Productores Sostenibles.

“Introducir en las cocinas de los hogares ingredientes de calidad producidos de manera sostenible a través de nuestras recetas, es clave para acercar el buen hacer de los productores españoles. Desde ‘Gastronomía sostenible’ los pequeños productores tienen la oportunidad de mostrar cómo la aplicación de criterios sostenibles en sus producciones permite ofrecer un producto de calidad que además ayuda al planeta”, ha asegurado Joan Roca, propietario de El Celler de Can Roca.

La producción sostenible, reconocida por BBVA y El Celler de Can Roca

La familia García de la Cruz se dedica desde 1872 a cuidar de sus olivares en los Montes de Toledo y a producir aceite de oliva virgen extra, que en la actualidad distribuyen en más de 40 países. Su compromiso con la sostenibilidad les ha llevado a que el 100% de la producción de Aceites García De la Cruz proceda de cultivo ecológico y a que la mayor parte de los envases de PET que trabajan estén fabricados con un 25% de material reciclado. Además han optimizado el ahorro de agua en más del 20% mediante la utilización de sondas de humedad en el campo.

Castillo De Canena Olive Juice es una empresa familiar de Jaén que produce desde 1780 aceites de oliva virgen extra (AOVES) de cosecha temprana de las variedades picual, royal y arbequina. Sus productos están elaborados respetando los ciclos naturales de la naturaleza. Una parte de su producción de oliva está certificada en Agricultura Biodinámica. Desde 2011 certifica su huella de carbono y desde 2013 la huella hídrica, con el compromiso de reducirlas año tras año. Esta empresa andaluza también promueve la economía circular mediante la obtención de compost natural y utiliza energías renovables para abastecer el sistema de riego.

La Espelta y La Sal (DeSpelta) es una empresa de Guadalajara que transforma principalmente los cereales de la explotación agrícola ecológica de Francisco Juberias en las vegas de Palazuelos (Sigüenza), en harinas y pastas ecológicas. Se trata de una explotación ecológica, que utiliza la rotación de cultivos como elemento regenerador del suelo. Centrada en economía circular, La Espelta y la Sal reutiliza todos los subproductos que genera y ha creado empleo en una de las zonas rurales despobladas de España.

Pedro Pérez Martínez es una empresa valenciana que desde 1980 se dedica al procesado de la algarroba, combinando un proceso único en el sector. La energía necesaria para el procesado de ‘Beflesh’, nuevo producto de harina de algarroba ecológica deshidratada, no genera emisiones, ya que la empresa cuenta con una planta fotovoltaica en la cubierta de las instalaciones. Además, Pedro Pérez trabaja en un proyecto de carácter circular para fomentar el cultivo del algarrobo local y el desarrollo de nuevos productos de alto valor añadido a partir de la algarroba, favoreciendo la economía local y un impacto positivo ambiental.

En 2011, tres agricultores crearon Saifresc (Hortaval Natur), una empresa valenciana con una amplia tradición artesanal y familiar, con conocimientos técnicos de producción agrícola en la comarca de la Huerta de Valencia. En la actualidad produce 70 productos: 5 cítricos, 5 frutales, 10 hierbas aromáticas y 50 hortalizas y toda la producción está certificada como producto ecológico. Una producción que se distribuye a través de canales cortos de comercialización para reducir las necesidades de envasado, conservación y transporte. Sus envases están hechos de material biodegradable y compostable. Los restos de los cultivos son reincorporados al suelo, por lo que se cierra el ciclo natural.

Riet Vell es una empresa catalana creada en 2001 por la ONG SEO/BirdLife, una de las principales organizaciones ambientales en España, tras evaluar en un proyecto LIFE la viabilidad de cultivo ecológico del arroz en el delta del Ebro dentro de la red Natura 2000. Para su creación se implicaron casi 200 personas y otras entidades ambientales. Sus productos proceden de agricultura ecológica y contribuyen a la conservación de especies y hábitats, fomentando una agricultura integrada en el entorno y favoreciendo la biodiversidad.

Terracor es una organización balear de cinco socios productores que se dedican al cultivo de frutas, verduras, hortalizas y hierbas aromáticas, en gran parte autóctonas, promoviendo siempre el respeto por el medio ambiente y por el consumo local y de temporada. Todo ello sin olvidar la calidad, el aroma y el sabor del producto. Esta empresa, certificada con Global GAP -estándar reconocido internacionalmente para la producción agrícola-, implementa medidas de protección del suelo, el agua y la biodiversidad, y dispone de un sistema de retorno de envases que contribuye con la economía circular.

Almendrehesa es una sociedad almeriense formada por 21 agricultores que desde hace cinco años comercializa principalmente almendra ecológica procedente de agricultura regenerativa. Su línea de productos está destinada a la regeneración del suelo y del paisaje en una zona que se caracteriza por su aridez y su alta erosión. Este tipo de producción regenerativa ayuda a fijar el suelo, recuperar su fertilidad y captar además carbono. En ella se combinan los almendros de secano, como cultivo principal, con otros cultivos como el olivo, la vid, los cereales o las hierbas aromáticas, además de con la implementación de setos, cubierta vegetal, apicultura y pastoreo sostenible.

Caparrós Nature, fundada en 1984, nace como una empresa familiar consolidada ya en más de 12 países. Producen diferentes variedades de hortalizas y frutas ecológicas como el Lobello, un tomate cherry pera de forma ovalada, color rojo intenso, textura única y un sabor dulce. Esta empresa almeriense dispone de invernaderos con sistemas de control climático automatizado y utiliza un 'packaging' sostenible. Además, cuenta con diversas certificaciones de gestión ambiental como la ISO 14.001, GRASP, Global GAP y Empresa Saludable de AENOR. Asimismo, inscribe su huella de carbono desde 2017 y calcula su huella hídrica. A esto se añade un programa específico de inclusión laboral.

Miel Antonio Simón es una empresa familiar de cinco generaciones de apicultores de Guadalajara y Madrid que produce actualmente 13 variedades de miel de producción ecológica (roble, brezo, madroño, castaño, multifloral, cantueso, eucalipto, tomillo, romero, espliego, acacia, tilo, azahar), además de polen deshidratado y fresco y jalea real. Las colmenas se ubican exclusivamente en zonas de interés ecológico sin elementos contaminantes. Desde esta empresa promueven el proyecto ‘Proyecto Apícola Apadrina’, que impulsa la conservación y protección de las abejas. Además, ofrece visitas guiadas de acercamiento a la apicultura ecológica, así como cursos formativos de técnicas apícolas que incluyen prácticas en colmenas ecológicas.

Otras historias interesantes