Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

En el estómago de los comedores de empleados de BBVA Bancomer

Uno de los beneficios más valorados por los colaboradores de una organización son los comedores. Eso sucede en BBVA Bancomer en donde decenas de manos trabajan todos los días para ofrecerles una comida completa. Detrás de ella existe una logística importante.

El banco cuenta con cuatro sedes en la Ciudad de México con servicio de comedor. Los de mayor volumen son Torre BBVA Bancomer y Parques Bancomer, siguiéndoles Tecnoparque y el Centro de Procesamiento de Datos (CPD). Los equipos que trabajan en los comedores están compuestos por meseros, ayudantes de cocina, cocineros, almacenistas y chefs ejecutivos, sumando en total 296 personas.

Ophélie Richard Sánchez, directora de Servicios Generales del banco, compartió la experiencia de estar al frente de sus comedores. Comenta que durante los últimos dos años la satisfacción en el servicio que otorga el comedor a los colaboradores de BBVA Bancomer ha crecido consistentemente: “Antes de mudarnos a la Torre BBVA Bancomer nuestra última encuesta nos arrojaba un 54% de satisfacción y para 2017 llegamos a un 80%, este logro fue gracias a que en las  nuevas sedes hicimos una serie de cambios en el menú para enfocarlo más al gusto del colaborador; de tal manera que incluimos menús especiales. Por ejemplo, los miércoles de antojitos mexicanos, el jueves de postre y actualmente una nueva propuesta denominada ‘arma tu ensalada’, con lo que buscamos balancear de manera saludable la alimentación de nuestros comensales”.

En estas sedes se sirven a diario más de 6,500 comidas completas en promedio y al mes suman 130,000. “Cada platillo que se sirve tiene una logística específica. Las recetas están ligadas a códigos de productos y a sus precios; también el contenido calórico de las recetas está calculado y diseñado por el chef ejecutivo, quien se encarga de que las cantidades estén previstas para que los almacenistas puedan hacer los pedidos”, explicó Ophélie Richard.

Los productos que se reciben para los comedores de BBVA Bancomer pasan por un primer control de calidad, el cual asegura la temperatura de los alimentos (4°C ambiente y de 0°C a -18 °C congelados), posteriormente se hace una revisión aleatoria de cualidades organolépticas, que son todas aquellas descripciones físicas que se pueden percibir a través de los sentidos, como sabor, olor y consistencia. También se realiza la verificación del gramaje; es decir, los productos son pesados para cerciorarse de que el pedido está completo; y, por último, pasan por estándares particulares para poder consumirse, de lo contrario, el equipo que realiza esta revisión debe rechazarlo.

Las materias primas que se utilizan para la elaboración de las 130,000 comidas completas al mes en promedio representan volúmenes considerables:

En cuanto a la panadería y repostería Richard comentó: “En Torre Bancomer tenemos una pastelería donde se hornean los postres y las galletas que se ofrecen en esta institución, como los servicios de ‘coffee-break’ y los eventos; también para algunos Bussiness Center y realizamos diversas variedades de pan dulce y salado para los comedores privados de la Torre Bancomer”. Además, cada jueves se prepara ‘el postre de la abuela’ con recetas tradicionales para los colaboradores de Bancomer.”

Al finalizar el recorrido por las entrañas de unos de los comedores más grandes a nivel corporativo en Latinoamérica, la directora de servicios generales de BBVA Bancomer aseguró: “Ahora tenemos que reinventarnos dándoles consejos a los colaboradores, nuestros comensales, sobre la importancia de alimentarse de la mejor manera, y es algo por lo que nos preocupamos todos los días, dando alimentos ricos, pero sobre todo que sean los más saludables para satisfacer a los colaboradores del Banco más grande del país.”

Otras historias interesantes