Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

¿Es el fin de la política monetaria expansiva?

El bien que ha hecho durante la crisis la política monetaria expansiva llega a término. Ana Rubio, de BBVA Research, analiza el porqué de este final y el efecto que puede tener sobre la economía la retirada de estos estímulos.

¿Por qué debe acabarse la política monetaria expansiva en Europa?

La política monetaria ha sido muy exitosa durante la crisis y ha tomado un gran protagonismo; ha conseguido que la crisis no sea más profunda y que se hayan sentado las bases de una recuperación que ya se está consolidando. Aunque también tiene efectos secundarios negativos, como lo es el impacto sobre la rentabilidad bancaria.

Especialmente, cuando los tipos son negativos, o la curva de tipos es plana o decreciente, la política monetaria tiene mucho impacto sobre la rentabilidad, que en Europa es inferior a lo que están exigiendo los mercados, siendo esto insostenible. Realizando un paralelismo farmacéutico, la situación se asemeja a administrar un medicamento durante demasiado tiempo; finalmente acabarían dando comienzo los efectos secundarios.

¿Qué sistemas bancarios se verán beneficiados por la retirada de los estímulos?

Los que se vieron más perjudicados por su introducción. Es decir, los que tienen más peso de créditos a tipo variable, más depósitos minoristas, los que tienen una financiación menos dependiente de la de su soberano y los que tienen una menor tenencia de deuda pública. Sumando todos esos factores, el sistema financiero español debería ser de los más beneficiados a partir de ahora.

¿Volveremos al mundo precrisis tras esta retirada?

No, han ocurrido cosas que han supuesto un antes y un después. En un futuro, los flujos interbancarios, al menos los no garantizados, se encontrarán en gran parte intermediados por los bancos centrales. Esto implica que los bancos serán más dependientes en la toma de decisiones. Además, ahora se tiene la experiencia de utilizar algunas herramientas de políticas monetarias nuevas, por ejemplo, sabemos que los tipos de interés a corto plazo pueden ser negativos y durante un periodo prolongado de tiempo.

Todo ello va a sesgar, por ejemplo, nuestra decisión de dar tipos variables o tipos fijos en los nuevos créditos. En cualquier caso, es difícil saber qué va a pasar con el efecto total de la retirada de estímulos ya que existen muchos otros factores, como una regulación más exigente, como la transformación digital de la banca… de todos estos factores dependerá el resultado del impacto final en la banca del futuro.

Otras historias interesantes