Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Análisis económico Act. 19 sep 2018

La economía colombiana da señales de ajuste ordenado

Fotografía de Economía colombiana da señales de ajuste ordenado

Los menores precios del petróleo y un complejo contexto internacional para la inversión y las exportaciones del país llevarán al Producto Interno Bruto (PIB) de Colombia a un crecimiento alrededor de 2%. Este crecimiento estará determinado por la expansión de la industria petroquímica, las importaciones, el sector de servicios y la construcción.

En el año 2016, la economía colombiana continuará en un proceso de ajuste y moderación gradual de su tasa de crecimiento. La desaceleración será explicada  por los menores precios del petróleo y un complejo contexto internacional para la inversión y las exportaciones del país. En total, estas condiciones llevarán el crecimiento del PIB hasta una cifra de alrededor de 2%. No obstante, y a pesar de este retador ambiente, la economía está dando señales de un ajuste ordenado.

Fotografía del crecimiento del PIB en Colombia

En este contexto de desaceleración, el  gasto de los hogares crecerá en 2016 por debajo de su registro de 2015, ante las perspectivas de disminución en la demanda de los bienes durables (como vehículos) y semi-durables (por ejemplo vestuario y muebles). Además, las mayores tasas de interés, tras el incremento del Banco de la República de su tasa de intervención, y la menor confianza de los hogares reducirán la demanda por bienes de consumo. Por su parte, el consumo público tendrá un crecimiento bajo en 2016 como consecuencia de las restricciones presupuestales reconocidas por el Gobierno en el plan de gasto de 2016 y la menor ejecución característica de las entidades regionales al inicio del nuevo período ejecutivo.

Sectorialmente, el crecimiento de 2016 estará determinado por la expansión de la industria petroquímica, de aquellos sectores que compiten con importaciones y el sector de servicios. La construcción, al igual que en 2015, aportará positivamente al crecimiento, pero esta vez jalonada más por el componente de vivienda dirigida a la población de ingresos medios que el de obras civiles.

La política económica enfrenta grandes retos

En el frente inflacionario, el choque en los precios de los alimentos y el traspaso de la depreciación a la inflación llevarán a una convergencia más lenta de la inflación. En este contexto esperamos incrementos adicionales en la tasa de interés de referencia, con el fin de mantener la credibilidad en la política monetaria y lograr la convergencia de la inflación hacia su meta.

En cuanto a la política fiscal, la discusión sobre una reforma tributaria estructural y la necesidad del Gobierno de reemplazar la menor renta petrolera y los impuestos que se vencen en los próximos años será un elemento central en las discusiones de política económica.

En materia cambiaría, la tasa de cambio seguirá afectada por el precio del petróleo, la incertidumbre sobre la dinámica de la economía de China y los altos niveles del déficit en la cuenta corriente. Seguimos esperando que sean los elementos externos los principales determinantes, tanto del nivel como de la volatilidad de la tasa de cambio. Sin embargo, es importante señalar que la flexibilidad cambiaria continúa siendo una política acertada, que logra mitigar parcialmente el choque externo, generando perspectivas favorables para aquellos sectores que compiten con las importaciones este año.

Fotografía del crecimiento del PIB por sectores en 2016. Colombia

En 2017 la economía consolidará su proceso de recuperación

Para 2017 esperamos que la actividad económica del país incremente su tasa de crecimiento, con expansiones en todos los componentes de demanda, pero particularmente por un mayor impulso de la inversión fija. Después de dos años de moderación económica, el país logrará recuperar poco a poco una saludable senda de expansión. Sin embargo, en este contexto de recuperación y de normalización del panorama macroeconómico persistirán varios retos que se deberán seguir siendo monitoreados. Dentro de ellos, el ajuste de las cuentas externas, las cifras fiscales y la convergencia de la inflación hacia la meta de inflación.

Pincha aquí para ver el informe Situación Colombia de BBVA Research del primer trimestre de 2016.

José Vicente Romero es economista principal en BBVA Research Colombia

Otras historias interesantes