Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

La igualdad de género tendrá que esperar 200 años

Al ritmo actual, no habrá igualdad de género en las empresas hasta el 2219. Así lo afirma en un reciente informe el Foro Económico Mundial — que se reúne la semana que viene en Davos— y añade que la brecha en la participación económica es de un 41,9% (el 100% representa la paridad). Para acelerar el proceso y avanzar juntos hacia un desarrollo real y duradero, se plantea, entre otras soluciones, el emprendimiento.

Esta es una de las conclusiones de la mesa coloquio “La mujer y los jóvenes en las políticas de desarrollo y emprendimiento en Iberoamérica”, celebrada esta semana en la sede de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) de Madrid. Su director de Emprendimiento, Esteban Guillermo Campero, dibujaba el contexto de América Latina, donde el 99% de las empresas son micro, pequeñas o medianas (miPymes). El problema, ha dicho, es que se trata de una región con muchos emprendedores y poca innovación. “Hay que romper la lógica de la creación de empresas por necesidad, y que sea por oportunidad”, ha señalado.

Hay que romper la lógica de la creación de empresas por necesidad, y que sea por oportunidad

Para ello, Campero ha recordado el papel que juegan las microfinanzas en el impulso de pequeños emprendedores: “La experiencia de América Latina en este sector es muy amplia, ya hay 10 millones de beneficiarios. No hay que limitarse sólo a otorgar crédito, también hay que ofrecer seguros y en otros productos que cubran sus necesidades”.

Esa es precisamente la labor de la Fundación Microfinanzas BBVA (FMBBVA), que lleva más de diez años acercando los servicios financieros a personas con pocos recursos. Actualmente, de los más de dos millones de pequeños emprendedores a los que atiende en América Latina, más de la mitad son mujeres. Durante su intervención, la responsable de Empoderamiento de la Mujer de la Fundación, Laura Fernández Lord, ha dicho que “hay que acompañarlos para que puedan identificar nuevas líneas de actuación y por supuesto facilitarles el acceso a redes, ya que aumenta su probabilidad de éxito”.

Fotografía de Laura Fernández Lord, FMBBVA, en las III Jornadas Seguridad de las Inversiones en Iberoamérica

Laura Fernández Lord, responsable de Empoderamiento de la Mujer de la FMBBVA, durante su intervención en las III Jornadas Seguridad de las Inversiones en Iberoamérica, celebradas en la sede de la SEGIB

También ha comentado que cuando se empodera a una mujer, se reduce la pobreza y se promueve el desarrollo sostenible: “Sus emprendimientos crecen más rápido que los de los hombres, y lo que ganan, lo invierten en sus hijos”.

Las microfinanzas, clave para el desarrollo

“En los últimos 20 años se ha evolucionado del microcrédito hacia un modelo más amplio ligado a la inclusión financiera”. Así lo ha dicho Fernando Jiménez Ontiveros de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid) en otra mesa coloquio, también celebrada durante las III Jornadas de Seguridad de las Inversiones en Iberoamérica del Consejo General del Notariado, la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y el Caribe, y la SEGIB.

Los desafíos en América Latina, según ha enumerado, son muchos: innovar en los productos, acercar la tecnología a las poblaciones alejadas y excluidas, mejorar la regulación y promover la estabilidad financiera. “España puede jugar un papel fundamental en el desarrollo de la región y la Fundación Microfinanzas BBVA es un excelente ejemplo de ello”.

Fotografía de Giovanni di Plácido, FMBBVA, en las III Jornadas Seguridad de las Inversiones en Iberoamérica

Giovanni di Plácido, director de Estudios y Análisis de la FMBBVA, junto a Rafael Hoyuela, del BID; David Tuesta, de la CAF y Fernando Jiménez Ontiveros, de la Aecid (modera Luisa Estévez Martínez, abogada)

Por su parte, el director de Estudios y Análisis de la FMBBVA, Giovanni di Plácido, ha señalado que las seis entidades de la Fundación llevan a cabo 5.000 operaciones diarias y reconoce que el ahorro es “un vehículo muy importante para la inclusión financiera”.

Di Plácido, que ha hablado junto a Jiménez Ontiveros, Rafael Hoyuela, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y David Tuesta, del Banco de Desarrollo de América Latina – CAF, ha incidido también en la importancia de que el acceso al sistema financiero sea “asequible, oportuno y adecuado” y ha recordado que la metodología de la Fundación, las Finanzas Productivas, se basa en el financiamiento a pequeños emprendedores por su capacidad para crecer gracias a sus microempresas. “Tras dos años con la entidad, el 33% consigue superar la pobreza”, ha afirmado y ha concluido que “el desarrollo será mayor en la medida en la que el modelo esté enfocado en las necesidades y en la proximidad”.

Tras dos años con la entidad, el 33% consigue superar la pobreza

La FMBBVA trabaja estrechamente con la Aecid, el BID y la CAF para poner su experiencia sobre el terreno al servicio de todos y no dejar a nadie atrás. Especialmente, a las mujeres que tienen que recorrer un camino más largo para ser independientes económicamente. Todo, para poder avanzar más rápido hacia la igualdad de género, clave para el desarrollo sostenible. Porque como comentaba Ana Bujaldón Solana, presidenta de la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias (FEDEPE), en una de las mesas coloquio: “No hay que dar un paso atrás ni para coger impulso”.

Queda mucho trabajo por delante para conseguir que la igualdad de género llegue antes de 2219  y, o aceleramos el proceso ahora que podemos, o no llegaremos a ver la igualdad entre hombres y mujeres. Al ritmo actual, tendríamos que vivir 200 años para ver esa realidad y de momento los avances de la ciencia no son suficientes para hacerlo posible.

Otras historias interesantes