Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Salud 20 nov 2018

Las promociones bancarias ayudan a cuidar la salud y el bolsillo

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) se estima que las tasas de obesidad seguirán aumentando al menos hasta el 2030. Estados Unidos de América (EUA) será el país con el mayor índice, seguido por México, que ocupa el segundo lugar de obesidad en adultos.

Los buenos hábitos alimenticios deberían comenzar en casa, pero no siempre ocurre así, ya que actualmente no todo el mundo tiene suficiente tiempo para preparar alimentos sanos y balanceados. La mayor parte de las personas se inclina por la comida rápida, ya sea en restaurantes o solicitándola a domicilio. Desafortunadamente muchas personas se percatan del impacto de estos malos hábitos alimenticios cuando ya existe un problema de sobrepeso u obesidad. Pero nunca es tarde para tomar conciencia y modificarlos.

Grafica Obesidad OCDE

De acuerdo con la OCDE, la obesidad continuará con una tendencia de aumento hacia el año 2030.

Al respecto, Araceli Arroyo, nutrióloga de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), comenta que cuando existe sobrepeso u obesidad es recomendable acudir con un experto. El paciente debe explicar el estilo de vida que lleva para que el especialista realice una evaluación completa, tomando en cuenta la edad, el peso, la talla, el estado general de salud, la composición corporal, la actividad física, los horarios de comida y los alimentos que le gustan.

Con todos estos elementos se puede elaborar un plan de alimentación personalizado, en el cual deben incluirse los grupos de alimentos que se mencionan en el plato del buen comer, como frutas, verduras, leguminosas -frijol, garbanzo, lentejas-, y los productos de origen animal, como pollo, carne y pescado.

Posteriormente, el experto explicará el régimen alimenticio que debe seguir la persona con problemas de sobrepeso u obesidad, mismo que le permitirá llevar una alimentación sana y equilibrada. “Pero más que nada de lo que se trata es de enseñar a comer y a combinar los alimentos”, señala Arroyo.

La nutrióloga enfatiza que el desayuno es un alimento muy importante, así como el abundante consumo de agua y la actividad física; combinando todo lo anterior se logra un buen funcionamiento del organismo. Durante el día deben realizarse cinco comidas sin dejar pasar más de tres horas para consumir los alimentos entre una y otra. Se recomienda que el último alimento sea dos horas antes de irse a dormir, para tener buena digestión y buen sueño.

Es importante mencionar que el nutriólogo no solamente puede ayudar a disminuir o controlar el peso, sino también a mantenerse sano y prevenir enfermedades crónicas como males cardiovasculares, hipertensión arterial, osteoporosis, diabetes, cardiopatías, gastritis, colitis, colesterol y triglicéridos elevados.

Una buena alimentación aunada a la actividad física conlleva a mejorar la vida de una persona y a prevenir enfermedades. Conviene tener presente que en la decisión de tener un estilo de vida saludable es posible apoyarse en los beneficios que otorga ser cliente de una institución financiera.

Por ejemplo, BBVA Bancomer, a través de su Programa de Recompensas y alianzas, premia la lealtad y preferencia de sus tarjetahabientes al brindar atractivos beneficios y promociones, como descuentos, meses sin intereses y pago con Puntos Bancomer en establecimientos dentro del giro de salud y bienestar y/o que cuentan con departamento de farmacia como:

BBVA Bancomer cuenta con programas de meses sin intereses para sus tarjetahabientes.

El Programa de Recompensas Bancomer es válido en más de 100,000 establecimientos a nivel nacional y se puede consultar a través de la aplicación BBVA Wallet.

Otras historias interesantes