Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Ahorro 05 jul 2017

Llegado el momento de la jubilación, ¿cómo rescato el plan de pensiones?

Después de haber estado ahorrando durante años, llega la jubilación y con ella rescatar, por fin, el plan de pensiones. En este punto, es habitual que surjan dudas sobre cuál es la mejor forma de cobrarlo para complementar así la pensión o cómo va a tributar en el IRPF.

Quienes hayan seguido el acertado consejo de ir aportando dinero a un plan de pensiones durante su vida laboral (cuanto antes se empiece, mejor), y ahora vean aproximarse su jubilación, pueden preguntarse: “¿cómo me conviene cobrarlo?” En primer lugar, hay que recordar que no es obligatorio rescatar el plan de pensiones justo después de jubilarse, ya que se puede mantener ahorrado el tiempo que se desee. Pero si se decide cobrarlo, contamos con varias opciones para hacerlo:

  • Rescatar el total del plan (rescate en forma de capital).
  • Convertir el plan en una renta periódica (rescate en forma de renta, asegurada o financiera).
  • Rescatar una parte del capital y el resto, recibirlo en forma de renta (rescate en forma mixta).
  • Rescatar solamente una parte y seguir guardando el resto (rescate parcial).

Es fundamental elegir la manera más adecuada a nuestras necesidades y fijándonos también en la fiscalidad.

Trae tu plan a BBVA y obten una bonificación del 3%

Sí, los importes rescatados tributarán

Durante los años de aportación, el plan de pensiones ayuda a ahorrar, ya que el capital directamente invertido en él reduce nuestra base imponible del IRPF. Como consecuencia, permite pagar menos impuestos e incluso haber bajado de tramo de retenciones. Sin embargo, en el momento en que rescatamos el plan, esto cambia: ahora las rentas que se reciban incrementarán dicha base, lo que hará que se paguen más impuestos, ya que el importe procedente del plan tendrá la consideración de rendimientos del trabajo. Al final, se trata de un diferimiento del pago de impuestos, pues lo que se ahorra en impuestos en el momento de acumular el capital, se termina pagando en el momento del rescate de ese capital.

Rescate en forma de capital

Esta modalidad permite recuperar el 100 % del capital acumulado en el plan de pensiones, tanto las cuotas que se han ido ahorrando a lo largo de los años como la posible rentabilidad que se haya derivado de ellas.

Al rescatar el plan de pensiones de esta forma, hay que hacer un único pago de impuestos por lo ahorrado en el plan de pensiones sumado a la pensión pública.

Rescate en forma de renta

Si se opta por esta forma, se recibirá de manera periódica –mensual, trimestral, semestral o anual – una cantidad de dinero que puede ser fija o variable:

  • Renta asegurada: evitará que la rentabilidad de un plan de pensiones esté sujeta a los movimientos del mercado, por lo que siempre se cobrará la misma cuota.
  • Renta financiera: la cuantía que se recibe de manera periódica varía en función de la rentabilidad del plan de pensiones.

Rescate mixto

Esta opción para rescatar el plan de pensiones, como indica su nombre, combina las anteriores: consiste en recibir una parte de lo ahorrado en capital y, posteriormente, cobrar una renta periódica. Aquí, es importante calcular hasta si interesa recibir una parte en capital y afrontar el incremento –o no- del tramo del IRPF.

Otra opción a tener en cuenta es el beneficio fiscal que establece la Ley 35/2006 del IRPF, que puede aprovecharse en esta situación: es posible rescatar una parte en forma de capital (correspondiente a aportaciones previas al 31 de Diciembre de 2006) y aplicarle una reducción del 40 %. La cuantía que reste en el plan de pensiones se podrá mantener intacta e ir recuperándola en forma de renta periódica.

Tres consejos para ahorrar en el cobro del plan

– Como el capital del plan de pensiones se suma a la base imponible del IRPF, es interesante esperar a rescatar el plan al año siguiente a la jubilación. La base será menor al contar con menos rentas.

– Es importante calcular bien la renta a percibir mensualmente para no traspasar la cantidad que nos lleve a tributar en un tramo superior del IRPF.

– Si el plan de pensiones no tiene muchos fondos, puede resultar más interesante recuperar el 100 % del capital y afrontar el pago de los impuestos de una sola vez.

En BBVA dispone de simuladores de planes de pensiones, con las que puede simular qué cuantía recibirá en el momento de la jubilación y cuánto tendrá que tributar por ella.

También puede encontrar el plan de pensiones que mejor se adapte a sus necesidades de ahorro accediendo al catálogo de BBVA.

Trae tu plan a BBVA y obten una bonificación del 3%

Otras historias interesantes