Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Inversión extranjera 20 jun 2019

El impacto de la inversión extranjera directa en la economía mexicana

Generación de empleos e impulso al crecimiento económico son dos importantes efectos de la Inversión Extranjera Directa (IED) para la economía mexicana. En los últimos días, este indicador ha estado sujeto a diversas valoraciones sobre su comportamiento. Carlos Serrano Herrera, economista jefe de BBVA en México, hace un análisis de esta variable a través del artículo ¿Cómo va la Inversión Extranjera Directa?, publicado en el periódico El Financiero.

Serrano destaca que además de los empleos y el impacto económico, la IED tiene otras ventajas importantes: permite financiar déficits de cuenta corriente, ayuda a medir la confianza en el país de los inversionistas extranjeros a largo plazo y también tiene un efecto positivo en “la adopción de tecnologías más eficientes, lo cual puede contribuir a elevar la productividad”.

El economista precisa que durante el primer trimestre de 2019, de acuerdo con  datos de la Secretaría de Economía, México recibió 10,162 millones de dólares, mientras que en el mismo periodo del 2018 la cifra fue de 12,644 millones de dólares, caída que representa un 20%. Sin embargo, se han presentado una serie de enfoques que hacen preguntarse si aumentó o tuvo un menor desempeño.

Para Serrano la principal diferencia está en una comparación entre el dato del primer trimestre de este año contra el dato preliminar del año pasado, de 9,502 millones de dólares, lo que significa un incremento de 6.9% que, en su opinión es incorrecto, pues debe compararse contra el dato de cierre de trimestre, lo que sugiere la probabilidad de que la cifra sea revisada, “pero es imposible anticipar la magnitud y el sentido de la revisión”.

La IED, como lo explica el economista jefe de BBVA en México, está compuesta por nuevas inversiones, reinversión de utilidades y cuentas entre compañías; los tres rubros son de suma importancia para “una perspectiva macroeconómica pues representan divisas que ayudan a financiar los déficits de cuenta corriente y pueden generar empleo y crecimiento”.

Según el Banco de México, la IED cayó 20% en los primeros tres meses del año

En lo que se refiere al componente de nuevas inversiones, Serrano expone que se debe analizar, pues concentra los nuevos proyectos de inversión o entradas de recursos. Este componente en el primer trimestre de 2018 fue de 1,884 millones de dólares, que comparado con el mismo periodo del presente año, de 2,280 millones de pesos, representa un aumento de 21%, sin olvidar que 2018 fue un año de baja IED nueva; es decir, cayó 30% con respecto al mismo trimestre de 2017.

Basado en las estadísticas que publica el Banco de México, Serrano muestra que la IED cayó 20% en los primeros tres meses del año, pero advierte que aún es muy pronto para determinar si su caída “será transitoria o tendrá mayor permanencia”.

El gobierno mexicano, indica el economista, debe tomar medidas para contrarrestar estas caídas, como la reactivación del aeropuerto de Texcoco, reanudar las asociaciones privadas de Pemex y cancelar la construcción de la refinería de Dos Bocas. Esta incertidumbre doméstica, junto con las amenazas arancelarias de Donald Trump podrían afectar los niveles de inversión local y extranjera.

La colaboración completa para el periódico El Financiero se publicó el 20 de junio de 2019 y puede consultarse en este Link.

Otras historias interesantes