Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Música 08 dic 2020

Wynton Marsalis is in da house!

Increíble, pero cierto: el celebrado trompetista de jazz, quizás el difusor más famoso y apasionado de este género en el mundo, ofrecerá al público mexicano un concierto virtual gratuito que podrá apreciarse desde el hogar, gracias al apoyo de la Beca de Arte BBVA.

El programa se antoja imperdible: una sabrosa e ilustrativa charla de media hora entre el célebre jazzista Wynton Marsalis y su colega Eugenio Elías, en la que el afro-americano revela con gracia detalles de su proceso creativo y de la composición de “The Democracy! Suite”. Después vendrá la interpretación de esta obra por parte de Marsalis y el Septeto de la Orquesta de Jazz at Lincoln Center. que dura una hora y consta de ocho movimientos. Ambas caras del espectáculo podrán disfrutarse desde la comodidad y seguridad del hogar el próximo jueves 10 de diciembre de 2020, a las 19:00 horas, haciendo clic en www.bbva.mx/marsalis

Por una cultura del jazz en México

Viejo conocido, discípulo y aliado del maestro Marsalis, Elías –músico argentino con largas raíces en México- es director artístico de DeQuinta Producciones, organización que se ha empeñado en difundir la cultura del jazz en México, motivo por el cual se ha hecho merecedora a la Beca de Arte BBVA en dos ediciones.

A la sociedad que esta promotora cimentó desde hace lustros con Jazz at Lincoln Center se debe el influyente ciclo de conciertos y clases magistrales ‘NY Jazz All Stars’, que desde su sede capitalina en El Cantoral, foro de clase mundial de la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), se ha vuelto un referente de goce y aprendizaje para melómanos, músicos y público en general. Comenta Elías: “Hemos puesto el acento en actividades educativas que provoquen una derrama de conocimiento y que tengan un impacto en la comunidad de músicos jóvenes que se están abriendo camino dentro del jazz.”

Gracias a la Beca de Arte BBVA, se podrá disfrutar del Septeto de la Orquesta de Jazz at Lincoln Center con Wynton Marsalis desde New York

La presentación del próximo 10 de diciembre iniciará con una conversación en inglés y subtitulada en español entre Marsalis y Elías, ambos trompetistas. En ella, el músico estadounidense -con sus característicos carisma, pasión y bonhomía-, se adentra con sencillez en la esencia del jazz, el espíritu del swing, las relaciones de la música sincopada con la democracia, y las particularidades de su proceso creativo. Es una suerte de webinar -amable, cálido y directo- sobre las maneras más disfrutables de aproximarse al jazz. Con simpatía, Marsalis muestra cómo lleva la música en el cuerpo.

BBVA México

Un septeto con nivel de ejecución superlativo

Conviene enfatizar que ésta será la primera vez que el público mexicano podrá escuchar con libre acceso “The Democracy! Suite”, una composición que Marsalis gestó en los últimos dos años, en un entorno de polarización, conflictos raciales y discusión política e ideológica en los Estados Unidos de América. “La obra muestra el optimismo propio del jazz y la necesidad de participación activa en una sociedad. Ilustra lo poco que se puede hacer por separado. Además, el septeto muestra un nivel de ejecución superlativo, que puede entenderse muy bien tras los largos meses de confinamiento por los que pasaron todos los músicos”, comenta el director artístico de DeQuinta Producciones.

Como artífice de Jazz at Lincoln Center, el maestro Marsalis se ha convertido, con plena justicia, en uno de los preservadores más vocales del lenguaje clásico del jazz. Sus actividades como compositor, músico, promotor y pedagogo lo han hecho merecedor de múltiples reconocimientos, entre ellos, el Premio Pulitzer a la Música por ‘Blood in the Fields’ y Grammys en diversas categorías.

En favor del lenguaje esencial del jazz

Nacido el 18 de octubre de 1961 en Nueva Orleans, la aproximación de Marsalis al jazz es la de un respetuoso defensor de la tradición. Este es el motivo por el que algunos críticos lo consideren purista y conservador. Otros, más benevolentes y comprensivos, lo llaman “neo-clasisista”.

En su libro ‘Jazz: Cómo la música puede cambiar tu vida’, el músico afro-americano deja clara su distancia frente a los últimos periodos en las trayectorias de vacas sagradas como Miles Davis y John Coltrane, a quienes acusa de perderse en el afán de éxito comercial, uno, y en el abstraccionismo, el otro. Implícitamente, tampoco concede su beneplácito al jazz de fusión de finales de los años 70, que no solo se contaminó de rock y otras influencias sonoras, sino que paradójicamente fue la puerta de acceso para que más de un joven melómano se adentrara en la rica tradición jazzística.

Contextualiza Elías: “Hay quien le cuestiona a Marsalis la concentración de su atención en el lenguaje esencial del jazz. Yo estoy completamente de acuerdo con él, porque el jazz muchas veces se usa como etiqueta. Se le pone jazz casi a cualquier cosa. Todo lo que sea improvisación para mucha gente es jazz y esto no es así.”

Y abunda: “En la medida en que el jazz es improvisado por todos los integrantes de un grupo, siempre es moderno, porque está creado en ese momento, nunca se repite, no fue tocado de esa manera con anterioridad, ni será tocado otra vez con ese discurso. No importa el estilo en el que se estén expresando los músicos, porque suena fresco y hecho en el momento y eso nunca será una pieza de museo.”

Algo es incuestionable: el entusiasmo y la elevada calidad artística de Marsalis lo hacen uno de los músicos en activo más relevantes y cautivadores en la escena mundial. Además, tiene la obsesión de reunirse con talento de excelencia. Es un convencido de su arte y su ‘approach’, con el que se luce en presentaciones en las que contagia el espíritu inmortal de una música más viva que nunca. Apunta en su libro citado: “Comprender el jazz, con su énfasis en la creatividad personal y su responsabilidad ante un colectivo, nos sirve para prepararnos y asumir esa integración global sin precedentes que vivimos en la actualidad.” Buen provecho.

Otras historias interesantes