Aunque pueda parecer contradictorio, en un mismo mes puede aumentar la cifra del paro registrado y que suba a la vez la afiliación a la Seguridad Social. Esta divergencia en los datos del mercado laboral suele darse, por ejemplo, en los meses de septiembre, y tiene su explicación.

Igual te interesa…

¿Qué miden la EPA y el paro registrado?

Es lógico pensar que si en un mes aumentan los afiliados a la Seguridad Social es porque personas desempleadas han encontrado un trabajo. En tal caso, la cifra del paro debería bajar, ¿verdad? En realidad, es posible que ambos indicadores crezcan al mismo tiempo; para comprenderlo es clave tener en cuenta la diferencia entre los conceptos de parado e inactivo y el componente estacional.

Causas de ambas subidas

El paro aumenta, en primer lugar, cuando personas que están ocupadas pierden su trabajo y pasan a inscribirse en los Servicios Públicos de Empleo Estatal (SEPE). En este caso, esas personas sí suponen bajas en la afiliación a la Seguridad Social.

Pero, por otro lado, las listas del paro también engrosan por otras circunstancias: cuando personas que antes no trabajaban ni buscaban empleo (inactivos) deciden registrarse en el paro en busca de una oportunidad laboral o cuando quienes antes estaban registrados deciden renovar la situación de desempleado. En estos supuestos, dichas personas no hacen descender el número de afiliados a la Seguridad Social.

En cuanto a la creación de empleo, la cifra de afiliación depende de quienes se dan de alta como cotizantes por razón de su trabajo, es decir, aumenta cuando hay personas que pasan a estar ocupadas, bien por cuenta ajena, o por cuenta propia (autónomos).

¿Por qué es habitual en ciertos meses?

Igual te interesa…

empleo, trabajo, industria, bbva, recurso

Los datos que nos ofrecen estos dos indicadores están influidos por el momento del año, por la estacionalidad, por tendencias a largo plazo que se repiten en ciertos periodos. Por ejemplo, en septiembre es frecuente que el paro aumente por el fin de muchos contratos de la temporada veraniega, pero también porque personas que no han renovado la condición de desempleados en las vacaciones de verano deciden hacerlo, pasando de ser inactivos a parados. Por otro lado, en la Seguridad Social una persona puede registrar varias afiliaciones y esto sucede especialmente en sectores con una estacionalidad marcada.

Precisamente para corregir esta influencia a la hora de analizar el tono del mercado laboral, se deben ‘desestacionalizar’ los datos, es decir, hacer una estimación en la que se corrija la influencia del momento del año, según la experiencia de los ejercicios anteriores. Es un indicador más fiable para medir la tendencia y para comparar meses consecutivos mediante variación porcentual, aunque es una construcción estadística.

Comunicación corporativa