Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

En junio continuó la normalización de la actividad y del empleo en Perú, según BBVA Research

BBVA-Peru-Research-pais-country-economia-vista-aerea

La actividad económica creció un 23,5% interanual en junio, una tasa que se mantiene elevada debido a la baja base de comparación, según BBVA Research. Cabe recordar que la comparación interanual se hace frente a un mes en el que se encontraban vigentes unas medidas estrictas de aislamiento para contener la propagación del coronavirus.

El análisis compara las cifras de PIB de 2021 con las de 2019 para evitar así la fuerte distorsión que genera la baja base de comparación interanual. Dicho análisis muestra que en junio de este año la actividad creció 1,1% y se impone como la segunda tasa positiva más alta en lo que va del año.

La situación es más positiva por el lado del PBI no  primario, que se expandió un 1,8%. Destaca el crecimiento de algunos servicios como los financieros y las telecomunicaciones o la construcción. Además, el importante crecimiento de la manufactura no primaria vinculada a la producción de materiales de construcción para atender la demanda del mercado local y externo.

Por otro lado, en un análisis en términos desestacionalizados, el INEI señala que la producción aumentó el 0,57% con respecto al mes previo (mayo: 3,41%; abril: -0,8%). Con el dato sectorial de junio, y de manera preliminar, la actividad económica habría crecido un 41,5% en el segundo trimestre en términos interanuales, mientras que en la comparación con el segundo trimestre de 2019 se habría dado un descenso del 1,0%.

El tono general, los indicadores disponibles para la segunda mitad del año sugieren una moderación de la actividad, en particular la relacionada al gasto de inversión.

Empleo

En el mercado laboral, el empleo sigue su recuperación. La Población Económicamente Activa a nivel nacional, el  número de puestos de trabajo formales (planillas electrónicas) y el empleo total en Lima  Metropolitana continúan acercándose a sus niveles pre pandemia. En la capital, la tasa de desempleo disminuyó al 9,4% en julio (aún por encima del 7% observado en febrero de 2020, previo a la crisis sanitaria) y la tasa de subempleo bajó al 48,1%.

En consecuencia, la masa salarial en la ciudad de Lima sigue en la senda de recuperación, aunque sin llegar aún a niveles pre crisis. Para asegurar que estas sendas de recuperación continúen en los próximos meses, será importante que las fuentes de incertidumbre para consumir, invertir y contratar se disipen.

En síntesis, la actividad siguió mostrando en junio una tasa de crecimiento interanual elevada, incluso ubicándose por encima del nivel que alcanzó en junio de 2019, y el empleo sigue también una senda de normalización, pero la debilidad de las confianzas de los agentes del sector privado probablemente afectará en adelante el gasto que estos realizan, moderando tanto la recuperación de la actividad como la del empleo.

Otras historias interesantes