Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Los ODS promueven la cultura para tener mejores ciudades y comunidades

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas incluyen por primera vez a la cultura como parte de su programa mundial. Destaca el Objetivo 11, que busca establecer ciudades y comunidades sostenibles en los que la cultura tenga un rol preponderante en el desarrollo y progreso de miles de personas.

Fue en septiembre de 2015 que la ONU estableció un programa de metas a desarrollar para los próximos 15 años (ODS), en los cuales las naciones habrían de llevar adelante programas de planificación que permitan alcanzar el 2030 en mejores condiciones que las actuales, y con unos niveles de inclusión, igualdad y progreso superiores a los actuales.

Por primera vez en toda su historia, estos objetivos contemplan la relevancia de la cultura como oportunidad de desarrollo para todos los pueblos del mundo, y en esa sintonía se encuentra la Fundación BBVA, con la convicción de que a más cultura y educación, mayores son las oportunidades de desarrollo para más peruanos.

El mismo propósito

El ODS 11 plantea el desarrollo de ciudades y comunidades sostenibles a partir de “los esfuerzos para proteger y salvaguardar el patrimonio cultural del mundo”. Además, de contribuir a respetar la convivencia en un ambiente de tolerancia e inclusión para todos los sectores que componen la sociedad.

Al respecto, hay que destacar que la Fundación BBVA desarrolla un trabajo en la recuperación y revalorización del patrimonio cultural a través del sostenimiento de casonas como el Museo de Arte Precolombino del Cusco – MAP Cusco, que funciona en lo que es la Casa Cabrera del centro histórico de la Ciudad Imperial. Precisamente en la Plazoleta de las Nazarenas, la arquitectura se compone de los cimientos de la ciudad inca y la imposición de las construcciones españolas de la colonia.

Otro ejemplo de este esfuerzo, se observa en la Casa de la Emancipación, llamada así precisamente por ser uno de los escenarios desde donde se proclamó la Independencia del Perú del dominio español en el siglo XIX. Actualmente, en esta sede se exponen las acuarelas coloniales de Martínez Compañón y la obra inmortal del poeta César Vallejo.

En Arequipa, la Casa Tristán del Pozo, exhibe una variada y valiosa pinacoteca que conserva obras del periodo del mestizaje colonial, así como la tradicional acuarela arequipeña de la época republicana del siglo pasado. Como se ve, por todo este esfuerzo, los lineamientos de la Fundación coinciden con los preceptos de la ONU.

La calle es su lugar

Por lo demás hay que agregar la participación de la Fundación en eventos como Art Lima Gallery Weekend, que contribuyen a fortalecer un espíritu de tolerancia e inclusión en el aprovechamiento del espacio público y acceso sin restricciones al arte y la cultura. Contribuyendo de este modo a las actividades que generan identidad y pertenencia a la comunidad, en este caso de los distritos más importantes de la ciudad de Lima.

Otras historias interesantes