Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

BBVA se une a ARBIO para proteger árboles milenarios de la Amazonía

BBVA se une a ARBIO para proteger árboles milenarios de la Amazonía

La tala indiscriminada está acabando con la Amazonía y sus milenarios árboles. Para contrarrestar esos efectos, BBVA se ha unido a ARBIO, una organización sin fines de lucro que protege más de 900 hectáreas de bosque virgen de Madre de Dios, especialmente al Shihuahuaco, un árbol que ofrece más de 1000 litros de agua diarios.

De acuerdo a cifras del Ministerio del Ambiente (MINAM), durante el 2020, la extensión de la deforestación en el país fue de 203,000 hectáreas. Esto equivale aproximadamente a entre 800 y 1000 estadios de fútbol. Por otro lado, una investigación realizada por el medio de comunicación “Ojo Público”, señala que la tala diaria del Shihuahuaco alcanza los 504 árboles, lo que demuestra que esta actividad ilegal continúa siendo un importante problema que se debe abordar desde diferentes frentes.

Una manera de hacerlo es a través de la implementación de acciones de conservación de bosques en los que participen tanto la sociedad civil como el sector privado. Una muestra de ello es la reciente alianza entre BBVA, su Fundación y la organización sin fines de lucro ARBIO, que tiene como propósito contribuir a la conservación de la biodiversidad amazónica.

Clientes podrán aportar a la conservación

Los clientes de BBVA podrán aportar a la consecución de este objetivo a través de sus Puntos BBVA o donaciones directas de dinero con las tarjetas de débito o crédito del banco. Se podrá hacer directamente desde el 'landing' de ARBIO en la web de BBVA.

Los usuarios podrán donar 10, 20 o 30 soles, dependiendo de la edad del árbol que se elija cuidar (el monto dependerá de la cantidad de años, mientras más antiguo el árbol, mayor monto). Así, las personas estarán contribuyendo a la conservación de estos milenarios árboles cuyas edades van desde los 100 hasta los 1300 años y que son el motor donde se inicia y produce el ciclo del agua, permitiendo que sea potable para las personas.

Para mayor información sobre la campaña, acceder aquí.

 

Aporte de la Fundación BBVA

Por su parte, la Fundación BBVA realizó una donación para asegurar la conservación de 120 hectáreas de bosque amazónico gestionadas por ARBIO para sensibilizar sobre la importancia de cuidar el ecosistema. Además, también contribuirá a la investigación científica y la educación participando en el inventario de los árboles existentes en la zona protegida.

Estos árboles no solo son vitales para el ecosistema amazónico, también son imprescindibles para el clima mundial ya que acumulan gran cantidad de carbono y cada uno de ellos bombea a la atmósfera más de mil litros de agua al día.

A raíz de ello, recientemente la Fundación BBVA y BBVA, han sido elegidos como ganadores del premio “Los Bóscares”. Este premio ha sido otorgado por la Asociación Mexicana Reforestamos a partir de una serie de investigaciones sobre las acciones que tienen las empresas privadas, en las que involucran al MINAM y a SERFOR quienes se encargan de hacer la evaluación.

Conservación de medio

ARBIO mantiene una estación de monitoreo en el bosque protegido y promueve la importancia de conservarlo entre las comunidades vecinas. Además, investigan los árboles para identificarlos y tenerlos inventariados. Al mantener óptimas las condiciones de los árboles, ayudan a conservar la salud del bosque. Asimismo, la organización registra las especies de flora y fauna existentes, las cuales conforman un ecosistema en el que los árboles constituyen una parte primordial para su desarrollo y supervivencia.

La amenaza sobre este espacio no solo es para la conservación de especies protegidas sino también para la preservación del medio ambiente, aún más cuando los árboles resultan fundamentales para contrarrestar los efectos del cambio climático.

El compromiso de BBVA con la sostenibilidad es una de las formas más claras de materializar su propósito y ayudar a sus clientes en la transición hacia un futuro más verde e inclusivo. Para el banco, se trata de asegurar las necesidades del presente sin comprometer las del futuro, sin renunciar a la protección del medioambiente, el crecimiento económico y el desarrollo social.