Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Educación financiera 18 oct 2015

¿Qué son las quitas de deudas?

Las quitas de deudas son acuerdos entre deudor y acreedores que intentan solucionar situaciones de impago. El acreedor renuncia al cobro de una parte de esa deuda a cambio de asegurarse el cobro del resto.

Básicamente una quita es un convenio que un deudor firma con uno o varios acreedores, a través de ese convenio el deudor se compromete a pagar una parte de su deuda al acreedor mientras el acreedor renuncia a su derecho sobre el resto. De esta manera el acreedor se asegura el cobro de una parte de la deuda, ante la incertidumbre de no cobrar nada.

Este procedimiento es muy habitual en el desarrollo de los concursos de acreedores de las sociedades mercantiles, de tal manera que la empresa que no puede hacer frente al pago de todas sus deudas negocia con sus acreedores un convenio en el que se establecen quitas sobre el total de la deuda y un calendario de pagos de las cantidades aceptadas.

No existe un criterio que determine el alcance de las quitas, dependerá de la situación del deudor, del alcance de la deuda y, como en todo acuerdo, del acuerdo entre las partes al respecto.

La ventaja que el acreedor puede obtener al renunciar a una parte de sus derechos puede ser el cobro inmediato de la cantidad acordada o, en otros casos en los que se acuerde un pago aplazado, que el deudor pueda empezar a realizar los pagos acordados y el acreedor comience a recuperar su dinero.

Evidentemente el deudor se beneficia al tener que responder de cantidades menores siempre desde el punto de vista de que la renuncia por parte de los acreedores se base en que éste pueda tener capacidad de devolución de las nuevas cantidades, algo que con las originales no sucedía.

Imagen | Pressfoto

Otras historias interesantes