Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Planeta> Cambio climático Act. 04 nov 2021

Carlos Torres Vila, en la COP26: “Aumentar la inversión en nuevas tecnologías es clave en la lucha contra el cambio climático”

BBVA-Retos_America_Latina_sostenibilidad-leyes-medioambiental-proteccion-planeta-compromiso-emisiones-cambio-climatico-cop26

El presidente de BBVA ha participado esta semana en la COP26 de Glasgow, donde ha reclamado compromisos concretos y acciones creíbles de todos, sector público y privado, para avanzar hacia la descarbonización del planeta. Carlos Torres Vila ha señalado la necesidad de “aumentar la inversión” en nuevas tecnologías no contaminantes, para hacer frente al cambio climático. Para que esto suceda, el capital privado, y en concreto los bancos, “juegan un papel crítico” en ayudar e involucrar a los clientes en su transición hacia un futuro más sostenible, con financiación y asesoramiento.

Avanzar hacia la descarbonización del planeta es un reto mayúsculo. Por ello, Carlos Torres Vila ha pedido que los gobiernos y el sector privado trabajen conjuntamente para que el objetivo de alcanzar cero emisiones netas en 2050 sea posible. Así lo ha dicho ante representantes de la industria financiera y las autoridades públicas en un panel virtual sobre ‘Acción climática en la banca’ organizado por la Comisión Europea. “Esta transformación masiva requiere inversiones de capital colosales”, ha dicho en referencia a los más de 150 billones de dólares (150 trillion, en inglés) que se estiman necesarios para el período 2020-2050, alrededor del 5% del PIB mundial.

Carlos Torres Vila ha señalado que el sector privado no podría liderar esta transformación sin compromisos ambiciosos y acciones concretas y creíbles de los gobiernos. En este sentido, considera que el sector público debe ser una fuerza impulsora para atraer capital privado e impulsar la innovación. Al respecto, ha citado la necesidad de establecer objetivos intermedios para frenar las emisiones en un 45% para 2030 y crear incentivos sólidos y adecuados para la inversión en tecnologías limpias.

Sobre el papel que puede jugar la banca en esta transición, Carlos Torres Vila ha mencionado además los datos y la tecnología como “herramientas poderosas” que permiten a las entidades el desarrollo de soluciones individualizadas para sus clientes.

Carlos Torres Vila, presidente de BBVA, en su participación en la COP26 de Glasgow - BBVA

Los objetivos de descarbonización de BBVA en nuevos sectores para 2030

Carlos Torres Vila ha destacado que “el cambio climático es un desafío pero también una gran oportunidad” para todos. Es por ello que “ayudar a nuestros clientes en la transición hacia un futuro sostenible es una de nuestras prioridades estratégicas desde 2018”. Por este motivo, en julio de 2021, BBVA promovió la sostenibilidad al más alto nivel de la organización, con la creación de un área global de sostenibilidad.

En esta línea, ha recordado que el banco se ha comprometido a canalizar 200.000 millones de euros en financiación sostenible hasta 2025. “Entre 2018 y septiembre de 2021, ya había movilizado 75.000 millones de euros, 8.000 millones de euros solo en el tercer trimestre de 2021”, ha apuntado.

Además, BBVA no solo ha establecido compromisos en materia de sostenibilidad a largo plazo, como el compromiso de ser neutros en emisiones de carbono para 2050, sino también ha fijado objetivos intermedios. Así, la entidad se comprometió en marzo de 2021 a eliminar la financiación a actividades relacionadas con el carbón para 2030 en los países desarrollados y para 2040 en el resto de los países en los que está presente. “Precisamente acabamos de anunciar nuestros objetivos intermedios para descarbonizar nuestra cartera en cuatro industrias intensivas en emisiones de CO2”.

Así, BBVA reducirá entre 2020 y 2030 la intensidad de carbono de su cartera crediticia en un 52% en generación eléctrica; un 46% en la fabricación de automóviles; un 23% en la producción del acero; y un 17% en la producción de cemento. El banco centrará nuestros esfuerzos en acompañar a nuestros clientes con financiación, asesoramiento y soluciones innovadoras en el esfuerzo conjunto de descarbonización, ha indicado.

La carrera hacia la descarbonización de los emergentes

Un día antes, el miércoles, el presidente de BBVA compartió un panel virtual con otros ejecutivos de banca en un foro organizado por McKinsey, también en el marco de la COP26.

Carlos Torres Vila alertó de que los gobiernos de los países en desarrollo se están quedando atrás en su camino hacia la descarbonización. En su opinión, debería ser todo lo contrario: las economías emergentes deberían estar entre las que lideran la carrera, ya que “son las más expuestas pero también las que más tienen que ganar”.

En primer lugar, porque sufrirán los efectos negativos del cambio climático mucho más que los países desarrollados y, en segundo lugar, porque tienen un enorme potencial para proyectos de energía renovable.

El mundo desarrollado debería ser más audaz en su apoyo financiero a los países en desarrollo, ha dicho. Por varios motivos: en primer lugar porque sin ellos, tendríamos que revisar “el presupuesto colectivo de carbono” para el planeta; en segundo lugar, no podríamos implementar efectivamente un mercado global de carbono; y, por último, no aprovecharíamos su potencial para desarrollar proyectos verdes”.

Para lograrlo, subrayó la labor que los países desarrollados pueden tener en la canalización de los fondos hacia las economías emergentes para ayudarles en esta transición.

Otras historias interesantes