Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Los bonos sociales de BBVA emitidos en 2020 han ayudado a más de 15.100 empresas a través de préstamos ICO en España

BBVA-bonos-sociales-sostenibilidad-finanzas-verdes

BBVA colocó 1.040 millones de euros a través de dos bonos sociales en 2020, cuyos fondos se han destinado mayoritariamente a ayudar a microempresas y empresas pequeñas mediante préstamos con garantía ICO, en el caso de España. En total, se han visto beneficiadas 15.175 empresas con un total de 207.628 empleados. Así se desprende del ‘Informe de seguimiento de los bonos verdes y sociales de BBVA 2020’. El informe destaca que, desde la publicación en 2018 del marco de emisión de bonos ligados a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), se ha evitado la emisión a la atmósfera de 2,3 millones de toneladas de CO2, a través de los proyectos financiados con los bonos verdes de BBVA en 12 países; cifra que equivale a las emisiones anuales de más de 912.000 automóviles.

A cierre de diciembre de 2020, el total de la cartera social elegible de BBVA ascendía a 2.268 millones de euros. El 60% de los préstamos identificados fueron originados en 2020 y un 21%, en 2019, mientras que el 19% restante fue originado en 2017 y 2018. El año pasado, BBVA realizó la primera emisión de un bono social COVID-19 de una entidad financiera en Europa, por importe de 1.000 millones de euros, y realizó una colocación privada social de 40 millones de euros. La mayoría de la cartera social corresponde a financiación a pymes (un 55%), salud (un 21%) e inclusión social (19%). El resto se reparte entre vivienda asequible, educación, inclusión económica y otros proyectos sociales.

Los fondos recibidos de las emisiones de los bonos sociales por importe de 1.040 millones de euros se han destinado mayoritariamente a la financiación de microempresas y empresas pequeñas a través de préstamos con garantía ICO, de los que se han beneficiado hasta 15.175 empresas y un total de 207.628 empleados. Esos 1.040 millones forman parte de los casi 20.000 millones de financiación con garantía ICO que ha concedido BBVA hasta el 31 de mayo. Por impacto social y territorial, el 83% del importe total se ha destinado a empresas que han sufrido un impacto fuerte o significativo por la COVID-19. Asimismo, el 69% se ha asignado a empresas ubicadas en zonas con un  potencial elevado de impacto social.

Fuerte crecimiento de la cartera de financiación verde elegible

En relación a los bonos verdes, a diciembre de 2020, la cartera total elegible verde del Grupo BBVA ascendía a 4.009 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 44% con respecto al cierre de 2019, y un 268% más frente al cierre de 2018. Un 40% de la cartera corresponde a financiación de proyectos de energía renovable, un 26%, a transporte sostenible, un 21%, a eficiencia energética y el resto a gestión de residuos (11%) y de aguas (2%).

Del total de esa cartera elegible se han financiado proyectos por valor de 3.063 millones de euros, con los que se ha evitado desde 2018 la emisión a la atmósfera de 2.306.475 de toneladas de CO2, lo que equivale a las emisiones anuales de 912.877 coches. Asimismo se ha tratado un volumen de agua de 19.105.070 metros cúbicos, equivalente al consumo anual de agua de 393.554 españoles, y se ha gestionado un volumen de residuos de 642.342 toneladas, que equivalen a los residuos anuales generados por más de 1,3 millones de españoles.

El 77% de los préstamos verdes identificados se han originado en los últimos dos años; el 72% del volumen corresponde a operaciones financiadas y el resto a operaciones que han experimentado alguna modificación en sus condiciones. Geográficamente, el grueso de la financiación verde se ha producido en España (60%), Francia (10%), Reino Unido e Irlanda (8%), Australia (7%) e Italia (6%).

BBVA se ha convertido en uno de los bancos más activos en la emisión de bonos verdes, desde la publicación de su marco para la emisión de bonos vinculados a los ODS en 2018. Tras su bono inaugural, en 2019 el banco emitió un segundo bono verde y el primer bono verde estructurado utilizando tecnología ‘blockchain’. En mayo de 2020, BBVA fue la primera entidad financiera privada en Europa en emitir un bono social relacionado con el COVID-19 y, dos meses más tarde, fue la primera entidad financiera en el mundo en emitir bonos perpetuos contingentemente convertibles (CoCos) con la consideración de bonos verdes por 1.000 millones de euros, con destino a financiar activos verdes elegibles en la cartera de BBVA.

En 2019 BBVA definió como una nueva prioridad estratégica "ayudar a los clientes en la transición hacia un futuro sostenible". En este contexto, la emisión de bonos verdes y sociales juega un papel fundamental en la consecución de los objetivos de BBVA. La originación sostenible permite acompañar a los clientes del banco en su transición hacia una economía baja en carbono, además de contribuir progresivamente al alineamiento de la actividad del banco con los objetivos del Acuerdo de París.

Otras historias interesantes