Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Los coches eléctricos tienen una nueva etiqueta: el mercado no se detiene

BBVA-nueva-etiqueta-coches-electricos-apertura-sostenibilidad-transporte-movilidad-desplazamiento-

El 20 de marzo entra en vigor un nuevo etiquetado para vehículos eléctricos y puntos de carga. La idea es que los usuarios conozcan de forma sencilla qué fuente de alimentación lleva su coche. En España hay más de 8.000 puntos accesibles al público. En el año 2030 deberían funcionar más de 300.000.

Cuestión de compatibilidad. Esa es la finalidad con la que a partir del 20 de marzo entrarán en vigor las nuevas etiquetas en coches eléctricos y puntos de carga para que al usuario le sea más fácil identificar su conector con la toma de corriente. A pesar de que aún faltan muchas estaciones de carga en Europa para que cumpla sus propósitos de descarbonización, el mercado de los vehículos eléctricos no se detiene.

Los vehículos híbridos enchufables y eléctricos y los puntos de recarga públicos tendrán a partir del día 20 de marzo de 2021 un nuevo etiquetado. De esta forma será más fácil para los usuarios saber cuáles son las características específicas de la fuente de alimentación de su vehículo, de la misma manera que ocurre con los automóviles alimentados por combustibles.

Esta medida es la respuesta a la norma europea EN 17186:2019 para la implantación de la infraestructura para combustibles alternativos, que fue aprobada el 24 de julio de 2019 mediante el el Real Decreto 639/2016, así que no es del todo nueva.

Cargador y tipo de vehículo eléctrico

Es solo una cuestión de compatibilidades: la del cargador del coche y la de la fuente de alimentación, aunque muchos usuarios no consideran la medida muy necesaria en estos momentos. Luis Mazmela es uno de ellos. Su vehículo es cien por cien eléctrico y lo utiliza para moverse entre Majadahonda (la localidad madrileña donde vive) y su centro de trabajo, situado en el centro de la ciudad de Madrid. Lo compró porque económicamente todo eran ventajas: subvenciones al entregar un coche de más de 10 años, ayuda adicional del concesionario para promocionar las ventas, ayudas económicas también para la instalación de un punto de carga en el garaje de su casa, estacionamiento gratuito en la calle.

“Yo cargo el coche en el aparcamiento de mi vivienda –explica Mazmela– y también en supermercados y centros comerciales que disponen de puntos de recarga, pero solo hay dos tipos de conexión, el enchufe tradicional de nuestra casa de toda la vida, con el que puedes cargar el vehículo pero que tarda muchas horas en hacerlo, y las tomas de corriente de alto voltaje, que son de carga rápida y que las puedes encontrar en la calle o instalar en casa. Yo aprovecho las tarifas nocturnas para cargarlo en mi plaza y apenas me ha cambiado el precio de la factura de la electricidad”.

BBVA

La financiación facilitada por el Banco Europeo de Inversiones contribuirá a aumentar la velocidad de la transición hacia una movilidad eléctrica en Europa y a cumplir con el objetivo de disponer de un millón de puntos de recarga en la UE para el año 2025, tal y como lo recoge el Pacto Verde Europeo elaborado por la Comisión.

Tanto Endesa como Iberdrola están acelerando el ritmo de puesta en marcha de puntos de recarga en España. No obstante, en la movilidad urbana estos puntos de recarga no son un problema. En cuanto a la larga distancia, los inconvenientes tienden a eliminarse gracias a la mayor autonomía de los vehículos y al aumento de los lugares de carga, que incluso están situados en los propios hoteles donde el usuario pernocta.

BBVA-nueva-etiqueta-coches-electricos-interior-1-medio-transporte-vehiculo-automoviles-sector-venta-contaminacion-desplazamiento-movilidad

Por eso, este usuario de coche eléctrico no ve demasiada utilidad de momento a este etiquetado, ya que las opciones de carga no son, por simplificar, más que dos. También existe el cargador ultrarrápido para coches como los Tesla, pero aún no está muy extendido en España.

Rafael Flores, otro usuario de este tipo de vehículos, aunque el suyo es híbrido, carga su coche directamente enchufándolo a la electricidad de su casa. “La marca de mi coche tiene un cargador específico, que no es estándar, por eso yo sí necesito un adaptador para cargarlo. Siempre que quiero cargar el coche en la calle tengo que llevarlo encima”.

Sin embargo, la finalidad de este nuevo etiquetado está en los diferentes conectores que hay a lo largo y ancho de Europa. “Esta decisión de utilizar etiquetas es un camino para que los propios fabricantes de automóviles eléctricos de todo el mundo se pongan de acuerdo. El mercado del coche eléctrico está subiendo muchísimo. España está aún retrasada en dar el salto, pero ya casi estamos en el nivel de los coches diésel”, explica Mariano Alarcón, profesor de Ingeniería Energética del Departamento de Electromagnetismo y Electrónica de la Universidad de Murcia. “Pero tenemos que darle tiempo a todo esto. Ocurre como cuando empezaron los móviles. Estoy seguro de que iremos a más. Es cierto que hoy hay algo más de 8.000 puntos de carga en toda España, pero es que hace dos años había 2.000”, comenta Alarcón.

Mientras Europa empieza a utilizar un nuevo etiquetado, sus objetivos de punto de recarga para descarbonizarse completamente van con paso firme. En España las infraestructuras de carga comenzaron a despegar en el año 2016, pero desde el año 2018 ha habido una mayor aceleración. España cuenta ahora con casi 9.000 cargadores, eso sí, todavía lejos de Francia, por ejemplo, que tiene unos 30.000 o de los más de 40.000 de Alemania. Sin embargo, en 2019 España se situaba en el sexto puesto en cuanto a número de puntos de carga en Europa.

 

BBVA-nueva-etiqueta-coches-electricos-interior-2-transporte-movilidad-desplazamiento-medio-cuidado-c02-emisiones

En España existen 8.455 puntos accesibles al público y en el año 2030 deberían funcionar un mínimo de 340.000. El objetivo de descarbonización de la Unión Europea supone tener 30 millones de coches eléctricos en sus carreteras para 2030. El parque europeo actual de cero emisiones es de unos 615.000 coches, según la Asociación Europea de Fabricantes de Automoción (ACEA).

En esta línea, el Gobierno va a impulsar un consorcio público-privado junto con Seat-Volkswagen e Iberdrola para montar en Barcelona la anunciada como primera fábrica de baterías para coches eléctricos en España. Los motores parece que empiezan a rugir. Parece que España, consciente de que la movilidad eléctrica es el futuro, quiere convertirse en un gran productor de baterías. Valencia se quedará con uno de los grandes proyectos del sur de Europa en fabricación de pilas para coches eléctricos. A través de una alianza de 23 empresas, entre las que se encuentra Ford e Iberdrola, Valencia acogerá una factoría gigantesca que creará 30.000 puestos de trabajo.

Si salimos de nuestras fronteras, China es el primer mercado de vehículos eléctricos. En 2019 se vendieron más unidades en ese país (1,2 millones) que en el resto del mundo junto (1,05 millones).

En América Latina, solo entre 2018 y 2019, las ventas de turismos eléctricos en aumentaron un 59%, con 5.642 unidades (entre puros e híbridos). México y Colombia lideran este segmento en la zona con 1.644 y 1.362 unidades matriculadas en 2019, respectivamente, muy por delante de República Dominicana (740), Chile (606), Costa Rica (513) y Brasil (604). Aún así, el parque móvil sigue siendo pequeño.

El mercado de los vehículos eléctricos no se para. Se mueve lentamente, pero parece que está destinado a seguir creciendo. Si las ventajas de estos vehículos son directamente proporcionales a su sostenibilidad y a su precio, no faltará mucho para que nuestras calles sean mucho más silenciosas y limpias.

Imagen de apertura: EFE

Otras historias interesantes