Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Adultos 26 jun 2017

¿Cómo ahorrar y disfrutar al mismo tiempo en vacaciones?

Las vacaciones están a la vuelta de la esquina y ahorrar mientras se disfrutan es completamente factible. Pero, para ello, va a ser preciso poner en marcha una buena estrategia.

Para empezar, lo primero que hay que tener en cuenta son las fechas. Siempre es más barato viajar cuando no lo hacen los demás, por lo que, si se puede elegir fechas distintas para las vacaciones, estás serán más baratas. Si en cambio no queda más remedio que tomar los días libres en temporada alta (para que coincidan con los hijos en edad escolar, con los de familiares, la pareja u otros motivos), existen otras opciones para hacer la vida mejor en verano.

Las fechas no son lo único con lo que se puede ir contracorriente. Por ejemplo, se puede optar por destinos de verano en invierno y viceversa. Muchas estaciones de esquí ofrecen muchas plazas de hotel y alternativas de senderismo en verano a un precio mucho mejor que en invierno. Del mismo modo,  los destinos de playa pueden ser mucho más asequibles en invierno.

Cómo ahorrar en las vacaciones

  • Una forma de ahorrar es buscar una alternativa más barata al destino. Muchas veces existen opciones igualmente interesantes a un precio más bajo que sus contrapartidas. Si se es capaz de flexibilizar un poco el destino del viaje y optar por uno parecido pero más barato, se podrá ahorrar teniendo una experiencia (cultural, de playa, deportiva, etc) similar.
  • Si ya se tiene elegido el destino, una forma interesante es pensar en la economía colaborativa. Muchos servicios surgidos de este tipo permiten ahorrar dinero.
  • Si se es austero, siempre existen alternativas de alojamiento más baratas que los hoteles tradicionales, como camping y hostels. Se pierde intimidad, pero aquellos que buscan sólo un lugar dónde dormir o viajan en grupo, pueden encontrar una alternativa barata.
  • También habría que informarse en internet sobre las atracciones que se piensa visitar y los lugares en los que se quiere comer. Webs como tripadvisor son extremadamente útiles para planear viajes ya que permiten viajar con un conocimiento local de los sitios, aunque también hay fórums muy útiles dedicados a viajeros.
  • No hay que olvidar los consejos habituales para ahorrar: evitar los sitios para turistas y comer donde los locales. Usar el transporte público; no es tanto esfuerzo conocer la red de metro o autobuses del destino, porque seguramente sólo se necesitará transitar por unas pocas líneas y con los smartphones no hay excusa para descargar las apps gratuitas antes de salir de viaje.
  • También es conveniente aprovechar lo gratuito. Existen museos y atracciones gratuitas, y no por ello de menor valor o interés que las de pago. Aprovechar las gratuitas así como eventos locales como conciertos o exposiciones temporales puede hacer unas vacaciones más interesantes y variadas sin incrementar el gasto. Con internet es muy fácil conocer qué va a suceder en el lugar de destino mientras se esté allí de visita.

Tener unas vacaciones interesantes y que ayuden a volver a la rutina con más fuerza sin arruinarse es algo posible, simplemente requiere más esfuerzo y tiempo que planificar unas vacaciones normales, y se puede hacer si uno se lo propone.

Otras historias interesantes