Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Teletrabajo, la modalidad del 'home office' se extiende en la Argentina

Ante la situación sanitaria actual, la gran mayoría de las población se encuentra trabajando desde sus hogares. Conocer cuál es la mejor forma de realizar el trabajo en remoto y aplicarla puede resultar elemental para lograr mayor productividad y eficiencia en las tareas.

La propagación del virus COVID-19 se convirtió en una preocupación a nivel mundial, ya que casi todos los países del mundo están sufriendo la propagación de esta pandemia.

En Argentina, el Gobierno nacional, en conjunto con las autoridades sanitarias, dispuso, mediante  el Decreto de Necesidad y Urgencia 297/2020 (DNU), un “aislamiento social, preventivo y obligatorio” desde el 20 hasta el 31 de marzo inclusive para ralentizar el contagio.

En este contexto, el Círculo de Directores de Comunicación de Argentina (DirComs) realizó una encuesta a 50 directores de comunicación de empresas públicas y privadas para conocer qué acciones estaban tomando ante la llegada del coronavirus al país.

En un panorama de incertidumbre y cambio continuo, el informe reveló datos interesantes acerca del trabajo remoto: la mayor parte de las organizaciones consultadas (el 82%) tienen políticas de ‘home office’ para sus colaboradores, lo que indica que la mayoría conoce qué es el teletrabajo y cómo desarrollarlo de la mejor manera posible.

¿Qué es y qué implica trabajar desde casa?

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) establece que el teletrabajo es la forma de organizar y realizar el trabajo a distancia mediante la utilización de las TICs (Tecnologías de la Información y Comunicación) en el domicilio del trabajador o en lugares ajenos al empleador. Estos son algunos de los aspectos que se deben conocer sobre esta modalidad de trabajo, que sin duda, tras esta crisis, se ampliará a muchos sectores. Puede sonar sencillo adoptar esta nueva metodología de trabajo, sin embargo, se requieren de ciertas habilidades como:

  • Conocimiento de las herramientas tecnológicas disponibles en cada compañía.
  • Trabajar en archivos compartidos y utilizar los canales corporativos para comunicarse con los equipos.
  • Comprender la cultura del ‘mail’ y no agotar el canal de comunicación.
  • Saber autogestionarse y tener disciplina.

¿Qué rol tomó BBVA ante esta situación?

BBVA en Argentina se adhirió a la campaña #YoMeQuedoEnCasa promoviendo el uso de los canales digitales para concientizar a sus clientes sobre las ventajas de operar de manera ágil y autogestionada sin moverse de sus hogares.

Se dispuso una línea de crédito de 2.000 millones de pesos con tasas del 20% para la adquisición de material de teletrabajo, destinada a micro, pequeñas y medianas empresas (MiPyMe).

Respecto a los colaboradores de la entidad, BBVA en Argentina logró adaptar rápida y eficazmente las medidas del Gobierno gracias a los protocolos establecidos en sus planes de continuidad y a su apuesta por el trabajo flexible, permitiendo asegurar la salud de la plantilla del banco y de los clientes mientras que se continúa ofreciendo el servicio con normalidad.

Actualmente el 90% de los colaboradores de áreas centrales están realizando sus tareas diarias a través de la modalidad de teletrabajo, ayudando tanto a su propio cuidado como al de sus familias.

Para apoyar las nuevas prácticas que se generan en torno a la modalidad de teletrabajo se creó un portal con materiales y recomendaciones. Entre las buenas prácticas, se destacan:

  • Identificar un nuevo espacio para trabajar en un lugar cómodo y tranquilo.
  • Planificar y organizar las tareas por prioridades.
  • Capacitarse en el uso de las herramientas colaborativas.
  • Definir horarios para reuniones virtuales y establecer tiempos de descansos.
  • Coordinar los trabajos con el equipo para asegurar los resultados.

Otras historias interesantes