Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Diseño 08 mar 2018

BBVA sigue avanzando en su transformación apoyada en el diseño

El ‘design thinking’ ya es una parte integral de BBVA y de la forma en la que el Grupo opera en sus distintas áreas de negocio.

La transformación de BBVA hacia una organización guiada por los principios del diseño ha ayudado a que el Grupo siempre ponga a los clientes y empleados en el centro de sus decisiones, desde los productos y servicios que se desarrollan, a las relacionadas con la tecnología que se emplea en el día a día. Más importante aún, la transformación se ha traducido en un cambio de enfoque radical en toda la organización.

BBVA cuenta con un equipo global de diseño formado por más de 200 profesionales y otros 1.000 ‘embajadores de diseño’ en toda la organización. Además, el Grupo emplea las metodologías ‘agile’, basadas en la organización del trabajo por ‘scrums’, para que las diferentes áreas del banco trabajen en el desarrollo de productos y servicios realmente globales y compartan las mejores prácticas en todas las geografías.

Para BBVA se trata de evolucionar hacia modelos ‘atomic design’, que utilizan grandes firmas tecnológicas como Google, Salesforce, Facebook, Microsoft e IBM. Estos modelos parten de los aspectos más básicos del diseño, como colores y tipografías, a partir de los cuales se crean elementos cada vez más complejos. Así, los campos de textos se convierten en botones, y estos en carruseles y a su vez, en ‘apps’ completas.

El uso del ‘atomic design’ ofrece un enfoque escalable y modular en el que todos los elementos son coherentes, fáciles de actualizar y reutilizables en toda la organización. Las empresas que optan por el ‘atomic design’ normalmente ganan entre un 20% y un 40% de tiempo en el lanzamiento de productos. Es muy común que las firmas de software tengan equipos de ‘atomic design’, no tanto en el caso de los bancos.

El primer paso de este cambio data de finales de 2014, cuando BBVA identificó la necesidad de adquirir capacidades de diseño de alto nivel como requisito para alcanzar sus objetivos de transformación digital. En abril de 2015, BBVA adquirió Spring Studio con el objetivo de construir estas capacidades e introducir el ‘design thinking’ en la organización de forma generalizada. Con el apoyo de Spring Studio, BBVA ha sido capaz de poner en marcha una serie de proyectos con gran potencial de negocio, como Tuyyo, una plataforma de transferencias de dinero móvil entre EE.UU. y México.

La empresa de San Francisco también ha proporcionado a la unidad de New Digital Businesses de BBVA un gran apoyo a través de la investigación en diseño y experiencia de usuario durante los tres últimos años, lo que ha permitido la puesta en marcha de seis proyectos. Además, Spring Studio ha sido clave para el desarrollo de algunos de servicios diferenciales de BBVA, como la funcionalidad Chatbot, un ejemplo de la experiencia ‘online’ bancaria de nueva generación, reforzada con el uso de la inteligencia artificial.

La afinidad natural de Spring Studio con BBVA y su estrategia de futuro se ha traducido en que muchas de las capacidades de Spring han acabado integradas en el Grupo. Por este motivo, es el momento adecuado para que las capacidades de diseño de Spring Studio y BBVA evolucionen hacia una nueva fase en su desarrollo. Para BBVA, esto significa seguir desarrollando sus capacidades de diseño de primer nivel sobre la base adquirida gracias a Spring Studio y a gran parte de su equipo que se incorporaron a BBVA para trabajar en los próximos pasos de la banca.

Para Bruce Randall y Sanjay Shamdasani, los fundadores de Spring Studio, después de tres años muy destacados en el banco, han decidido volver a sus raíces emprendedoras para iniciar un nuevo capítulo a sus carreras.

Para, Rob Brown, responsable global de Marketing, Diseño y Negocio Responsable, “la adquisición de Spring Studio nos ha puesto en el mapa (del diseño) y nos ha dado el ímpetu necesario para desarrollar nuestras propias capacidades de diseño internamente. El talento de ‘design thinking’ que identificamos en Spring forma ahora parte esencial de BBVA y ha sido el motor de un proceso de transformación extraordinario en la manera en que ofrecemos servicios bancarios y gestionamos un negocio global”.

Brown añadió que “ha llegado el momento de evolucionar la función de diseño con Spring de cara al futuro. Estamos agradecidos a Bruce y Sanjay, que han estado con nosotros durante tres años –mucho más de lo que la mayoría de CEOs de ‘startups’ de San Francisco habría estado. Y estamos enormemente agradecidos a todo el equipo de Spring Studio”.

Otras historias interesantes